Lactancia materna

Toda la información que debes de saber sobre los implantes de mamas y la lactancia materna

Muchas preocupaciones surgen cuando conocemos la feliz noticia de que estamos esperando un bebé, sobre su desarrollo, la lactancia materna y otras muchas cuestiones. Cuando se empieza a gestar nuestro bebé en el interior, nos empezamos a inquietar con ciertos aspectos. Dar alimento a nuestros hijos, una vez han nacido, es un don que la naturaleza nos ha regalado pero, ¿qué ocurre si unimos lactancia e implantes mamarios? En este artículo te desvelamos todo lo que debes de saber sobre los implantes de mamas y la lactancia materna, infórmate.

¿Es posibles amamantar con prótesis?

Uvarov Stanislav || Shutterstock

Uno de los miedos entre las futuras madres que tienen implantes mamarios, que les produce intranquilidad durante el embarazo, es si sus prótesis van a perjudicar la salud de su hijo, cómo va a ser la calidad de la leche cuando llegue el momento de amamantar o si le resultará incomodo cuando proceda a alimentarse.

Muchos profesionales recomiendan seguir una serie de pasos y consejos para dar el pecho con prótesis que pueden ayudarnos a eliminar esos miedos e inseguridades, y disfrutar del maravilloso momento de la maternidad.

¿Puedo amamantar a mi bebé con los implantes de mamas?

¿Se puede dar el pecho cuando tienes prótesis o implantes de mamas? La respuesta de mano de todos los expertos en la materia es sí, pero condicionada a ciertos matices. Por ejemplo, tenemos que conocer qué tipo de cirugía nos hicimos en el momento de colocar los implantes mamarios en nuestro cuerpo para así saber si hay cabida a algún problema. Normalmente, los implantes se colocan de la manera correcta para un futuro embarazo de la mujer, por lo que en la mayor parte de los casos se podría amamantar sin inconveniente alguno.

Cuando el implante de la prótesis se introduce a través de la areola del pezón, por el contrario, existe más posibilidad de que los nervios del pecho se vean afectados, y derive en algunos de los problemas de la lactancia materna más habituales. Amamantar con prótesis en estos casos puede ser perjudicial para el bebé, por lo que en el momento de la operación debemos informar al médico de que extreme las precauciones para realizar el procedimiento con el mayor cuidado posible.



Otra preocupación muy común entre madres de amamantar con prótesis durante la lactancia, es si se puede originar una ruptura de la prótesis y el líquido pase al recién nacido a través de la leche. Este hecho, según los profesionales médicos, es casi imposible que ocurra, y aunque llegara a ocurrir, dar el pecho con prótesis que se rompan no afectaría para nada al bebé.

Compatibilidad de la lactancia materna y los implantes mamarios

Alena Ozerova || Shutterstock

El riesgo de mastitis es otra intranquilidad en las embarazadas. Aunque existe una relación casi directa entre la colocación de los implantes en el pecho de la mujer y el riesgo de sufrir mastitis, no está del todo confirmada ni asegurada. Aun así, podemos seguir una serie de consejos para evitarlo, como que el bebé vacíe completamente el pecho durante la lactancia, no dilatar mucho las tomas y si, en algún momento el pecho se nos hincha, acudamos a un especialista.

La silicona de la prótesis, otra causa de nerviosismo entre futuras madres. El material del cual están fabricadas las prótesis no pasa a la leche materna en ningún momento, y el bebé no debe de notar nada al respecto. Por lo que, si vamos a amamantar con prótesis a nuestro hijo y quedarnos tranquilas, podemos corroborar este dato con nuestro médico.

Finalmente, seguir una serie de recomendaciones sobre los implantes de mamas y la lactancia materna si se tiene una prótesis mamaria a la hora de la lactancia nos asegurará un bienestar correcto, tanto del bebé como nuestro. Si quieres que ti bebé disfrute de todos los beneficios de la lactancia materna y si sigues cada uno de los pasos para amamantar al bebé, seguro que todo va bien. En cualquier caso y ante cualquier duda consulta con tu especialista.

Para afirmar que se está procediendo a una lactancia correcta solo debemos observar si nuestro bebé aumenta de tamaño con regularidad, si defeca entre 3 y 5 veces al día y si moja el pañal al menos 6 veces diarias. Si esto ocurre, nuestro hijo está viviendo una evolución normal y su alimentación es adecuada, por lo que nuestros implantes mamarios no están afectando en absoluto en su desarrollo.

Forgot your details?