Lactancia materna

Maneras indispensables para controlar las tomas del bebé

La leche materna es el alimento ideal y el mejor que se le puede ofrecer a un recién nacido en sus primeros meses de vida. Un alimento que contiene todos los nutrientes esenciales para que el bebé se desarrolle óptimamente y crezca de la forma correcta. Sin embargo a diferencia del biberón, es más complicado controlar las tomas del bebé mediante la leche materna.

Además, tras el embarazo la leche materna para el neonato tiene también efectos positivos en su salud, porque con su ingesta se reduce el riesgo de padecer infecciones como otitis, meningitis, gastroenteritis, infecciones urinarias, entre otras, y lo protege del síndrome de la muerte súbita, del linfoma, de enfermedades alérgicas e inmunológicas, además de muchas más causas.

Formas de apuntar las tomas del bebé

HTeam || Shutterstock



Por ello, la lactancia materna es uno de los temas fundamentales que toda madre o futura madre debe tener como prioridad, realizarlo con paciencia, ganas, ilusión y, sobre todo, llevando un control de las tomas que el bebé realiza a diario para saber si se está alimentando correctamente. Si quieres saber cómo apuntar las tomas del bebé y qué datos son relevantes para saber si todo va bien, sigue leyendo.

Cómo llevar un registro de las tomas del bebé

La lactancia materna, además, actúa favorablemente en el organismo de la mujer, pues es beneficioso porque ayuda a reducir el cáncer de mama y de ovarios premenipáusico, favorece la contracción uterina y disminuye el riesgo de hemorragia posparto. Por ello, toda mujer que tenga un bebé está capacitada para dar el pecho, además de poseer los beneficios comentados para ella y su hijo. Descubre cómo hacer un buen seguimiento de las tomas de leche del bebé a continuación:

Uno de los consejos para llevar una lactancia materna eficaz es el control de la lactancia materna es uno de los temas que más se deben tratar en los primeros meses de vida del primogénito, pues sabiendo cómo controlar las tomas del bebé conseguiremos una alimentación idónea y regular de lo que debe ser para su desarrollo y crecimiento saludables.

¿Cuándo terminar de dar el pecho?

DONOT6_STUDIO || Shutterstock

Antes de nada, tenemos que tener en cuenta que los hábitos diarios de un recién nacido son completamente diferentes a los de las personas adultas. Sus rutinas de sueño y alimentación son completamente impredecibles, llegando a confundir el día y la noche. Esto no es malo, para nada. No debes oponerte a ese ritmo “normal” de los bebés, tienes que aprender a reconocerlo y a adaptarte, encaminándolo poco a poco hacia un horario más regular. Esto irá cambiando a medida que van pasando los meses de vida y el bebé vaya creciendo y estando más activo.

  1. Para llevar un control de las tomas del bebé, debemos llevar un horario sabiendo este “descontrol” de rutinas del recién nacido. Apuntar las tomas del bebé y las veces que duerme al día y defeca, así como cuando se realiza el baño diario o las veces que sale a pasear para conectar con el mundo exterior.
  2. Además, debemos tener en cuenta que, en cada toma, la ingesta de leche materna puede variar. Podemos también ir anotando el tiempo que ha estado mamando y el tiempo transcurrido desde la última toma, añade las veces que le damos el pecho al día, la cantidad de leche que puede haber bebido, así como el tiempo que ha tardado en realizar la toma o de que pecho se lo hemos dado, para así también poder ir alternando si fuese preciso.
  3. Una de las maneras indispensables para controlar las tomas del bebé es utilizar una aplicación para ello, existen varias apps para realizar un registro de las tomas del bebé. Estas son muy completas y te permiten fácilmente añadir el tiempo entre toma y toma, la cantidad o el tiempo entre otros datos importantes. Son muy sencillas de utilizar y pueden realizar estadísticas y gráficos que te ayudarán a sacar conclusiones sobre los hábitos y la rutina de alimentación del peque.
  4. Si quieres llevar un registro de las tomas del bebé siempre puedes hacerlo a mano, en una libreta que lleves siempre junto a ti toma nota de los datos que son más relevantes para ti y para el pediatra.

Otro aspecto sobre el control de la lactancia materna es que debes tener en cuenta que cada bebé es completamente diferente a los demás. No nos dejemos guiar por lo que nos puedan aconsejar que son las tomas recomendadas de los recién nacidos según su tiempo de vida, y mantengamos una rutina adaptada a nuestro propio hijo.

Poco a poco iremos descubriendo que él mismo sigue sus propios ritmos y tiempos y que no es necesario forzarle a realizar más tomas de la cuenta o quitarle algunas innecesarias. Solo es cuestión de tiempo y paciencia el poder reconocer los ritmos naturales del bebé y saber cómo ir mejorando a diario juntos en la lactancia materna.

Forgot your details?