Cómo debe ser un colchón para bebé: 3 tips esenciales

Cómo escoger el colchón adecuado para el bebé

Fuente || Freepik

La cuna es uno de los lugares en los que más tiempo pasa un bebé desde el momento del nacimiento. Por ello, el pequeño debe sentirse seguro y tranquilo, tanto a la hora de dormir como durante el resto del tiempo que esté acostado.

Sin embargo, a la hora de elegir la cuna, un aspecto esencial es la selección de un colchón de cuna adecuado. ¿Quieres saber cuál es el mejor colchón para la cuna del bebé y qué características debe cumplir para que sea seguro? En el siguiente artículo, te damos una serie de consejos para que aciertes con su compra. ¡Apunta nuestras recomendaciones!

3 consejos básicos para elegir el mejor colchón de cuna

Tanto si duerme en moisés, en una mini-cuna o directamente en una cuna de tamaño estándar, el bebé debe sentirse seguro y protegido cuando esté sobre el colchón. Algunos colchones de cuna, como los de la firma Kadolis, están fabricados con materiales naturales para brindar el mejor descanso al bebé. Pero, ¿qué debes tener en cuenta al elegirlo?

¿Qué tamaño elegir?

Los bebés tienen necesidades muy específicas y deben dormir sobre un colchón que se adapte perfectamente a su morfología, en función de la etapa de crecimiento en la que se encuentre.


Por tanto, un colchón de 60 x 120 cm será perfecto para un bebé de entre 0 meses y hasta 5 años. Sin embargo, si has optado por comprar una cuna más grande, un colchón de 70 x 140 cm es más amplio y se adaptará perfectamente a los niños de entre 0 meses y hasta 7 años.

No obstante, la mayoría de las cunas que se fabrican hoy en día son evolutivas. Esto quiere decir que permiten retirar algunas barreras o adaptar la cuna a su altura. A su vez, también contemplan la opción de retirar los laterales o barrotes para disfrutar así de una cama mucho más grande a medida que el niño va creciendo.

¿Qué grosor es el adecuado?

En cuanto al grosor que debe tener un colchón de cuna para bebés, se estima que el más oportuno es aquel que oscila entre los 12 y los 18 cm. De hecho, no tendría mucho sentido que el grosor fuese mayor, ya que el peso de un niño es ligero.

Por ello, la principal recomendación que dan los fabricantes es que es mucho mejor optar por un colchón con materiales de alta calidad y con un grosor medio, antes que por un colchón de cuna demasiado alto.

¿Con qué materiales debe estar fabricado?

Los expertos en descanso aseguran que las espumas naturales son el material ideal para los colchones infantiles. Sin embargo, cuando vayas a comprar el colchón de tu bebé, te encontrarás con diferentes tipos de espumas y materiales:

  • Espuma de alta resilencia: Es de gran calidad y aporta confort y firmeza.
  • Colchones de látex: Dan una gran comodidad al bebé y se trata de un material antiácaros.
  • Espuma de poliuretano: Generan zonas de confort adecuadas para los puntos de presión que ejerce el bebé con su pequeño cuerpo al dormir.
  • Colchones de fibra de coco: Hoy en día, están muy de moda, ya que es un material sostenible que permite una correcta circulación del aire e impide la aparición de humedad.

Sin embargo, si has pensado comprar un colchón viscoelástico para tu bebé, debes saber que este tipo de material no está recomendado para el uso infantil. Se debe, principalmente, porque un niño que está en pleno crecimiento debe descansar sobre una base firme y no sobre un material tan flexible como este.

En conclusión, teniendo en cuenta estos tres aspectos, conseguirás hacerte con el colchón adecuado para que el pequeño descanse y crezca correctamente.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

© 2008 - 2022 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account