Pasos para preparar la cuna del recién nacido

¿Cuna o colecho? Son muchas las incertidumbres que surgen respecto al recién nacido y el hecho de dormir esconde también algunas de ellas. Hoy hablamos de la cuna y el colecho, sobre los pasos para preparar la cuna del recién nacido y las características que debe reunir una cuna para ser segura. 

Cuna o colecho

Joana Lopes

Es posible que te preocupe la seguridad de tu pequeño mientras duerme.

En el artículo de hoy te damos algunas pautas sobre cómo preparar una cuna para el recién nacido y también para obtener una cuna segura.

Si además te planteas cuál es la mejor manera de dormir para un bebé, pues debes saber que las opciones son muy variadas, cada una de ellas con argumentos a favor y también con razonamientos en contra.

Descubre, conoce y valora cuál es tu mejor opción.

Cuna o colecho

Quizás estás dudando sobre si poner a dormir al bebé en su cuna o por el contrario, acostarlo en tu cama.

Que el bebé comparta cama con sus padres o practique el colecho, es un hábito habitual en los países nórdicos y en las culturas orientales. En el resto de países, las opiniones a favor o en contra se encuentran divididas.

Hay quienes defienden el colecho por los innumerables beneficios que conlleva, mientras que otros lo desaconsejan por poder comprometer la vida del recién nacido.

Cuna sí o no

Durante las primeras semanas del recién nacido, se recomienda que el bebé duerma en la misma habitación que los padres.

Se ha demostrado, a través de diferentes estudios que cuando el bebé duerme en una habitación diferente a la de sus padres, el riesgo de muerte súbita aumenta.

Si no ves clara la opción del colecho, pero tampoco quieres renunciar a tenerlo cerca, recuerda que existen las cunas de colecho. Generalmente, son una buena opción que te permiten dormir con el bebé, pero sin que exista el temor de poder dañarle.

Si decides que la cuna es la mejor opción, deberás tener en cuenta una serie de consideraciones para preparar una cuna del recién nacido:

  1. Lo mejor es que el bebé duerma boca arriba.
  2. Coloca la ropa de cuna hasta las axilas.
  3. No lo abrigues demasiado.

¿Cómo preparar una cuna para el recién nacido?

Preparar la habitación del bebé es, sin duda, un momento especial. Es el espacio en el que pasará gran parte de su tiempo.

Y es por ello, nos dedicamos en “corazón y alma” a cuidar cada uno de los detalles que conformen un entorno bonito y confortable. Presta atención de las características que debe reunir una cuna para ser segura y cuáles son los pasos para preparar la cuna del bebé.

En este sentido, la cuna es uno de los elementos fundamentales de la habitación del bebé. Deberemos elegirla de forma concienzuda, en base a una serie de aspectos como son la seguridad, la comodidad y también el diseño.

estreñimiento bebe lactancia mixta

Joana Lopes

¿Cómo saber si hemos comprado una cuna segura?

La seguridad es importantísima en nuestra vida. Si hablamos de recién nacidos, los aspectos a tener en cuenta vinculados a la seguridad crecen de forma exponencial. ¿Sabes cómo debe ser una cuna segura para tu bebé? conoce una guía sobre la cunas de bebé que te ayudará a completar la información para dormir al bebé.

Antes de comprar una cuna, deberás saber si está homologada y cumple la normativa europea UNE-EN 716-1:2008. En ella se recogen las directrices que deberán tener en cuenta los fabricantes para la obtención de cunas completamente seguras para los bebés.

Algunas de éstas son:

1. Medidas de la cuna

La cuna deberá contar con unas dimensiones mínimas, este es el primer paso para preparar la cuna del recién nacido. Lo ideal es que conste de 60 centímetros de ancho, y en cuanto a la longitud, ésta deberá exceder en unos 20 centímetros como mínimo de lo que mida el bebé tumbado.

Así mismo, también deberá poseer una altura regulable en la base de la cuna, para poder adaptarla a las dimensiones del bebé cuando crece. Las medidas irán desde los 60 centímetros medidos desde el suelo, hasta los 30.

2. Distancia entre los barrotes


La distancia correcta entre barrotes se encuentra entre los 4,5 y 6,5 centímetros. De este modo, el bebé no podrá introducir la cabeza y quedar, atascado.

3. Material de la cuna

La cuna deberá haber sido fabricada con materiales no tóxicos. Existe una etapa evolutiva en todos los bebés, en la que todo se lo llevan directamente a la boca. Y es por este motivo, que los materiales empleados, deberán estar libres de elementos tóxicos.

Además, la cuna no deberá disponer de ningún saliente, esquinas sin pulir, remaches o cualquier otro elemento que pueda dañar al bebé.

4. Colchón bien ajustado

Uno de los pasos para preparar la cuna del bebé es escoger el colchón, deberá ser firme y tener una medida adecuada para que quede bien ajustado y no existan huecos por los que el bebé pueda caerse o quedar atrapado.

También deberás tener en cuenta que la barrera de la cuna (si es movible) quede fuertemente fijada. Si la cuna dispone de ruedas, al menos dos de éstas, deben poder bloquearse.

Mantén alejada la cuna de la ventana, y no dejes a su alcance cojines o peluches grandes con los que pueda ahogarse. Piensa que con un bebé, ¡toda precaución es poca!

Ahora que ya sabes cómo debe ser una cuna segura para tu bebé, si has heredado alguna de un familiar o un amig@, revisa y verifica que cumple con todas las normas de seguridad.

Cuna o minicuna para el recién nacido

Son muchos los tipos de cunas entre los que puedes elegir para que tu bebé duerma “a pierna suelta”, cómodo y feliz.

En lugar de la cuna, son muchos los que escogen una minicuna para los primeros meses de vida del bebé. ¿Sabes por qué?

Generalmente, el principal motivo para escoger una minicuna, es que el bebé se siente más protegido y resguardado, convirtiéndose en un entorno adecuado para él.

Piensa que al salir del útero materno, el bebé deberá enfrentarse y adaptarse a una gran cantidad de estímulos externos. Cuanto más abrigado y recogido se sienta, más cómodo y feliz estará.

Al final, la minicuna se presenta a modo de cuna portátil, que ocupa menos espacio y que puede ser colocada al lado de la cama de los papás aunque el espacio escasee.

Con el tiempo y casi sin darte cuenta, llegará el día en que la minicuna se quede pequeña para tu bebé. Es por esto que antes de comprar una, debes saber que existen las minicunas convertibles en cunas. En términos generales, son diseños modernos que incluyen varios usos para un mismo mueble. En este caso, minicuna y cuna de medidas estándar.

Moisés, minicuna, cuna o colecho... Ante la gran diversidad de opciones, deberás valorar cuál es la que resulta más práctica para ti y cuál es la mejor opción para el bebé para seguir los pasos para preparar la cuna del recién nacido.

¿Ya sabes cómo va a dormir tu bebé?

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account