Sordera en el bebé: Principales claves y soluciones

Soluciones ante la sordera del bebé

Fuente || Freepik

Aunque no es un trastorno muy frecuente, la sordera infantil puede incidir gravemente en el desarrollo emocional, cognitivo y social de los niños. Por ello, el diagnostico precoz es una de las claves para evitar la evolución de esta discapacidad auditiva.

Según la Organización Mundial de la Salud, en el mundo hay cerca de 32 millones de niños que padecen discapacidad auditiva. Sin embargo, es un problema que se puede corregir desde las etapas más tempranas a través de los audífonos de sordera para bebés.

¿Qué es la hipoacusia infantil y qué soluciones tiene?

La hipoacusia infantil es la incapacidad que tienen algunos niños para oír sonidos en uno o en ambos oídos. En el caso de los bebés, estos pueden perder toda su capacidad auditiva o solo parte de ella. Y, a su vez, puede ser leve, moderada, grave o profunda. Por tanto, la hipoacusia profunda es lo que la mayoría de las personas conoce como sordera.

Los principales factores de riesgo de la hipoacusia en los bebés son los antecedentes familiares y también el hecho de que el niño nazca con bajo peso. Sin embargo, gracias a todos los avances que ha experimentado la tecnología en estas últimas décadas, los niños con un diagnóstico de hipoacusia pueden recurrir a diversas opciones y soluciones. De este modo, podrán volver a oír y obtener un buen desarrollo y crecimiento.


Por otro lado, es importante destacar que, en los casos de sordera profunda, hay alternativas para que puedan integrarse con normalidad en el ámbito escolar pasa así poder comunicarse con otras personas, escuchar música y hablar por teléfono.

Los audífonos infantiles

Para problemas de audición del oído externo o medio debido a una malformación congénita, se suelen utilizar prótesis auditivas o audífonos de conducción ósea. Es decir, consiguen que el sonido llegue al oído interno a través de los huesos del cráneo.

No obstante, cuando el problema está en el oído interno, la mejor opción son los audífonos. Concretamente, se encargan de captar, amplificar y acondicionar el sonido para estimular las células sensoriales de la cóclea.

Tipos de audífonos para tratar la hipoacusia infantil

Los audífonos se pueden colocar desde el primer mes de vida, y a día de hoy, hay muchas alternativas para corregir los problemas de sordera y del sentido del oído en los más pequeños.

Audífonos retroauriculares

Los audífonos más utilizados son los retroauriculares (BTE), que se colocan detrás de la oreja. Se caracterizan por ser unos audífonos fáciles de poner y quitar. Con el tiempo, los niños se acostumbrarán y podrán ponérselos de forma autónoma.

Implantes cocleares

En el caso de que el bebé padezca una hipoacusia profunda o sordera total, los implantes cocleares son la opción ideal para ellos. En este caso, se trata de unos dispositivos electrónicos que simulan el trabajo de las partes dañadas del oído interno (cóclea). Por tanto, su función es la de crear un estímulo eléctrico para llegar a las neuronas del nervio auditivo.

Los médicos recurren a los implantes cocleares cuando los audífonos no proporcionan una mejoría auditiva suficiente en el niño. Además, estos implantes también se pueden realizar en bebés. Por tanto, estos implantes se suelen emplear desde los primeros meses de vida de los niños, ya que los expertos recomiendan ponerlos cuanto antes para aprovechar la plasticidad cerebral de los pequeños y conseguir unos mejores resultados.

Otro aspecto a destacar es que los padres deben tener en cuenta que este tipo de implantes cocleares no son la solución definitiva a la pérdida de audición de sus hijos. Sin embargo, los bebés pueden llegar a aprender a hablar si son capaces de poner en práctica una alta actividad de escucha y de lenguaje con la ayuda de sus progenitores.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

© 2008 - 2021 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account