Cubre lactancia ¿a favor o en contra?

Entre las prendas de ropa para la maternidad hay una que se ha puesto de moda. Estamos hablando del cubre lactancia. Una especie de pañuelo para dar el pecho y que cubre al bebé, así como los senos de la madre. Su aparición ha abierto un nuevo debate entre las madres en periodo de lactancia materna. ¿Se debe usar el cubre lactancia para dar de mamar a nuestro pequeño o no?


Fular para la lactancia materna

Alena Ozerova || Shutterstock

Cubre lactancia para dar el pecho ¿sí o no?

El cubre lactancia es una prenda que tapa al bebé y lo aísla del medio para su mejor concentración. Por otro lado, este pañuelo para amamantar al bebé también sirve para cubrir los pechos de la mujer mientras da de comer a su pequeño, especialmente en sitios públicos.

Usarlo o no, depende, por supuesto, de cada mujer. Amamantar al bebé es un momento muy íntimo y delicado. Por esta razón, requiere de tranquilidad tanto para la madre como para el bebé. Hay mujeres que se sienten más cómodas usando el fular de lactancia. Y otras que optan por no cubrir a su bebé ni aislarlo visualmente del entorno. Por lo tanto, esta es una elección muy personal de cada una de nosotras. Aún así, vamos a repasar los motivos de algunas mujeres para usar el cubre lactancia, así como los de aquellas que no prefieren hacerlo.

Razones por las que usar el cubre lactancia

A continuación te desvelamos cuáles son los motivos por lo que muchas mujeres apuestan por usar el cubre lactancia para dar el pecho:

  1. Como decíamos anteriormente, dar el pecho es un acto muy íntimo. Esto hace que sea perfectamente entendible que algunas mujeres no se sientan cómodas enseñando su pecho para dar de comer al pequeño.
  2. Por otro lado, hay niños que antes de cogerse al pecho juegan con el pezón, se paran durante la lactancia y comen a ratos, etc. Son situaciones que podrían incomodar a cualquier madre. En este sentido, el cubre lactancia es una solución perfecta. Porque una madre nerviosa dando el pecho no es muy recomendable tampoco para la propia comodidad del bebé.
  3. Asimismo, todas sabemos que hay bebés más inquietos o nerviosos que otros. Por esta razón, aislar al niño con el pañuelo mientras come es una buena manera de evitar distracciones.

Productos que te ayudarán en la etapa de la lactancia

Nina Buday || Shutterstock

Motivos por los que no usar el cubre lactancia

El hecho es que la lactancia materna en público debe llevarse con naturalidad, dar el pecho el bebé es uno de los actos más naturales que existen. Por ello, podemos señalar varias razones para no usar un pañuelo para la lactancia, presta especial atención:

  1. Uno de ellos es evitar un gasto innecesario. No necesitas un cubre lactancia para taparte mientras das el pecho. Cualquier otra prenda puede hacer esta misma función.
  2. Otra razón, es la de seguir concienciando a la sociedad de que el acto de dar de mamar a un bebé en público es del todo natural. Nadie tiene porqué sentirse incómodo y mucho menos la madre.
  3. Además, es un derecho que nadie puede echarnos en cara. No usar el cubre lactancia es una manera de dejar claro nuestro punto de vista contra esa parte del mundo que ve algo morboso en un acto tan maravilloso como es el dar el pecho a nuestro hijo.
  4. Finalmente, hay mujeres que no usan el cubre lactancia porque hace que sus pequeños se duerman y no se cojan al pecho. Hay pequeños que se relajan demasiado a la hora de comer. Si además los cubrimos podrían llegar a dormirse impidiendo cumplir con su toma como debería.

En definitiva, todas y cada una de nosotras podríamos encontrar una razón para utilizar o no el cubre lactancia. Al final nosotras decidimos. Lo más recomendable es que, hagamos lo que hagamos, siempre sea una decisión tomada en base a nuestras necesidades y a las de nuestro bebé. Pero nunca motivadas por lo que la sociedad crea que es mejor. Y tú ¿qué opinas? ¿Has usado el cubre lactancia? ¿Lo rechazas? Cuéntanos tu experiencia y comparte con nosotras el día a día de tu lactancia materna.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
  • Guía de Práctica Clínica sobre lactancia materna. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Vitoria-Gasteiz, 2017. Un registro bibliográfico de esta obra puede consultarse en el catálogo de la red Bibliotekak del Gobierno Vasco: http://www.bibliotekak.euskadi.eus/WebOpac
  • Método Madre Canguro. Guía Práctica. Departamento de Salud Reproductiva e Investigaciones Conexas, Organización Mundial de la Salud, Ginebra, 2004. Consultado en línea: http://albalactanciamaterna.org/wp-content/uploads/Guia-practica-metodo-canguro-oms.pdf
  • Waterson, Dr. A.J.R. (2015). La Biblia del cuidado de tu hijo. (Ana Guelbenzu de San Eustaquio; Pilar Alba Navarro; trad.). Barcelona, España: editorial Grijalbo. Edición actualizada. (Obra original publicada en 2009 en el Reino Unido por Carroll & Brown).
Licenciada en Periodismo y Comunicación, llevo más de 3 años trabajando y redactando sobre temas de maternidad. Me considero una persona organizada, creativa, perfeccionista y amiga de las palabras, por lo que escribir es mi pasión y el mundo de la maternidad y la comunicación mi devoción.

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account