Tratamiento de la enfermedad púrpura en niños

Es muy posible que no hayas oído hablar de ella hasta que se la diagnostican a tu bebé, algo que, ya te adelantamos, es bastante improbable pues es una de esas enfermedades poco habituales. Ante todo, mantén la serenidad porque una vez que conozcas el tratamiento de la enfermedad púrpura en niños, te darás cuenta de que no se trata de una patología grave.

Cuidados para niños con púrpura

Maria Evseyeva || Shutterstock


Es imprescindible empezar asegurándote que sí, que el niño tiene los síntomas de la enfermedad púrpura y que tiene cura, por lo que con los cuidados del bebé más adecuados no tienes que preocuparte. Es más, en un porcentaje considerable desaparece a las tres o cuatro semanas, sin que se tenga que tomar medicación alguna. Conviene matizar que el tratamiento de la enfermedad púrpura cuando afecta a bebés y niños generalmente se limita a actuar sobre los síntomas de sangrado y calmar molestias si las hay. Lo vemos en detalle.

Cómo tratar la enfermedad púrpura en bebés

Si eres primeriza te recordamos que se trata de un trastorno autoinmune que afecta al sistema circulatorio y que debes conocer tras el embarazo para estar informada y prevenida. Cuando hablamos de menores de 10 años, suele tratarse de una inflamación de los vasos o una disminución de plaquetas en la sangre. Ambos supuestos, si no revisten de mayor gravedad, implican estos cuidados para niños con púrpura:

  • Si se comprueba que no hay hemorragias, en el 90% de los pacientes el tratamiento y control se hace de forma ambulatoria, sin necesidad de ingreso hospitalario.
  • Prohibida la ingesta de ibuprofeno, ácido acetilsalicílico y cualquier medicamento que afecte a la coagulación de la sangre.
  • Atención a los sangrados, básicamente por la nariz, por la dificultad de pararlos por la enfermedad.
  • En caso de dolores reumáticos, articulares o cefaleas se puede administrar paracetamol como calmante.

Es importante que ante cualquier señal acudas al especialista y aprendas a tratar la enfermedad púrpura infantil de la mano del pediatra.

Los niños, sobre todo entre 2 y 5 años, se ven afectados mayoritariamente por la variante llamada Púrpura Trombocitopénica Idiopática, la que supone un descenso en los índices de plaquetas o trombocitos. Por eso, le dedicamos un apartado.

Cómo tratar la enfermedad púrpura en niños.

Minnikova Mariia || Shutterstock

Tratamiento de la enfermedad púrpura trombocitopénica en niños

El plan de cuidados púrpura trombocitopénica pasa básicamente por el reposo del pequeño, más que nada porque se trata de evitar traumatismos, golpes o cualquier mínima posibilidad de que pueda sufrir una hemorragia. Una vez realizados los pertinentes análisis de sangre y orina, esta suele ser la evolución:

  • La primera semana se recomienda que la pase en cama.
  • Dependiendo de la evolución, la segunda y tercera semana se deberá permanecer en casa, limitando las actividades que puedan implicar riesgos.
  • A partir de la cuarta semana, se reincorporará al colegio pero sin participar en las prácticas deportivas en unos días.
  • No debe vacunarse.
  • Tampoco ponerle inyecciones intramusculares, todo para evitar un posible sangrado.

El tratamiento de púrpura trombocitopénica en pediatría incluye algún tipo de medicación para reducir la reacción de las defensas del organismo que está destruyendo las plaquetas. No hay que olvidar que este tipo de púrpura suele tener en su origen una infección vírica. El cuerpo genera anticuerpos para combatir estos virus pero, por algún motivo, se confunden y atacan a las plaquetas. Por ese motivo, el tratamiento púrpura trombocitopénica puede conllevar:

  • Corticosteroides por vía oral por sus efectos antiinflamatorios y porque ayudan a prevenir hemorragias.
  • Gammaglobulina por vía intravenosa para reducir con rapidez la destrucción de las plaquetas.

Por último, aunque ya hemos señalado que esta enfermedad remite en pocos meses y no deja secuelas, parte importante del plan de cuidados púrpura trombocitopénica pasa por la realización de análisis de sangre y orina durante unos tres años. Sirven para detectar anemias asociadas a la enfermedad púrpura o afectación a los riñones. Estos son los dos principales efectos dañinos de esta dolencia, pero de mínima incidencia.

Recuerda que el tratamiento de la enfermedad púrpura en niños, en todo caso, pasa por seguir las indicaciones concretas que te dará el pediatra.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
  • BASELGA, E. DROLET, BA. ESTERLY, NB. Purpura in infants and children. J Am Acad Dermatol 1997;37:673-705.
  • PUIG SANZ, L. Púrpuras. Consulta online: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/purpuras.pdf
Periodista, editora y correctora con amplia experiencia tanto en medios impresos como en medios digitales sobre múltiples temáticas, entre la que destaca la maternidad. Soy escritora de relatos cortos y me apasiona la lectura, la música clásica y el cine.

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account