Quedar embarazada

Anticonceptivo permanente: la vasectomía

Según el diccionario, la vasectomía o deferentectomía​ consiste en la sección y ligadura de los conductos deferentes. Como consecuencia, en poco tiempo el semen eyaculado no contiene espermatozoides. Esto, sin ir más lejos, no es más que una fórmula elegida por muchos hombres para que su pareja femenina no se quede embarazada, normalmente por no tener más hijos después de otros partos o por circunstancias adversas.

Si estás pensando en realizarte esta intervención, te aconsejamos primero acudir a un especialista para conocer a fondo todos los pros y los contras y así poder tomar una decisión acertada.

¿Cómo funciona la vasectomía en los hombres?

BlurryMe || Shutterstock

¿Qué es la vasectomía?

Focalizando más en profundidad en el concepto, la vasectomía es una cirugía meramente sencilla que la realiza un médico especializado en un hospital o clínica, de efecto permanente, y que usualmente no se puede revertir, por lo que se considera un método anticonceptivo permanente.

Se realiza para que los conductos de reducido tamaño que viajan por el escroto masculino que son los encargados de llevar esperma no puedan salir del cuerpo del hombre y provocar un embarazo en la pareja femenina.

Es una intervención muy rápida, con la que puedes regresar el mismo día a casa y evita la gestación femenina en casi un 100% de sus casos.



Actualmente existen dos tipos de vasectomía que se pueden realizar en hombres: el primero, con incisión y el segundo, que no requiere corte ninguno, es decir, el método no quirúrgico. Éste último reduce el riesgo de infección o posibles complicaciones y, además, tarda menos tiempo en cicatrizar y curarse para volver a hacer vida normalizada.

Ventajas y desventajas de la vasectomia masculina

Solo si estás realmente convencido de que no quieres que un embarazo forme parte de tu vida, este método es lo más acertado para ello. Cuando pasan cerca de 3 meses después de haber sido intervenido es cuando nos aseguramos al 100% que no vamos a provocar embarazos.

Esto es debido a que el semen dejará de contener esperma, pero no cambiará en absoluto nada más en tu vida. Tendrás la misma cantidad de semen que anteriormente, y la forma en la que se tiene un orgasmo o se eyacula sigue siendo la misma. Incluso, el sabor, textura y aspecto del semen seguirán siendo los mismos.

Las ventajas de la vasectomía en hombres son muchas, pero las más destacadas son que es una fórmula realmente eficaz para prevenir gestaciones, efectividad superior al 99% y es una forma que te va a servir para toda la vida. Tu pareja no tiene que preocuparse por adoptar otro método de prevención pues ya con la vasectomía podrás controlar los embarazos.

Características de la vasectomía

Jack Frog || Shutterstock

Por otro lado, la vasectomía cuenta con una serie de desventajas a tener en cuenta, de ahí que aconsejemos acudir primero a un médico que nos evalúe nuestro caso y así saber si es buena decisión para nosotros.

La vasectomía no nos va a ayudar contra las ETS, por ello es mejor hacerse pruebas y usar condón ante ello; otra contra de este método es que puede tener algunos riesgos como infecciones leves o dolor, sangrado o hematomas, que se van sin problema pasados unos días y con usos de medicamentos. Finalmente, también al ser permanente, debemos tener clara nuestra posición al hacérnosla. Si te cuestionas cómo se puede ser padres después de una vasectomía, existen diferentes alternativas.

Además de estas indicaciones, debes tener en cuenta que hay casos en los que se recomienda la vasectomía en hombres, como cuando forma parte de una planificación familiar, para controlar que no se está teniendo hijos sin control alguno y que luego no se pueda hacer cargo de los mismos. Otros casos pasan por control de la natalidad, mejora de la vida sexual o simplemente por precaución tras una toma de decisión fija.

Forgot your details?