Queso azul en el embarazo

Estás esperando un bebé y te preguntas "¿puedo tomar queso azul en el embarazo?". No te preocupes, desmigamos todas las maneras de comer queso azul y hablamos de cómo tomarlas mientras estás esperando al bebé.

Queso azul en el embarazo cocinado

DC Studio

Lo más aconsejable es no comer quesos blandos madurados durante esta etapa porque tienen riesgo de causar listeriosis.

La listeria es una bacteria que se encuentra en los ingredientes contaminados y se reduce generalmente su riesgo si el queso azul ha sido previamente elaborado con leche pasteurizada.

Se ha estudiado que 1/7 de todos los casos de listeria se presentan en mujeres embarazadas.

El queso azul, cambonzola, camembert, el Brie, tallegio o crottin, entre otros, no están recomendados a pesar de ser quesos pasteurizados. La única excepción es cuando se cocinan a conciencia.

Por otro lado, los quesos o productos elaborados con lácteos sin pasteurizar en el embarazo, como el Fontina pueden provocar tanto listeriosis como salmonelosis en las embarazadas.

Tomar queso azul en el embarazo cocinado

Si eres una adicta a toda esta variedad y más concretamente a el Gorgonzola o el Roquefort, recuerda que únicamente puedes ingerirlos en el caso de que estén bien cocinados.

Puedes tomar queso azul en el embarazo cocinado, debido a que gracias al calor matas las bacterias presentes en estos ingredientes. De esta manera, es seguro comer los blandos con moho. Debes saber que estos son más húmedos que los duros, lo que significa que tienen el ambiente perfecto para desarrollar bacterias dañinas en el embarazo, como la listeria, la cual hemos mencionado al principio.

Queso azul embarazo

Image Point Fr


Si comes fuera de casa en tu estado, asegúrate de que tu plato tiene una receta con este ingrediente que esté bien cocido, de lo contrario elige otra opción.

Comer queso azul pasteurizado en el embarazo

¿Sabes si tu queso azul preferido es pasteurizado? Para saberlo con certeza sólo tienes que revisar su etiqueta y asegurarte de que está hecho con leche pasteurizada.

Por el contrario, si la información establece que la leche es cruda, no debes consumirlo.

Para disminuir el riesgo de padecer listeriosis, no debes comer quesos blandos caseros ni otros alimentos tradicionales elaborados con leche sin pasteurizar.

En el caso de los quesos duros como el parmesano, los semi blandos como la mozzarrella y los untables, que son versiones pasteurizadas, sí pueden tomarse durante la gestación.

Si quieres puedes ampliar la información sobre los tipos de quesos que puedes comer embarazada o los que debes evitar.

No olvides consultar con tu especialista sobre tus alimentos favoritos y los riesgos que pueden suponer para tu bebé.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
Vivo el mundo de la maternidad como si fuera mi profesión. Publicista de formación y escritora de vocación, la llegada al mundo de mi primera sobrina cambió mi día a día por completo. Ahora escribo para ofrecer los mejores consejos y recomendaciones para mamás primerizas.

Tras estudiar la carrera de Publicidad y RRPP por la Universidad Cardenal Herrera CEU de Valencia en 2010 y del Máster en Comunicación y Branding Digital del CEU en 2011 comencé mi andadura en el mundo digital. Actualmente tengo una dilatada experiencia como redactora en temas de maternidad, el cuidado del bebé y sobre el embarazo.

© 2008 - 2020 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account