Pruebas médicas

Cómo conseguir la mejor imagen de una ecografía 3D

La tecnología ha venido a ayudar a los futuros padres, así que ¡bienvenidos todos los avances que facilitan el seguimiento del desarrollo del bebé de una forma directa e inocua! Sin duda, la ecografía del embarazo es ya una práctica habitual que se realiza a todas las mujeres. Su versión en tres dimensiones es opcional, normalmente más para satisfacer el deseo de ver al bebé que por motivos médicos. Por eso, es importante saber en el embarazo cómo conseguir la mejor imagen de una ecografía 3D y garantizarnos el éxito.



La ecografía 3d

Nd3000 || Shutterstock

Hay varias circunstancias que confluyen facilitando que salga una imagen más nítida y completa del bebé en la ecografía 3d.

Pero, debéis saber que aun siguiéndolas a rajatabla puede que no se obtenga el resultado buscado. Lo habitual es que, dado el elevado precio de esta prueba, en caso de fallo se repita de forma gratuita. Por ello, te contamos con todo lujo de detalles cuánto cuesta una ecografía 3D, aunque siempre es preferible consultarlo en el centro que hayáis elegido.

Recomendaciones para hacer la ecografía 3D

Ya os adelantamos las tres claves para sacar el mejor partido a vuestra ecografía 3d: un buen equipo tecnológico, un buen especialista y la propia mujer. Respecto a las dos primeras, sólo deciros que es importante que os aseguréis del centro y el experto al que acudiréis. Como en todo, hay niveles de calidad y merece la pena intentar estar en mano de los mejores.

Para conseguir la mejor imagen de una ecografía 3D, una de las pruebas médicas del embarazo, es esencial que planifiquéis la cita consultando con vuestro ginecólogo. Las semanas más adecuadas para esta ecografía del embarazo son de la 26 a la 30 por estas razones:

  • La grasa del rostro del bebé ya es suficiente para que la imagen del su carita sea nítida.
  • El nivel del líquido amniótico es el suficiente, después irá bajando en proporción al tamaño del feto.

Además, a partir de la semana 32, los bebés tienden a pegar el rostro a la pared de la placenta o a taparse con las manos, lo que impedirá que se le vea bien. Una última apreciación, consulta a tu médico la posición de tu placenta. Si eres de “placenta anterior”, en la parte delantera del vientre, tu mejor momento para hacerte la ecografía 3d es cerca de la semana 28.

Pruebas prenatales

Africa Studio || Shutterstock

Consejos para hacer la ecografía 3D

¿Cómo conseguir la mejor imagen de una ecografía 3D? tal y como hemos comentado la embarazada y su bebé juegan un papel importante también en este tema. Seguir estas recomendaciones para hacer la ecografía 3D puede ser de gran ayuda. Implican una cierta planificación, pero te aseguramos que merece la pena:

  1. Intenta determinar el ritmo de sueño de tu bebé, las imágenes serán mejores si está despierto. Lo habitual es que se mueva menos cuando duerme. Si has comprobado que las pataditas son más frecuentes a una hora del día, concierta la cita en ese intervalo.
  2. Incrementa tu consumo de agua los días previos a la ecografía 3d. Suele ser una forma de que el líquido amniótico esté más fluido, lo que repercute en la nitidez del resultado.
  3. Toma algo de fruta justo antes de la prueba, preferiblemente rica en azúcares naturales como el plátano, los higos, los dátiles o las cerezas, por ejemplo. Suele ser útil para despertar y activar al bebé.
  4. Relájate y busca una postura en la que te sientas cómoda. Acude con tu persona de confianza y respira profundamente. Si ves que te pones nerviosa, habla con el médico para moverte o, incluso, levantarte y dar un pequeño paseo.

Al final, lo más importante es que se genere un ambiente de confianza y tranquilidad entre todos los que participáis en este importante momento de tu embarazo. Despejar tu mente de inquietudes es otra de las sugerencias que se hacen ante la pregunta de cómo conseguir la mejor imagen de una ecografía 3D. ¡No lo olvides!

Forgot your details?