Así es el reflejo de extrusión en el bebé

El reflejo de extrusión no es conocido como tal por muchas mujeres. Así que, para las desconocedoras de este término, el reflejo de extrusión es ese movimiento que hacen los bebés cuando comenzamos a darles comidas no líquidas. Es decir, cuando sacan la lengua con la comida debido a que no quieren ese alimento. Ese gesto es el denominado reflejo de extrusión.

A los cuatro o cinco meses desde el nacimiento del bebé, comenzamos a darles alimentos no líquidos y solemos recibir este gesto. Es muy difícil, ya que los bebés asocian la textura de las mamas o el sabor y el olor de la leche a la comida. Así, la etapa de alimentación del bebé en la que se da de comer alimentos no líquidos se vuelve una tarea muy ardua.

¿En qué consiste el reflejo de extrusión en el bebé?

didesign021 || Shutterstock

Es muy importante no confundir el gusto con el reflejo de extrusión. Así, muchas madres primerizas pueden llegar a pensar que este reflejo automático indica que al bebé no le gusta ese alimento; y no suele ser así. Normalmente, no es más que este reflejo que recibe el nombre de reflejo de extrusión.


Son muchas las madres que se preguntan cómo quitar el reflejo de extrusión de sus bebés. Para ayudar a ello es esencial evitar que los alimentos no líquidos que damos a nuestros bebés por primera vez no tengan grumos ni trozos de nada, para evitar así este posible reflejo.

¿Cuándo pierde el bebé el reflejo de extrusión?

Esto es algo que se cuestionan muchas madres primerizas. Lo normal es que a los cinco o seis meses los bebés empiecen a tener curiosidad por probar nuevos alimentos, mostrando incluso actitudes que dan a ver sus ganas de comer. Pero, por otro lado, también se puede dar que un bebé tarde incluso ocho meses en perder el reflejo de extrusión. Y es que, la duración de este reflejo no tiene una ciencia cierta, depende de cada bebé.

¿Cómo sobrellevar este periodo?

Muchas mujeres tras el embarazo lo pasan verdaderamente mal durante esta etapa y es algo que no debemos tomarlo a las malas. Sino al revés, como un juego y un experimento que irá dando sus frutos a su tiempo. Por eso, lo mejor es ir probando a ver con qué alimentos se siente más a gusto y de qué manera. Quizás usar directamente la cuchara les sirva a algunos bebés y a otros muchos les eche para atrás.

Cuando empezar la ablactacion

Syda Productions

Así, otros, en cambio en la ablactación, agarran antes un trocito de plátano o de otra fruta que una cuchara. Por lo tanto, en resumen, lo más importante es ir probando, adaptarnos a lo que el bebé va queriendo y no agobiarnos. Como sabemos, los bebés son también muy intuitivos y si nos desesperamos ellos lo notan y llegan, incluso, a ser más reticentes. Por lo que la mejor opción es tomarlo como un juego y disfrutar de esta etapa tan bonita.

Además, es recuerda no forzar al bebé y dejar que vaya a su ritmo para así observar sus reacciones. Ya que durante esta etapa podemos descubrir sus alergias y gustos. También puedes ir dándole pequeñas cantidades, porque si ya le cuesta cambiar de estado de la comida, más difícil le será si intentamos darle mayor cantidad.

Así que, si has llegado hasta aquí intentando saber cuándo acaba este reflejo o cómo lidiar con él, esperamos ser de ayuda a todas las mamás. Pero no lo olvidéis que es clave que cuando aparece el reflejo de extrusión debes tener paciencia, ir probando diferentes comidas y texturas y disfrutar de esos primeros meses que tantas etapas tiene. Además, así podéis descubrir qué le gusta y qué no a vuestro bebé.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account