El recién nacido

Las enfermedades congénitas más comunes en el recién nacido

Sabemos que es inevitable que haya momentos tras el embarazo en los que te vengan a la cabeza temores sobre la salud de tu bebé. No debes dejar que sea un pensamiento que te domine, sólo te producirá estrés y ansiedad. Aun así, si te recomendamos tener conocimiento de temas como las enfermedades congénitas más comunes en el recién nacido.



tipos de malformaciones congénitas en el recién nacido

DeymosHR || Shutterstock

En España el porcentaje de malformaciones congénitas del recién nacido se calcula que afecta a unos 10 de cada 1.000 nacimientos. La mayor parte de los cerca de 4.000 tipos malformaciones congénitas del bebé no revisten gravedad , sólo menos del 2% tendrán problemas en su desarrollo. Hagamos un repaso de las variantes de estas enfermedades en el recién nacido.

Tipos de malformaciones congénitas recién nacidos

Leer sobre los cuidados del bebé más básicos y las enfermedades que pueden afectarle es imprescindible para tratar estas enfermedades. Antes de nada, debes saber que gracias a la detección precoz muchas de estas enfermedades congénitas en el recién nacido se tratan rápidamente, lo que mejora los diagnósticos. Básicamente podemos diferencias dos clases de enfermedades congénitas en el bebé:

  1. Anomalías congénitas estructurales, que suponen alteraciones morfológicas. Muchas son menores (cuello corto, angiomas pequeños, dedos pegados), pero también las hay mayores como la hidrocefalia, la espina bífida, la fisura palatina o las enfermedades cardiacas congénitas del recién nacido.
  2. Anomalías congénitas funcionales, las que interrumpen algún proceso biológico. Normalmente son de naturaleza metabólica, hematológica o afectan al sistema inmune. Entre este tipo de malformaciones congénitas más comunes en el recién nacido destacan el hipotiroidismo congénito, la discapacidad intelectual, el tono muscular disminuido o la ceguera y la sordera.
Lista de enfermedades congénitas más frecuentes en el recién nacido

Konstantin Aksenov || Shutterstock

Malformaciones congénitas más comunes en el recién nacido

A continuación, te explicamos cuáles son las enfermedades congénitas del recién nacido más frecuentes, independientemente de su gravedad:

  • El labio leporino o fisura palatina que consisten en una apertura o división bien en el labio o en el paladar. Se corrige con cirugía.
  • Parálisis cerebral, imposible de detectar previamente. El niño tiene problemas para controlar el movimiento muscular.
  • Pie deforme, que aglutina distintas malformaciones en pies y tobillos, ya sea en huesos, músculos, vasos sanguíneos o articulaciones. Su nivel de gravedad varía mucho de unos casos a otros.
  • Displasia de la cadera, cuando la cabeza del fémur no se aloja correctamente en la pelvis. Curiosamente más frecuente en niñas.
  • Hipotiroidismo congénito, implica un incorrecto desarrollo o ausencia de la glándula tiroides. Imprescindible que se diagnostique y se ponga tratamiento en las primeras semanas de vida del bebé.
  • Defectos del tubo neural. Los dos principales son la espina bífida (columna vertebral que no cubre la médula espinal) y la anencefalia (falta de partes del cerebro).
  • El conjunto de enfermedades cardiacas congénitas del recién nacido, que dada su variedad se clasifican en cortocircuitos izquierda derecha, lesiones obstructivas y cardiopatías congénitas cianóticas.
  • Las malformaciones congénitas digestivas recién nacido principales son la atresia esofágica, la atresia biliar y la atresia anal, el desarrollo incompleto o ausencia del esófago, los conductos de la bilis o el ano, respectivamente. También se incluyen en este grupo la estenosis pilórica, la enfermedad de Hirschsprung, la hernia de diafragma, la gastrosquisis y el onfalocele.

En las malformaciones congénitas del recién nacido la causas son de diferente naturaleza, desde la exposición a sustancias contaminantes o la toma de medicamentos, a factores de riesgo como la edad o la herencia genética.

Es un tema difícil de determinar porque en muchos casos ninguno de los padres presenta factores de riesgo, ni nada durante el embarazo puede hacer pensar en este tipo de complicaciones. Sin embargo, la reducción de la incidencia de las enfermedades congénitas más comunes en el recién nacido ha sido notable en los últimos años, con medidas de prevención y diagnóstico precoz. Seguir las indicaciones de los especialistas es esencial para evitar muchos de estos supuestos.

Forgot your details?