Parto

¿En qué consiste el parto velado?

Parto con el velo veneciano, venir al mundo con camiseta o con manto. En inglés, la expresión que se usa es en caul birth… Todas estas fórmulas aluden al mismo hecho. Si tu eres de las que aún desconoce ¿en qué consiste el parto velado? no te pierdas las siguientes líneas. Porque desciframos este enigma y te contamos todo lo relacionado con las curiosidades y características del parto velado.

Parto enmantillado

Syda Productions || Shutterstock

Aunque te parezca increíble, hay bebés que nacen sin romper la bolsa del líquido amniótico. Esta es, sencillamente, la explicación de a qué se denomina parto velado. Antes de entrar en más detalles te adelantamos que, aunque poco frecuente, es una situación que se puede dar de forma natural. Eso sí, ha originado todo un entorno de misticismo y leyendas populares, claro está, sin ninguna base médica o científica, pero que también es interesante que conozcas. Este es otro de los grandes desconocidos cómo el parto loto, a diferencia del parto natural o con epidural.

Definición del parto velado

Antes ya te hemos mostrado algunas de las expresiones que responden a cómo se llama cuando el bebé nace sin romper la bolsa. Otras más son: nacer enmantillado, nacer con toquilla o con el manto de la Virgen, esta última relacionada con ese carácter religioso que ha intentado durante siglos explicar cualquier fenómeno que se saliese de lo habitual.

Efectivamente, no se puede negar que su excepcionalidad: se calcula que sólo uno de cada 80.000 nacimientos tras el embarazo se produce manteniendo intacta la membrana amniótica, más frecuentemente en los vaginales que en las cesáreas. Tan raro que basta pensar que romper aguas se considera una de las primeras señales de que empieza el parto.



En estos tiempos de internet y de grabación de todo lo que sucede, puedes encontrar fácilmente imágenes que te muestran claramente cómo es un parto velado. ¡Realmente son impactantes! Una curiosidad de la naturaleza que sorprende incluso a los profesionales que tienen la suerte de vivir en directo uno de estos nacimientos. Y es que, pese a los avances tecnológicos actuales, no deja de impresionar. Es como estar dentro del útero, tener acceso directo al interior de la madre, testigos directos de esa situación única.

No es extraño que en el pasado o en pueblos menos desarrollados se haya investido a estos niños de un halo mágico dado que conservan las funciones del líquido amniótico durante un mayor tiempo. Pero, curiosamente de carácter positivo. No como ha ocurrido con otras supersticiones que estigmatizaban a sus protagonistas. Aquí, se habla de bebés con una especial protección espiritual, con poderes extraordinarios o que tendrían fortuna durante toda su vida.

Concepto de parto velado

Syda Productions || Shutterstock

Características del parto velado

Esta situación en la que el recién nacido está fuera del útero pero se mantiene dentro del saco amniótico, con todo el líquido amniótico rodeándole, se produce de forma totalmente espontánea. Sin embargo, por los efectos positivos que según algunos estudios recientes podría tener en los bebés prematuros, se piensa en la posibilidad de practicarla en algunas extracciones controladas.

Parece tener todo el sentido. Los pequeños que nacen antes de tiempo podrían sufrir menos riesgo de traumatismo por manipulación obstetricia, ya que están protegidos por el líquido durante este proceso. Además, al romper de forma controlada la bolsa, la adaptación a la respiración externa es más progresiva, menos agresiva. Parece, incluso, que hay un reflejo positivo en la puntuación de Apgar, con un menor daño neurológico, reducción de la necesidad de aplicar medidas de reanimación y… ¡menos tiempo de ingreso hospitalario!

Aún es pronto para que la ciencia sea unánime a este respecto. Pero puede que, si un día todas estas consecuencias positivas se confirman categóricamente, al explicar ¿en qué consiste el parto velado? tengamos que rendirnos a esa mitología popular que les atribuye a estos nacimientos un componente de magia, de ser niños portadores de buena suerte.

Forgot your details?