Consejos prácticos para enseñar a masticar al bebé

Introducir alimentos sólidos en la dieta de tu bebé puede llegar a resultarte complicado. Muchos niños llegan a edad escolar sin saber masticar correctamente y para que esto no suceda es necesario llevar a cabo una serie de recomendaciones. Si te preguntas cómo enseñar a tu hijo a masticar, sigue leyendo, estas son todas las claves.

Oksana Kuzmina

¿Cuáles son los primeros alimentos para que el bebé aprenda a masticar?

El primer año de un bebé es fundamental en su desarrollo. La alimentación de un bebé durante este periodo de tiempo implica numerosos cambios. Necesitarás de paciencia y dedicación para lograr que tu pequeño se vaya adaptando progresivamente a las nuevas texturas, sabores y tipos de alimentos. Ten en cuenta que los bebés no desarrollan la capacidad de masticar hasta después de haber aprendido la habilidad que les permite agarrar cosas.


Un buen consejo para estimular la masticación de tu bebé es ir variando las texturas de los purés o papillas. Empieza a abandonar de manera gradual el uso de la batidora para empezar a triturar los alimentos con el tenedor. Evita los alimentos correosos que puedan hacerse bola. Es mejor la carne picada que un filete en trozos pequeños. Ofrece a tu hijo trozos de fruta pelada y sin pepitas. Por ejemplo, sandía, pera madura, melón, fresones, albaricoques, etc. Otra opción es dar a tu pequeño yogures con trozos de fruta.

Lo más adecuado es empezar a dar al bebé trocitos pequeños de comida variada. Elige alimentos como el jamón york, la pasta, el queso fresco, las verduras bien cocidas, etc. Estos son sus primeros alimentos para aprender a masticar desde edad temprana.

Cómo introducir comida en la dieta del bebé

asph || Shutterstock

Cómo enseñar a masticar a tu hijo

Tras las primeras papillas y comidas del bebé, debes conocer una serie de indicaciones y consejos para enseñar a masticar al bebé poco a poco y que aprenda comer como una adulto:

  1. Tú también puedes ser una buena maestra para enseñar a masticar al bebé. Ante todo, evita los cambios bruscos y las imposiciones. al igual que cuando enseñas al bebé a comer con cuchara. los momentos de tensión y desesperación no son nada recomendables. Empieza por ser comprensiva con tu hijo y desarrollar la paciencia. Piensa que tu pequeño aún no tiene entrenadas sus mandíbulas por lo que le costará empezar a masticar.
  2. A partir del año de edad, los bebés ya tienen cierta autonomía para comer. Permítele coger pequeños trozos de comida con la mano para que vaya experimentando nuevas sensaciones. Esto además le ayudará a estimular la motricidad de sus extremidades superiores.
  3. Uno de los consejos más prácticos para enseñar a masticar al bebé es que cuando tu hijo esté comiendo come tú también algo sólido de su plato y mueve la boca de manera exagerada. Los bebés aprenden por imitación, así que lo más seguro es que el niño intente hacer lo mismo que tú.
  4. Si tu hijo rechaza los alimentos sólidos. No te preocupes. Tal vez, no ha llegado su momento. No insistas ni fuerces a tu pequeño. Espera un par de semanas y vuelve a intentarlo. Otra manera de hacerlo es aprovechando la salida de sus primeros dientes. La mayoría de los bebés sienten una gran necesidad de morder cualquier cosa durante esta fase. Anímale a masticar con alimentos nuevos procurando que estos no sean demasiado grandes. Los atragantamientos pueden ser bastante molestos y peligrosos para tu hijo.
  5. No intentes enseñar a masticar a tu bebé antes de que su pediatra te lo recomiende. Aprovecha unos meses antes para triturar los purés, deshacer las galletas o el pan. De esta manera, el cambio será progresivo. La propia curiosidad del pequeño le hará desean comer alimentos sólidos.
  6. Recuerda que no todos los niños aprenden al mismo tiempo. Unos necesitan más entrenamiento que otros. Respeta siempre el ritmo de tu hijo y no te preocupes demasiado si otros niños en la guardería ya mastican. Esto solo te estresará sin motivo. Cuando menos te des cuenta tu bebé aprenderá a masticar sin problema, permitiendo a su organismo recibir nuevos alimentos y nutrientes. En el caso de que observes cualquier conducta extraña de tu hijo a la hora de comer coméntala con tu pediatra para salir de dudas.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
  • Velasco Manrique, Marta Vega. Alimentación complementaria guiada por el bebé: respetando sus ritmos y apoyando su aprendizaje. Universidad de Zaragoza, 2014. Disponible en línea: https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4847927.pdf

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account