¿Cómo celebrar tu boda durante el embarazo?

Claves para celebrar una boda durante el embarazo

Fuente || Freepik

Son muchas las mujeres que deciden hacer coincidir la etapa más especial de su vida, el embarazo, con la fecha más memorable para ellas, el día de su boda. Si vas a ser mamá y también vas a dar el paso de casarte, descubre unos consejos para celebrar tu boda estando embarazada.

Existen una gran cantidad de aspectos a tener en cuenta para la organización del evento. Desde el vestido, el banquete y la elección del anillo diamantes hasta la planificación de la ceremonia, entre otras muchas cuestiones. ¡Hacemos un repaso por todos estos aspectos para que no te dejes ningún detalle!

Consejos para celebrar una boda durante el embarazo

Estar embarazada no es excusa para no celebrar una gran boda, y mucho menos, es motivo para aplazarla o suspenderla. De hecho, las mujeres que deciden casarse durante la etapa del embarazo suelen sentir que se trata de una gran experiencia.

Puede, de este modo, llegar a ser todavía más gratificante vivirla cuando en tan solo unos meses se convertirán en mamás. Pero, ¿qué aspectos se deben tener en cuenta a la hora de preparar una boda durante el embarazo?

1. Evitar el primer trimestre

Muchas mujeres prefieren casarse durante los primeros tres meses del embarazo para que la barriguita no sea tan evidente. Con ello, podrán lucir un vestido de novia ajustado ese día tan especial.


Sin embargo, uno de los aspectos que hay que considerar es que, para muchas embarazadas, el primer trimestre es precisamente el momento en el que los síntomas de la gestación son más molestos. Pues, en esta etapa, es común tener algún mareo, sufrir nauseas o estar muy cansada.

Por esta razón, una buena recomendación para las futuras mamás que están planificando su boda es que lo hagan a partir del cuarto mes de embarazo. Será un momento más adecuado, ya que los síntomas se habrán reducido y podrán disfrutar al máximo del gran día.

2. Tener en cuenta los horarios

Durante el embarazo, son fundamentales los periodos de descanso porque la fatiga, el sueño y el cansancio suelen estar presentes en todos los trimestres de la gestación.

Por ello, otro consejo es que organices la gran fiesta de tu boda durante el día para evitar así una jornada que te haga trasnochar. Y es que, en este caso, el cansancio habitual se suma a uno de los síntomas más frecuentes del embarazo: la fatiga.

3. Escoger un traje cómodo

Casarse embarazada no es sinónimo de tener que escoger un vestido pre-mamá para la boda. Especialmente, si te vas a casar durante el cuarto o quinto mes del embarazo. Puedes elegir un vestido de novia más ancho y cómodo que realce otras partes de tu cuerpo, como el busto o el escote.

A su vez, es importante escoger el anillo de compromiso, las joyas y los zapatos como otros elementos esenciales en el look de una novia.

4. Eligir el menú del banquete

Durante el embarazo, muchas mujeres se sienten más sensibles a los sabores y olores de ciertos alimentos. Por ello, ahora más que nunca cobra sentido que seas tú misma quien escoja el menú de tu boda. Ten en cuenta cuáles son los alimentos que ahora aborreces y cuáles son los que te encantan.

Además, para tener un menú mucho más satisfactorio y sin sorpresas de última hora, escoge la comida dos o tres semanas antes de la boda. De este modo, lograrás acertar con los alimentos y podrás disfrutar del placer de la comida que más te gusta en esta nueva etapa de embarazada.

5. Disfrutar de una relajante luna de miel

Planificar una boda puede llegar a ser agotador y esto, durante el embarazo, puede hacerse cuesta arriba. Por ello, la luna de miel puede ser el momento perfecto para descansar y tomarse unas vacaciones relajantes tras el evento y antes de la llegada del bebé a casa.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

© 2008 - 2021 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account