El embarazo

Las causas de la endometriosis en el embarazo

En otras ocasiones hemos tratado ciertas complicaciones del embarazo o afecciones que se pueden dar durante el embarazo o que pueden surgir debido a la gestación. Por eso, hoy queremos hablar de una enfermedad que afecta muy a menudo a la mujer embarazada, ya que hay cierto desconocimiento por parte de muchas mujeres de esta enfermedad. Así es la endometriosis en el embarazo.

Motivos por los que se produce la endometriosis en la embarazada

Syda Productions || Shutterstock

¿Cómo se trata de la endometriosis? ¿Qué es la endometriosis? Pues bien, la endometriosis se trata de una afección ginecológica muy frecuente entre las mujeres que consiste en que el tejido endometrial se encuentra fuera de la cavidad uterina, en lugar de en el interior, que es donde le correspondería estar.

Esta afección tiene cuatro estadios, que dependen en todo momento de la severidad que tenga la enfermedad en cada persona:

  • Endometriosis mínima
  • Endometriosis leve
    Endometriosis moderada
  • Endometriosis severa

Ya que es tan común esta afección, queremos profundizar más en ella en este artículo para que estéis bien informadas de todo lo que conlleva.

¿Por qué se produce la endometriosis en la mujer embarazada?

La endometriosis en mujeres embarazadas suele darse principalmente por causa genética. Es decir, si una mujer tiene antecedentes en la familia de haber sufrido esta enfermedad, será muy probable que la mujer la padezca durante el embarazo.

Otra de las conocidas causas que dan lugar a padecer endometriosis en la mujer embarazada se trata de una deficiencia de carácter inmunológico. Es decir, se puede dar que sea el propio organismo el que ataque a las células y dé lugar a esta incómoda afección.



Señales de endometriosis en el embarazo

Syda Productions || Shutterstock

Asimismo, otra de las principales causas de endometriosis en la embarazada es el desplazamiento de fragmentos del revestimiento uterino hacia las trompas de falopio, provocando que permanezcan en los ovarios y no se expulsen. En general, en este sentido en concreto, se entiende que la endometriosis se da cuando la mujer no consigue expulsar en su totalidad los flujos menstruales.

Síntomas de endometriosis en la embarazada

Aunque la endometriosis es menos dolorosa, normalmente, en mujeres embarazadas, existe una serie de síntomas comunes que exponemos a continuación:

  • Dolor pélvico intenso.
  • Dolor intestinal fuerte y constante.
  • Sentirse débil.
  • Notar náuseas continuamente.
  • Sentirse mareada con frecuencia.
  • Notar una sensación de fatiga casi continua.

Estos son los síntomas comunes más frecuentes que se pueden notar y que pueden ayudar a identificar esta enfermedad. Pero para una mayor seguridad se recomienda acudir al médico, ya que se pueden realizar diferentes pruebas para confirmar esta afección.

La prueba principal que se realiza consiste en extraer un trozo del tejido para analizarlo. Por otro lado, también están la opciones de la ecografía o la resonancia.

 

Cómo tratar la endometriosis estando embarazada

Cuando una mujer embarazada padece endometriosis la primera medida que se toma es siempre pensando en reducir los dolores que esta afección produce, ya que es el síntoma más molesto. También hay que decir que si una mujer padece esta enfermedad durante el embarazo, es muy probable que la padezca también tras tener el bebé.

Esta enfermedad durante el embarazo hace los meses de la gestación formen parte de un proceso muy peligroso, llegando a sufrir riesgo de aborto espontáneo, parto por cesárea, hemorragia prenatal, preeclamsia, etc. Si quieres conocer más datos sobre la endometriosis y su tratamiento haz clic aquí e infórmate.

Asimismo, debemos aclarar que no existe un tratamiento como tal para acabar con esta afección durante el embarazo. Lo que sí existe es una intervención quirúrgica que se realiza para reducir los síntomas y para evitar nódulos, parches y quistes. Es decir, para evitar todo lo malo que produce esta afección en la medida de la posible.

Esta cirugía no es demasiado invasiva y se denomina laparoscópica. Esta intervención consiste en introducir un telescopio delgadísimo que lleva una luz mediante una incisión en el ombligo.

Forgot your details?