Cambios en la madre

El tapón mucoso

¿Qué es el tapón mucoso?

Syda Productions || Shutterstock

¿Has oído hablar del tapón mucoso? Muchas embarazadas tienen dudas respecto al tema, pues no saben exactamente qué es, cuándo se forma, cuándo se expulsa, si su color es normal o no... Por eso en este artículo recogemos información sobre el tapón mucoso y te ayudamos a resolver tus preguntas.

¿Qué es el tapón mucoso?

El tapón mucoso es una barrera creada por secreciones mucosas del cuello uterino. Estas secreciones se acumulan en el cuello del útero, aislando y protegiendo al útero de la vagina para evitar que entren bacterias y se produzcan infecciones. El tapón mucoso se forma aproximadamente en la semana cinco de embarazo y no se desprende hasta que el momento del parto está cerca. Sigue leyendo y descubre las dudas más frecuentes sobre el tapón mucoso del embarazo y mucho más.

¿Cuándo se expulsa el tapón mucoso?

La duda más común respecto a este tema es saber cuándo se expulsa el tapón mucoso y si éste es un síntoma de parto. El tapón se expulsa porque el cuello del útero comienza a dilatarse y prepararse para el parto, pero esto no significa que el nacimiento del bebé vaya a ser inmediato. Si se trata de tu primer embarazo, lo habitual es que el parto no empiece hasta varios días después de la pérdida del tapón mucoso. En cambio, expulsar el tapón mucoso en un segundo embarazo o en los sucesivos sí que puede indicar que el parto va a comenzar en las próximas horas.

¿En qué semana se expulsa el tapón mucoso?

Syda Productions || Shutterstock



Por otra parte, el tapón mucoso se puede expulsar progresivamente, en varios días sucesivos y como si se tratara de flujo vaginal, o puede expulsarse de una sola vez. Si ya has perdido el tapón, trata de tener una higiene muy cuidadosa, para evitar posibles infecciones.

¿Cómo saber si se ha expulsado el tapón mucoso?

Algunas embarazadas no se dan cuenta de que han expulsado el tapón mucoso, porque puede suceder al ir al baño o en la ducha. Lo habitual, no obstante, es que se reconozca la pérdida del tapón mucoso porque se observe la presencia de flujo o de un coágulo gelatinoso.

El tapón mucoso suele ser denso y puede ser de color blanquecino, rosado, amarillento o incluso marrón. No te asustes, a veces también puede ir manchado ligeramente de sangre, pero es consecuencia de que al desprenderse puede romper capilares del cuello interno.

 

Forgot your details?