Toda la información sobre las vueltas de cordón en el parto

Durante los nueve meses que dura un embarazo, el cordón umbilical es el nexo de unión entre el feto y su madre. A través de él tu bebé se ha alimentado y ha recibido el oxígeno que necesitaba para sobrevivir. No obstante, con la llegada del parto pueden surgir ciertas complicaciones relacionadas con las vueltas del cordón umbilical en el parto. Os explicamos sus causas, así como sus posibles riesgos.

Toda la información sobre el cor´don umbilical en el parto

Africa Studio || Shutterstock

Dudas sobre las vueltas del cordón umbilical al nacer

La presencia de vueltas de cordón en el bebé al nacer el algo bastante común. Por lo general, un tercio de los recién nacidos llegan a este mundo con el cordón umbilical alrededor de su cuello. Curiosamente, este hecho es más frecuente en los varones, ya que desarrollan un cordón umbilical algo más largo que las niñas. También suele darse en embarazos más largos, ya que el feto ha tenido más tiempo para enrollarse con él.

No existe ningún estudio que confirme que parte de las muertes fetales que se producen durante el embarazo estén debidas a las vueltas del cordón umbilical en el bebé. De hecho, durante el periodo de gestación y por medio de ecografías se puede determinar la visualización del cordón umbilical desde el primer momento. Aunque no se puede percibir en todo su recorrido, lo cierto es que esta prueba nos ayuda a conocer su posición.


Durante el embarazo el bebé nada en el líquido amniótico. Esto le permite mover sus brazos, sus piernas e incluso girarse. Por lo tanto, es frecuente encontrar el cordón umbilical enrollado en el bebé. Tal es su baja preocupación por este asunto que los médicos no modifican el desarrollo del embarazo por este motivo. Tan solo en el momento del parto las vueltas del cordón umbilical podrían ser motivo de monitorización e intervención médica.

Riesgos de las vueltas de cordón durante el parto

Todo dependerá del número de vueltas de cordón que el bebé tenga sobre su cuello, así como de la cantidad de presión que estas ejerzan sobre él. No debes alarmarte demasiado por este tema, ya que el 20-25% de los partos en que el niño viene con vueltas de cordón se resuelven con normalidad. Solo en alguna excepción las cosas se complicarían.

Beneficios de los bancos de cordón umbilical.

Alexandr Kazharski || Shutterstock

Por lo general, los bebés pueden nacer con entre una y cuatro vueltas de cordón. El problema vendría cuando:

  1. La presión del cordón impidiera el paso del flujo de la sangre, así como del oxígeno entre la madre y el feto.
  2. Se expulsa primero el cordón umbilical antes que el feto, conocido como prolapso del cordón. En este caso, la vuelta de cordón y cesárea estarían relacionadas. Al salir el cordón umbilical primero este impediría el correcto nacimiento del niño, por lo que es obligatorio un parto por cesárea. Los motivos más habituales por los que se produce el prolapso de cordón son:
  • La ruptura prematura de membranas.
  • Los partos múltiples.
  • Los polihidramnios o el exceso de líquido amniótico.
  • Un cordón umbilical anormalmente largo.
  • Los partos en los que el bebé viene de nalgas.

Para evitar riesgos innecesarios es importante que tu médico realice un buen seguimiento de tu embarazo. El objetivo no es otro que diagnosticar esta clase de complicaciones para tenerlas en cuenta a la hora de dar a luz.

Si tienes miedo a las complicaciones generadas debido a las vueltas de cordón en el parto, no te asustes. El cordón umbilical tiene una longitud de 55 cm, por lo que es normal que se enrede en cualquier parte del cuerpo del pequeño. Por lo general, igual que se enredó se vuelve a desenredar con los propios movimientos del feto. Ante cualquier duda sobre las vueltas del cordón umbilical del bebé siempre consulta con tu especialista.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account