Síntomas del alcoholismo fetal

El consumo de alcohol durante el embarazo, ya sea en pocas, medianas o grande cantidades puede causar que tu hijo padezca del síndrome de alcoholismo fetal. Si has ingerido alcohol durante la gestación y tienes dudas, existen síntomas por los que podrás notar que tu hijo adquirió la enfermedad. Sin embargo, no olvides acudir a tu médico para que te dé el diagnóstico general y evalúe en profundidad el caso.

Siempre has escuchado que no se puede tomar bebidas alcohólicas durante el embarazo, pero ¿sabes por qué? Esta sustancia tiene un fuerte poder teratógeno, que causa muchos problemas en la formación y desarrollo de los órganos del bebé. Revisaremos los síntomas del alcoholismo fetal, una patología que te interesará conocer, a continuación.

Alcoholismo fetal

Katrinphoto || Shutterstock

¿Qué es el síndrome del alcoholismo fetal?

Es el conjunto de síntomas, signos y discapacidades que puede tener un niño cuya madre bebió alcohol en el embarazo. Aún no se han podido esclarecer cuales son las dosis necesarias para causar este síndrome, por ello, se recomienda no ingerir ninguna bebida alcohólica en la gestación. Pero, sí se conoce que se aumenta el riesgo para el bebé cuando el consumo se realiza en el primer trimestre del embarazo.

Repasa los principales síntomas del Síndrome del Alcoholismo Fetal

El efecto teratógeno del alcohol es complejo. Es capaz de dañar múltiples órganos del bebé, es el cerebro el más afectado. Por ello, es habitual conseguir en estos niños defectos físicos, mentales, cognitivos y conductuales.


Los síntomas, cuando son severos, se presentan incluso en el nacimiento, pero, cuando son leves es difícil identificarlos tan pronto. Pueden evidenciarse en los primeros dos años de vida, cuando empiecen a desarrollarse las habilidades motoras del niño.

Defectos físicos

Los defectos físicos son variados y estos pueden consistir en:

  • Deformidades en diferentes articulaciones y huesos, particularmente en las extremidades y dedos.
  • Puede padecer de problemas cardíacos.
  • Alteración en la estructura de los riñones
  • Rasgos faciales característicos: ojos pequeños, nariz hacia corta dirigida hacia arriba, labio superior muy delgado, superficie lisa justo entre el labio superior y la nariz.
  • Perímetro de la cabeza con un tamaño de cerebro un poco más pequeño.
  • Un crecimiento físico un poco lento, justo antes y después del nacimiento.
  • Ciertas dificultades en la visión.
  • Algunos problemas de audición.

Trastornos neurológicos y psicomotores

Como ya mencionábamos, el cerebro es uno de los órganos más afectados y por ello son comunes los déficits neurológicos y los problemas psicomotores. De hecho, los problemas teratogénicos se consideran como una de las enfermedades genéticas más frecuentes en los bebés. En cualquier caso, estos trastornos neurológicos y psicomotores pueden ser:

  • Discapacidad intelectual: dificultad para resolver los problemas matemáticos, habilidades deficientes de razonamiento, dificultad de aprendizaje y compresión lectora.
  • Mala memoria a corto, largo y mediano plazo.
  • Equilibrio o coordinación con deficiencia.
  • Nerviosismo.
  • Hiperactividad.
  • Problemas recurrentes de atención.
  • Retraso en el desarrollo motor grueso y fino.
  • Poco raciocinio.
  • Dificultades de identificación de consecuencias ante decisiones.

Trastornos sociales

En cuanto a los problemas sociales y de comportamiento tenemos los siguientes:

  • Habilidades de socialización deficientes.
  • Cambios bruscos o repentinos del humor.
  • Problemas de concentración ante alguna actividad.
  • Dificultades en el proceso escolar.
  • Problemas de relación con su entorno.
  • Concepto de tiempo - espacio deficiente
  • Ciertos problemas de adaptación ante algún cambio de actividad.
  • Un poco de dificultad para realizar una planificación de objetivos.
  • Problemas graves de comportamiento.
  • Trastorno impulsivo.

En muchas ocasiones, los síntomas son muy leves o imperceptibles al momento del parto, por lo que puede que no sea diagnosticado en esa oportunidad. Pero, debes estar muy atenta a su desarrollo y acudir al médico si observas alguno de los problemas que te mencionamos. El tratamiento de los niños con este síndrome es multidisciplinario, lo que quiere decir, que serán muchos los especialistas que tendrás que visitar.

En el caso de que tengas la sospecha de que tu bebé padece dicho síndrome, tendrás que acudir al pediatra de forma inmediata. Un diagnóstico temprano puede ayudarte evitar o controlar algunos problemas como, por ejemplo: trastornos de aprendizaje, o algunos problemas de conducta.

Ya sabes, evita consumir alcohol mientras estés embarazada y recomienda a otras mujeres que no lo hagan para evitar al máximo este tipo de trastornos.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
  • Evrard, S. G. (2010). Criterios diagnósticos del síndrome alcohólico fetal y los trastornos del espectro del alcoholismo fetalArch Argent Pediatr108(1), 61-67.
Estudios y formación
Médico Cirujano: Universidad Central de Venezuela
Diplomado en Medicina ocupacional: Fundación IUNETE
Experto en Nutrición Clínica: Universidad Europea del Atlántico (Presentando tesis)

Experiencia profesional
(2019) MEDICO OCUPACIONAL, Coorporación Medisalud C.A. Consultas de medicina laboral.
(2014-2018) ASISTENTE MÉDICO DEL TRABAJO, Dra Adarvelys Valor Elaboración de informes varios, consultas de medicina laboral, evaluación de puestos de trabajo.
(2016-2018) REDACTORA DE CONTENIDO WEB, Freelance
(2015-2016) PREPARADORA, Catedra de Fisiopatología UCV
Publicaciones e investigaciones: (2016) PUBLICACIÓN. MAYARO: La cuarta arbovirosis de relevancia médica descrita en Venezuela. Bol Venez Infectol Vol. 27-N°2, julio-diciembre 2016.

Número de colegiado
MPPS(Ministerio del Poder Popular para la Salud): 128044
CMDM(Colegio de Medicos del Distrito Metropolitano): 37088

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account