Dolor pélvico en el embarazo

El dolor pélvico en el embarazo es una molestia muy común sobre todo durante el tercer trimestre y la mujer embarazada puede sentirlo de diferentes formas. El dolor pélvico puede aparecer en la zona del pubis o en la zona del sacro y esto es debido a que las dos mitades de la pelvis están conectadas por la parte delantera gracias a una articulación denominada sínfisis pública.



Esta articulación se vuelve móvil para preparar el canal del parto gracias a la hormona relaxina que es segregada por la placenta para dar movilidad a la pelvis y que el bebé pueda a travesar el canal. Cuando se produce dolor prolongado de la pelvis durante el embarazo se dice que hay una disfunción de la sínfisis púbica.

El dolor pélvico en el embarazo es tan común como el dolor de espalda o el dolor abdominal.

CONSEJOS

  • Utilizar un cinturón pélvico

    Para ayudar a estabilizar la cadera

  • Si tienes que permanecer de pie durante mucho tiempo

    Es aconsejable apoyar alternativamente cada pie sobre un objeto a pequeña altura para descargar la espalda.

  • Tomar el analgésico paracetamol

    siempre y cuando lo hayas consultado previamente con tu médico.

  • Siéntate apoyando la espalda recta sobre el respaldo

    Evitando cruzar una pierna sobre la otra, ya que dificulta la circulación. Al final del día, poner las piernas en alto puede ayudarte.

Posibles causas del Dolor pélvico en el embarazo

En la mayoría de casos, el dolor se produce por el propio embarazo en mujeres que no tienen lesiones previas. Tanto el dolor ocasional como la disfunción de sínfisis se producen por una combinación de causas, las más importantes son:

  • Causas hormonales: se liberan sustancias como la relaxina que relajan los ligamentos y articulaciones con el fin de facilitar el futuro parto

  • Causas mecánicas: existe una presión importante en toda la zona por el crecimiento del útero y el bebé.


En el caso de la disfunción de sínfisis se cree que existe una especial movilidad de los huesos en este punto, lo cual favorece el desarrollo de las molestias.

Por tanto, los huesos de la pelvis son más móviles en el embarazo y esto facilita que se produzcan todo tipo de molestias. Sin embargo, existe siempre un componente individual y es difícil saber por qué algunas mujeres tienen muchas más molestias que otras.
Advertencia
Antes de ingerir ningún tipo de medicación para calmar el dolor pélvico, consulta con tu médico.

Tratamientos para aliviar el Dolor pélvico

Los tratamientos más recomendados para aliviar y combatir el dolor pélvico durante el embarazo son los siguientes:

  • Realizar ejercicios dirigidos a mejorar la estabilidad de la pelvis y la espalda. La matrona te explicará los ejercicios adecuados.

  • Guardar reposo

  • Aplicar calor seco en la zona dolorida.

  • Cuando el dolor es intenso, tomar los analgésicos prescritos por el médico.

  • El tratamiento por parte de un fisioterapeuta puede resultar muy beneficioso.

  • Evita estar demasiado tiempo en la misma posición, ya sea sentada o de pie

aliviar el Dolor pélvico de forma natural

Remedios para aliviar el Dolor pélvico en el embarazo

Para aliviar las molestias del embarazo de forma natural los remedios más utilizados son aplicar calor seco para aliviar el dolor y en la mayoría de los casos guardar reposos y descansar. El cuerpo de la mujer durante el embarazo realiza un esfuerzo y un desgaste bastante importante por lo que a lo largo del día es recomendable hacer pequeños descansos en los que cambiar de posición y realizar ejercicios adaptados. Los tratamientos de fisioterapia también son muy recomendables para tratar el dolor pélvico.

Forgot your details?