El recién nacido

Recién nacido nervioso: causas y soluciones

Al nacer, no sabemos si nuestro bebé será nervioso o tranquilo en sus primeros meses de vida. Sea como fuere, la clave está en tener una buena y bonita relación con él, además de buscar las soluciones idóneas para calmar al recién nacido nervioso si se diese el caso, Aprender cuáles son las causas del nerviosismo de un bebé, además nos ayudará a entenderle mejor, a conectar con su patología y a poder buscar una solución más acorde que le ayude a calmarse y a sentirse mejor en el nuevo entorno en el que está viviendo.

Causas del nerviosismo del bebé

AlmarinaStudio || Shutterstock

Motivos del nerviosismo del recién nacido

Al igual que cada ser humano tenemos un temperamento diferente, los bebés, tras el parto, comienzan a desarrollar un tipo de carácter distinto. Las causas principales del nerviosismo del recién nacido pueden ser varias. Incluso se puede dar el caso que esté intranquilo sin ninguna razón aparente.

Muchos de los motivos de ese nerviosismo pasan por una mala digestión, pues ha podido comer mucho en una ingesta o demasiado rápido. También, se puede deber a los cólicos de los gases, que suelen darse con más frecuencia entre la segunda semana de vida y la 12. En la mayoría de estos casos debe variarse la alimentación de la madre lactante para evitar los cólicos en el bebé.



Por otro lado, los bebés pueden estar nerviosos si pasan demasiado frío o calor, si tienen el pañal mojado o si hay demasiado ruido o luz en el lugar donde están en ese momento. El bebé también se siente mal y se enoja si se siente incómodo cuando duerme, ya sea por una mala postura o por que se le ha puesto demasiada ropa de cama encima.

Otros síntomas de nerviosismo en el recién nacido se manifiestan también cuando el bebé tiene hambre o quiere que su madre le coja para sentir su calidez, el latido de su corazón y, simplemente, su olor.

Cómo tranquilizar a un bebé nervioso

luanateutzi || Shutterstock

Cómo tranquilizar a un bebé nervioso o inquieto

A continuación, vamos a proponer una serie de soluciones para calmar al recién nacido nervioso. Aunque, depende más bien de la causa, y no podemos generalizar del todo, realizando unas sencillas acciones conseguiremos relajarlo en la medida de lo posible.

  1. Si, por ejemplo, el bebé tiene hambre, simplemente se relajará si le damos alimento.
  2. En cualquier caso, la técnica que mejor funciona para saber cómo calmar al recién nacido nervioso es tratar de mantener el control, y traspasar al bebé nuestro positivismo a base de alegría y buenas vibraciones.
  3. Hay que evitar, por tanto, perder el control si vemos a nuestro hijo/a nervioso, tomar una decisión adecuada, y si vemos que podemos usar algún remedio natural con el consentimiento del pediatra.
  4. Otro de los trucos para calmar al bebé nervioso, es que si, con el nerviosismo, el bebé empieza a llorar, no dejemos nunca que el llanto vaya a más. Un bebé necesita sentir el calor de sus padres en todo momento y sentirse comprendido. Si siente que no está solo, los llantos irán cesando y podremos conocer las causas de ese nerviosismo y poder solventarlas.
  5. Cántale y mécele para que vea que esta con alguien que le entiende, intenta cambiarle de habitación o lugar por si el motivo de su nerviosismo se debiese a ese espacio en concreto.
  6. Revisa el pañal, cuándo fue la última comida que hizo o si la temperatura corporal que tiene es la adecuada.

Pero no siempre es tan sencillo de entender por qué se encuentra nervioso. Si, aun así, sigue estando nervioso, es mejor acudir a un especialista, un pediatra, que nos ayudará a conocer la causa final de ese malestar en nuestro bebe.

 

Forgot your details?