Lactancia materna

Pezoneras para la lactancia materna: cómo usarlas y cuándo

Cuando ya hemos tenido a nuestro hijo, tenemos que plantearnos seguidamente que vamos a tener que empezar el periodo de lactanciaY es entonces cuando surge la duda: ¿Podemos usar pezoneras durante la lactancia? ¿tiene algún riesgo el uso de pezoneras? Este es uno de los conceptos básicos de la lactancia materna, a continuación, vamos a resolver todas las dudas que pueden surgir de este método para la lactancia, para que sepamos en todo momento cómo usarlas y si es beneficioso según el tipo de mujer y de bebé.

sintomas de la mastitis

Pasos para usar las pezoneras y dar de mamar al bebé

Después del embarazo, lo primero que tenemos que tener en cuenta durante la lactancia materna es cuándo usar las pezoneras. Este tipo de productos, para las mujeres que no estén familiarizadas con ello, es un pezón de silicona flexible que se tiene que colocar sobre el mismo pezón de la madre durante la toma de leche del bebé.

Si has intentado una y otra vez amamantar al bebé, pero no lo consigues, las pezoneras son ideales para usarlas durante la lactancia con los bebés en los que es más complicado que se haga de forma directa al pezón y se necesite un refuerzo para mantener o lograr al agarre al pecho materno.

Pero, antes de pensar en usar pezoneras, debes tener en cuenta si en tu caso necesitarías de su uso o no. Para ello, lo mejor es acudir a un especialista como puede ser un pediatra, el cual nos diga si tenemos un problema a la hora de amamantar o si lo debemos usar solo de manera temporal.

En el caso de tener los pezones planos o invertidos este accesorio puede ser de gran ayuda si te gustaría dar de mamar a tu peque.

  1. Lo ideal es comprar unas pezoneras de tu talla que se ajusten bien a tu pecho.
  2. Para colocar la pezonera es recomendable humedecerla.
  3. El segundo paso para colocar las pezoneras para dar de mamar es presionar las alas para que esta se queda adherida a la piel.
  4. Al principio las alas de las pezoneras se quedan en el aire y no debemos bajarlas hasta que esta esté perfectamente enganchada en el pezón y la aureola.
  5. Pon al bebé en una buena postura para mamar correctamente y evitar la ingesta de aire.
  6. Asegúrate de que el bebé extrae suficiente leche para alimentarse.
  7. Al acabar de dar de mamar siempre debes limpiarlas y esterilizarlas y guardarlas de nuevo en su envase.

Las pezoneras para dar de mamar al bebé son útiles para aliviar el dolor durante la lactancia, sigue leyendo e infórmate de los riesgos que puedes correr y los mejores consejos a la hora de quitarlas.

Riesgos de usar las pezoneras para dar el pecho

Si, después de consultar si debemos o no usar pezoneras, también deberíamos saber los riesgos que conlleva las pezoneras para la lactancia. Este instrumento para ayudar a la ingesta de leche por parte del bebé debe usarse con total precaución y siempre con el consentimiento de un supervisor.



Si no se utilizan de la forma correcta, pueden inducir en un aumento del peso del bebé inadecuado porque el paso de leche al bebé se altera sin habernos dado cuenta. Además, si usamos una pezonera de un tamaño incorrecto podemos también dañar el pezón o transferir menos leche de la debida al bebé.

lactancia materna

Africa Studio || Shutterstock

Por otro lado, si la pezonera no es del todo eficaz podría provocar en el bebé intranquilidad o cólicos que lo alteren y dificulten sus periodos de sueño o de juegos diarios. Otros riesgos los encontramos en mastitis, obstrucción de conductos lácteos, podemos producir menos leche o que, incluso, nuestro bebé se acostumbre a las pezoneras y no pueda amamantar sin ellas.

Cómo quitar las pezoneras al dar el pecho

Cuando decidimos usar las pezoneras para la lactancia, además de saber cómo colocar las pezoneras para que no ocurra nada de lo anterior, también debemos saber los pasos correctos para quitarlas una vez no sea necesario su uso.

Si nuestro médico nos aconseja la retira de la pezonera, debemos hacerlo cuando el bebé esté más tranquilo, es decir, cuando tras ser alimentado comienza a sentir sueño. Eso podemos ir haciéndolo progresivamente durante un periodo de tiempo establecido hasta llegar a que no la necesite al amamantar.

El bebé suele tener más instintos a succionar el pezón materno que el de la pezonera, por lo que no debería resultarnos del todo complicado que ese proceso sea rápido y sin mucha molestia para el recién nacido.

Si, aun así, vemos que ofrecemos el pecho sin pezonera y lo está rechazando o está en continua pelea contigo para intentar buscarlo, debemos mantenerle un poco más con ella para que la retirada se haga aún más lenta de lo que teníamos previsto.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

Forgot your details?