Lactancia materna

¿En qué consisten las perlas de leche de la lactancia materna?

La lactancia materna, al igual que el embarazo trae consigo todo un mundo por descubrir. Sobre todo, si eres primeriza. Las perlas de leche o puntos blancos son una complicación que puede darse durante el amamantamiento. Es importante que conozcas esta alteración de los senos, ya que suele producirse antes de una mastitis u obstrucción.

¿Qué son las perlas en el pezón?

Joana Lopes || Shutterstock

¿Por qué se producen los puntos blancos?

A simple vista, las perlas de leche son como puntos blancos o ampollas. Las perlas de leche suelen secarse, crear costra y desprenderse. Sin embargo, este es un problema de la lactancia bastante habitual hay que prestarles atención porque pueden ser un síntoma de un problema mayor como por ejemplo una infección como por ejemplo, la mastitis.

Los puntos blancos en los senos se producen por dos motivos.

  • Bien por la propia succión del bebé al mamar y se denominan perlas por tracción.
  • Pero también pueden estar indicándonos que hay líquido retenido en los conductos mamarios.

Por lo general, la leche queda retenida detrás del poro del pezón con una cantidad variable de células muertas y calcio que taponan la salida del conducto. Los síntomas de las perlas de leche en el seno son dolor agudo, molesto y puede producir quemazón. Una molestia que también se puede irradiar hasta la espalda.

Cómo tratar de forma natural las perlas de leche

Antes de nada es importante saber qué tipo de perlas de leche son las que están presentes en tus senos. Lo que jamás debes hacer es pincharlas o tratar de drenarlas por ti misma. Podrías empeorar considerablemente la situación.



Lo recomendable es acudir al especialista para que te indique cuál es el motivo, el tipo de punto blanco y cómo debes tratarlo. En el caso de las perlas por tracción lo mejor que puedes hacer es esperar. Por lo general, estos puntos de leche suelen desaparecer por sí solos. Esto podría llevar un periodo de tiempo de 2 a 4 semanas.

Estos son algunos remedios naturales para combatir las perlas de leche o puntos blancos que puedes poner en práctica son:

  • Masajear suavemente el seno, aplicando presión detrás del pezón para ayudar a la eliminación del punto de leche. Puedes hacerlo antes y después de cada toma.
  • Si te duele mucho es recomendable sumergir los pechos en agua templada. A continuación, seca tu pecho con una toalla sin restregarlo muy fuerte.
  • Deja de usar sujetador por unos días o utiliza un sujetador de lactancia sin aros para mejorar la circulación de los senos.
  • Evita los productos lácteos, el azúcar y las grasas.
  • Toma lecitina de soja y aumenta el consumo de vitamina C y D para potenciar el sistema inmune. La teoría es que la lecitina aumenta la cantidad de ácidos grasos poliinsaturados en la leche materna. Este remedio, a su vez, puede ayudar a destapar un conducto de leche bloqueada y también evitar que ocurran de nuevo.
¿Cuándo terminar de dar el pecho?

DONOT6_STUDIO || Shutterstock

Tratamientos para combatir las perlas de leche

Si la perla de leche es de origen bacteriano no dudes en acudir al médico. El tratamiento de las perlas de leche en este caso necesita de su vaciado y extracción, así como de la prescripción de algún medicamento.

Si tras pinchar la perla se evidencia que lo que vemos es el inicio de algo mayor, lo indicado es hacer un cultivo de la leche materna y tratar a la paciente de manera adecuada con probióticos o combinando éstos con antibióticos adecuados. La forma de curar estas perlas de leche es devolver el equilibrio microbiano a la mama, reduciendo la inflamación de los conductos mamarios y eliminando la obstrucción.

Por desgracia, no podemos decirte que éste sea un proceso agradable, ya que suele causar bastantes molestias. Recuerda que los pechos son una de nuestras partes más sensibles. Confía en los médicos y en sus recomendaciones.

Forgot your details?