El embarazo

Relaciones sexuales en el 2º trimestre de embarazo

Cuando llega el segundo trimestre del embarazo es el momento en el que la mujer se siente mejor. Es posible, por lo tanto, mantener relaciones sexuales en el segundo trimestre de embarazo si no existen complicaciones o prohibiciones médicas.

Relaciones sexuales en el segundo trimestre del embarazo

Nickolya

Hace unos días repasábamos si se podían mantener relaciones sexuales en el 1º trimestre, y ahora nos centramos en la siguiente fase.

Ya han pasado las náuseas y el malestar típico de las primeras semanas para dejar paso a los meses en que la embarazada tiene fuerza y energía para realizar muchas actividades.

Por ello, es probable que también tenga más ganas de practicar sexo con tu pareja, ya que su figura está abultada pero aún puede moverse con cierta soltura.

¿Se puede hacer el amor en el 2º trimestre de embarazo?

Es probable que una mujer en su segundo trimestre de gestación, vencido el malestar previo, tenga ganas de retomar las relaciones sexuales.

Además, es probable que sienta mayores ganas que incluso antes de quedarse embarazada, ya que se encuentra bien y las hormonas en el embarazo facilitan el deseo.

Por otra parte, está demostrado que, con la acumulación de la sangre en el vientre, se facilita el orgasmo femenino.

Por estas razones es completamente normal que las mujeres embarazadas quieran disfrutar también del placer en sus relaciones sexuales durante el segundo trimestre del embarazo.

Mientras el médico no haya recomendado lo contrario o no exista un riesgo de aborto, se puede hacer el amor en el segundo trimestre.

El deseo en esta etapa no suele ser un problema, ya que las futuras madres se encuentran en el momento del embarazo en que están más receptivas y pueden disfrutar del sexo.

Posturas para hacer el amor embarazadas

Pero no todas las posturas son igual de cómodas para las embarazadas y conforme vaya creciendo la tripa hay que ir adaptando las posturas para que no resulte doloroso y ambos puedan sentir placer.

Es importante que la pareja establezca una buena comunicación para tratar el tema de las relaciones sexuales e ir adaptándose conforme va evolucionando.

Al final, deben de sentirse a gusto los dos y disfrutar del mismo modo.

  • Las posturas que resultan más satisfactorias durante el sexo en embarazadas son las que el varón se pone tras la embarazada para que la tripa no se interponga entre ambos, tanto en posición acostada como poniéndose el hombre tras la mujer. La llamada “posición del perrito” es perfecta para que la mujer no tenga que realizar ningún tipo de esfuerzo.
  • Cuando la tripa de la embarazada aún no es muy abultada, puede sentarse en cuclillas sobre el hombre y ser ella quien realice los movimientos.

No todas las posturas son aptas para realizar durante el segundo trimestre del embarazo. La tripa va creciendo y no todos los movimientos son posibles.

  • Por lo tanto, la pareja debe de ir adaptándose a las nuevas condiciones, de modo que finalmente conseguirán la postura que sea más placentera para ambos
  • El columpio, es una postura en que la mujer está sobre el hombre pero dándole la espalda, es perfecta para que sea ella quien tenga mayor actividad pero la tripa no le dificulte los movimientos.
  • Las relaciones sexuales dentro del agua facilitarán la actividad, ya que el peso no se nota y será más cómodo para ambos.

Ya sabemos, por lo tanto, que no es peligroso hacer el amor en el 2 trimestre de embarazo, ya que la futura mamá se encuentra en perfectas condiciones.

Mientras ello no suponga un riesgo para el bebé, se potencian los lazos de confianza y relación entre los padres, así será más sencillo retomar el sexo una vez la madre haya dado a luz.

Descubre la posibilidad de tener sexo con tu pareja en cada una de las fases de la gestación:

Forgot your details?