Síntomas de la enfermedad púrpura en niños

Tener un bebé es una experiencia única y enriquecedora, a estas alturas no estamos descubriéndote nada que no sepas. A parte de las vivencias personales, nos convierte en expertos en algunas materias que ni nos imaginábamos. Un claro ejemplo es el de las enfermedades infantiles, ¡hasta las más raras y menos frecuentes se nos hacen familiares! Sobre todo, en lo que se refiere a cómo detectarlas. Cosas como los síntomas de la enfermedad púrpura en niños, de los que antes ni habíamos oído hablar.

Causas de los síntomas de la enfermedad púrpura en bebés

Evgeny Atamanenko || Shutterstock

Es esta una dolencia de incidencia muy baja entre los niños pero que como mamá primeriza debes conocer, apenas unos 4 a 8 afectados por cada 10.000 menores. Y el 80% de los diagnosticados están totalmente recuperados y sin secuelas a los seis meses de la aparición de la crisis. Sin embargo, uno de los problemas es que los signos de la enfermedad púrpura en niños son muy genéricos y se pueden pasar por alto. Por eso es conveniente distinguir las señales de la enfermedad púrpura en bebés para actuar con prontitud.

Sintomatología de la enfermedad púrpura en bebés

Una característica de esta patología es que hay una clara diferencia entre cómo la sufren los adultos y cómo los niños. En el caso de los menores, tras el embarazo y pasados los meses, lo normal es que sea temporal y no revista gravedad. Eso sí, los signos de la enfermedad púrpura en bebés pueden ser un poco impresionantes y provocar una alarma.


Estos son los síntomas de la enfermedad púrpura en niños más habituales, que se pueden presentar simultáneamente o unos antes que otros:

  • Equimosis, término que alude a la aparición de hematomas sin una causa aparente. Esos moratones surgen y desaparecen sin que haya golpes u otros motivos que expliquen su presencia. Suelen concentrarse en las extremidades inferiores y los glúteos, y raramente en miembros superiores.
  • Petequias, se trata de unas manchitas de color rojizo, que no tienen relieve y que se caracterizan porque si pasamos la mano por ellas haciendo presión, no desaparecen. Se pueden presentar en grupo con aspecto similar al sarpullido, o de forma aislada.
  • Sangrados frecuente, y también sin explicación, sobre todo de nariz o encías.

Cualquiera de estas tres señales puede ser considerada por sí sola uno de los síntomas de la enfermedad púrpura en bebés, lo que hace más que recomendable que se consultes al pediatra.

Mima cada detalle del cuidado del bebé y conoce cuáles son las enfermedades genéticas más frecuentes en el bebé para estar bien informada.

Señales de la enfermedad púrpura en niños

Las causas de los síntomas de la enfermedad púrpura en bebés tienen una explicación común. Los tres casos son consecuencia de su naturaleza de patología que afecta al sistema circulatorio, bien porque se inflamen los vasos sanguíneos, bien por disminución de las plaquetas o por el fenómeno de extravasación. Este último implica que hay una fuga de glóbulos rojos que se acumulan en el tejido cercano. En caso de detectar las siguientes señales o síntomas el pediatra recomendará seguir el tratamiento de la enfermedad púrpura en base a las necesidades del niño.

Signos de la enfermedad púrpura infantil.

Anastasia buinovskat || Shutterstock

Pero, por muy aparatosa que parezca esta sintomatología de la enfermedad púrpura en bebés, debemos recordar que se cura fácilmente con reposo y mínima medicación, que puede incluir antibióticos y/o corticoides. Incluso no es extraño que aparezca y desaparezca espontáneamente. Puede que se debe únicamente a la inmadurez de las venas y arterias de nuestro bebé.

Aunque, también es cierto que la sintomatología de la enfermedad púrpura en niños en ocasiones se completa con cuadros de:

  • Dolor abdominal, a veces con cólicos o con sangrado en las heces.
  • Dolor en las articulaciones, especialmente en rodillas y tobillos.
  • En los más pequeños se puede producir cierta inflamación en la frente, pies y manos.
  • Cefaleas y fiebre.
  • Presencia de sangre en la orina.

Una de las primeras medidas del médico cuando se le presenta un paciente con cualquiera de los ntomas de la enfermedad púrpura en niños es realizar una analítica completa, de sangre y orina. Aprovechamos para recordarte que no es una enfermedad contagiosa, ni tampoco de carácter hereditario.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
  • BASELGA, E. DROLET, BA. ESTERLY, NB. Purpura in infants and children. J Am Acad Dermatol 1997;37:673-705.
  • PUIG SANZ, L. Púrpuras. Consulta online: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/purpuras.pdf
Periodista, editora y correctora con amplia experiencia tanto en medios impresos como en medios digitales sobre múltiples temáticas, entre la que destaca la maternidad. Soy escritora de relatos cortos y me apasiona la lectura, la música clásica y el cine.

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account