Parto

Toda la información sobre los temblores o los escalofríos tras el parto

Tras dar a luz, la mujer pasa por un estado especialmente sensible en su ánimo y físico. Este momento, también denominado puerperio, también se conoce por asistir a varias sensaciones realmente incomodas para la reciente madre como tener temblores o escalofríos tras el parto.

Aunque la experiencia del parto es una de las mejores por las que puede pasar una mujer, lo cierto es que nadie te avisa acerca de que puedes pasarlo mal debido a estos síntomas después del parto, y por ello hoy queremos dedicar este post a contarte un poco en qué consisten los temblores después del parto y cómo paliarlos de la mejor manera posible.



Elaboracion del plan de parto

¿Es normal sentir temblores durante el puerperio?

Después de tener a nuestro bebé, las horas y días posteriores, es normal que la mujer pase por momentos de escalofríos, temblores días después del parto que no puede controlar, agitación permanente y un chasquido de dientes de difícil dominio.

Este tipo de manifestaciones tras dar a luz, aunque no son muy conocidas, lo cierto es que si son muy frecuentes y no del todo habladas por otras madres que han pasado por esa experiencia, quizás por no querer alarmar a otras mujeres durante el embarazo o quizás porque no piensan que a todas les vaya a ocurrir.

Lo más frecuente es que estos síntomas ocurran si hemos tenido un parto vaginal o cesárea y, aunque es una sensación molesta, se suele pasar al cabo de unas horas como mucho, sin suponer riesgo alguno para la reciente madre.

Miedo al parto inducido

Dragon Images

¿A qué se debe padecer estos malestares físicos tras el parto?

Aunque no se ha determinado aún una causa fija o concreta de por qué ocurren estos síntomas y escalofríos en las madres después del parto, lo cierto es que si suelen venir ocasionados de diferentes factores cuando se ha tenido al bebé.

  1. Algunas de las causas de los temblores tras parto, por ejemplo, se puede deber a que existe una disminución del flujo sanguíneo debido al parto, provocando en la mujer frío y palidez, lo que le hace temblar sin tener ella consciencia ni contención de ello.
  2. Otro motivo por el que es normal sentir temblores en el puerperio es debido a los cambios hormonales del embarazo y que se acentúan con el parto. Una revolución en toda regla de las hormonas femeninas, y más concretamente, las suprarrenales.
  3. Si nuestro proceso de salida del bebé del útero materno ha sido realizado con anestesia epidural, ésta produce una bajada tensión arterial o hipotensión, que es un principal causante de los temblores en el cuerpo humano. Además, si nos administran líquidos intravenosos, se suele sentir frío o temblores pues éstos suelen estar más fríos que la temperatura del cuerpo humano.
  4. Si, por otro lado, hemos tenido que ser intervenidas con una pequeña cirugía, pequeñas cantidades de líquido amniótico puede entrar dentro de nuestro torrente sanguíneo y causarnos estos padecimientos sin preverlo.
  5. El principal síntoma suele ser los escalofríos tras el parto, aunque también nos puede suceder que tengamos dolor, algo muy habitual, calambres en el cuerpo, ardor en el estómago o palidez cutánea debido a la pérdida de sangre.

Son fenómenos físicos en madres después de un parto que no suelen ser muy longevos, duran entre unos minutos y unas cuantas horas y, aunque sea algo muy normal, nadie suele avisarte de que ocurre, pero desde esta web queremos darte toda la información necesaria para ir prevenida sobre los temblores o los escalofríos tras el parto y así saber que es una molestia pasajera.

Forgot your details?