Motivos de la falta de apetito del bebé

La falta de apetito del bebé es uno de las grandes preocupaciones de las mamás. Por eso, para adentrarnos más en el mundo del cuidado del bebé queremos tratar el tema para hablar así de las posibles causas de la pérdida de apetito del bebé y de las posibles soluciones a las que podemos optar ante esta situación que muchas mamás encuentran desconcertantes.

¿Por qué el bebé no tiene hambre?

Natalia Deriabina || Shutterstock

Causas de la falta de apetito del bebé

Son muchos los problemas que se dan con los bebés en torno a la comida. Por ejemplo, el reflejo de extrusión es uno de los primeros problemas que sufrimos. Este se trata de un movimiento con la lengua que realiza el bebé de expulsión de la comida. Se da cuando se pasa a los alimentos no líquidos y esto es algo a lo que los bebés se van adaptando poco a poco. De esta manera, cuando esto pasa, las madres creen que ya ha pasado lo peor.


Pero, por regla general cuando hablamos de la alimentación del bebé o del niño, en torno a los 15 meses, los bebés suelen tener una etapa de inapetencia. Es en esta etapa en la que ya el consumo de alimentos deriva al almacenamiento de la energía necesaria para sus actividades diarias. Así, una de las causas de esta inapetencia es que antes gran parte del consumo alimenticio era necesario para formar su cuerpo y ya no, por lo que no necesitan tanta comida.

¿Por qué el bebé no tiene hambre? ¿por qué no quiere comer? en muchas ocasiones como en cualquier persona, se puede dar que simplemente no tenga ganas de comer o se encuentre mal porque estén en proceso de un resfriado, por ejemplo. Otros de los grandes motivos de inapetencia en los más pequeños suelen ser las altas temperaturas y el sudor. Y es que las primeras papillas y comidas del bebé no son nada sencillas, por ello, debes tomarte esta etapa con calma de la mano del calendario de introducción de alimentos e intentar comprender al bebé.

Tras el embarazo y el nacimiento del bebé no podemos olvidar que a veces somos los padres los que nos equivocamos al darles a los peques una ración demasiado grande de comida y esto puede hacer que se le quiten las ganas de comer al ver demasiada cantidad. También podemos causar la inapetencia al meter prisas a nuestro bebé a la hora de comer. Y es que, es muy importante que con esta edad se tome su tiempo para comer de forma correcta.

¿En qué consiste el reflejo de extrusión en el bebé?

didesign021 || Shutterstock

Consejos para evitar la pérdida de apetito en el bebé

Ahora que ya sabes cuáles son los posibles motivos de la falta de apetito del bebé, te ofrecemos algunos consejos para contrarrestarlos e incitar a comer al peque además de recomendarte que tomes nota de la guía de alimentación para el bebé, respetando sus tiempos y lo que esa adecuado a su edad. ¡empezamos!

  • Hacer del plato un conjunto colorido: así, llamaremos más su atención y le interesará más la comida. Verá la hora de la comida como una especie de juego, tanto que le hará hasta ilusión la hora de la comida.
  • Horario fijo de comidas: trastocar los horarios de las comidas también hace que nuestro bebé se sienta desorientado y pierda las ganas de comer, ya que no le creamos un hábito si siempre come a una hora diferente.
  • No dar chucherías al bebé: muchas mamás pecan aquí, ya que queremos que coman y recurrimos a esta recompensa o, incluso, le damos alguna antes de la comida para que coman. Y no es nada sano dar chuches desde tan pequeños a los niños.
  • Presencia del bebé durante la preparación de la comida: incluso dejar que participe y hacer que ese momento sea divertido. Así, haremos que la hora de la comida se convierta en un momento de diversión.
  • Hacer 5 comidas: es mejor que coma 5 veces, poca cantidad, a que coma dos veces y le pongamos mucha cantidad. Y es que, poner mucha cantidad de comida, como ya hemos dicho, suele causar desgana a la hora de comer.
  • Asignar un sitio fijo para comer: de esta manera, como pasa con la hora, creamos un hábito que favorece su alimentación.
  • No introducir normas muy rápido: cada cosa va a su tiempo y las normas a la hora de comer deben ponerse cuando ya el bebé se ha hecho a comer. Si se hace antes, puede causar desgana.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
  • BÉLIZ MENDIOLA, C. CORIA POSTIGO, P. RUIZ ROJO, H y ESCUDERO VAQUERO, I. (2013) Guía para la introducción de la alimentación complementaria.
  •  MASSA, J. L. P. (1998). Los trastornos alimenticios en la primera infancia: mi niño/a no me come nada. Psiquis: Revista de Psiquiatría, Psicología Médica y Psicosomática  ISSN 0210-8348, Vol. 19, Nº 4,

© 2008 - 2021 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account