La mamá

Cómo prevenir la hiperémesis gravídica durante el embarazo

Tradicionalmente, los vómitos y las náuseas se consideraban parte inevitable del embarazo y es estas molestias de la gestación son bastante incómodas. Pero, una cosa son las llamadas “náuseas matutinas”, aunque se den en cualquier momento del día, que padecen prácticamente todas las mujeres de la semana 6 a la 18 y otra los vómitos intensos durante los 9 meses. Estos últimos pueden llegar a afectar la salud de madre y del bebé, de ahí que sea importante saber cómo prevenir la hiperémesis gravídica durante el embarazo.

Prevenir las náuseas y vómitos en el embarazo

Lopolo || Shutterstock



La hiperémesis gravídica, por si no habías escuchado el término anteriormente, es una afección que implica náuseas y vómitos persistentes y excesivos, que pueden conducir a la deshidratación y malnutrición de la mujer y su bebé. El porcentaje de hiperémesis gravídica en el embarazo se sitúa en torno al 2-3% y sus causas no están claramente definidas.

Es muy importante seguir unas pautas que pueden reducir significativamente el riesgo de que sufras esta molestia en el embarazo y pueda trascender negativamente.

Consejos para evitar la hiperémesis gravídica

No te vamos a engañar, es difícil darte la fórmula perfecta de cómo evitar la hiperémesis gravídica. Entre otras razones, porque sería necesario saber exactamente que la provoca. Parece haber cierto consenso sobre algunos aspectos que influyen: sobrepeso, dieta rica en grasas, antecedentes familiares, factores psicológicos como el estrés y la ansiedad o altos niveles de hCG hormona gonadotropina coriónica.

Aún con las reservas que antes te hemos comentado, se ha comprobado que si hablamos de cómo prevenir la hiperémesis gravídica durante el embarazo, incorporar estos hábitos a tu vida da buenos resultados:

Cambios en la dieta:

  • Come menos cantidad pero más frecuentemente
  • Las comidas frías suelen tener un olor menos intenso, lo que favorece que haya menos náuseas. Cada mujer es distinta, pero si hay algún alimento cuyo aroma te molesta, evítalo
  • Abandona las comidas grasientas y picantes, incluso puedes seguir una dieta blanda
  • Mantente bien hidratada. Bebe mucha agua pero a tragos pequeños. Si quieres, añade un chorrito de limón o de zumo de fruta para no cansarte.
  • Si aún estás a tiempo, quédate en tu peso antes de embarazarte. Hay estudios que relacionan un alto nivel de estrógenos con la hiperémesis gravídica.

Existe medicación específica para esta enfermedad como los antihistamínicos, las vitamina B6, la metoclopramida, la fenotiazina o los antiácidos, pero siempre deben consumirse siguiendo el tratamiento de la hiperémesis gravídica en el embarazo y bajo prescripción médica. Acude a tu especialista si te notas muy débil o eres incapaz de retener nada en tu estómago. No te esperes a que vaya a más.

Evitar la hiperemesis gravidarum

Wavebreakmedia || Shutterstock

Cómo prevenir las náuseas y vómitos durante el embarazo

No sólo para quienes padecen hiperémesis gravídica en el embarazo, las náuseas no son agradables, ni estás obligada a sufrirlas como parte de tu embarazo. Incorpora estos cambios en tu estilo de vida y notarás una mejoría:

  • Insistimos en el tema de los olores, ya no sólo de la comida, si no del ambiente en general. Aléjate de los que te molesten. Y toma nota de los siguientes consejos para aliviar las náuseas durante el embarazo y encontrarte en perfectas condiciones.
  • Reduce y controla tus niveles de ansiedad. Sabemos que no es fácil pero busca técnicas de relajación que te funcionen: ver una película, pasear, hacer yoga…
  • Descansa si tu cuerpo te lo pide.
  • Utiliza ropa cómoda y suelta.
  • Haz algún deporte acorde con tu estado. Subirá tu nivel de endorfinas, y te sentirás mejor física y emocionalmente.
  • Hay mujeres que mejoran tomando unas galletitas saladas por la mañana o entre comidas.
  • Evita los locales cerrados y las luces brillantes, suelen propiciar el vómito.
  • No hagas movimientos bruscos, sobre todo al incorporarte.

No nos queda si no insistir en una idea, estar embarazada no implica que debas aguantar molestias y malestares innecesarios, los profesionales están para que les consultes siempre que te haga falta. Son quienes mejor te pueden indicar cómo prevenir la hiperémesis gravídica durante el embarazo.

Forgot your details?