Tratamiento para la rubéola en el embarazo

Actualmente, dos de cada diez mujeres en edad de tener hijos son vulnerables a la rubeola, una enfermedad sumamente peligrosa cuando se contrae durante el embarazo porque puede dejar secuelas irreversibles en el bebé. Siempre debes estar atenta a cualquier síntoma inusual que permita diagnosticar e iniciar el tratamiento de la rubéola en el embarazo. A continuación, encontrarás toda la información sobre cómo tratar la rubeola durante el embarazo.

Tratamiento de la rubeola durante el embarazo

VGstockstudio || Shutterstock

¿Cuál es el tratamiento de la rubeola en el embarazo?

Si se ha confirmado que padeces de rubeola se te indicará un tratamiento con globulina hiperinmunitaria. Estos son anticuerpos que se liberan en el organismo para que puedan combatir el virus, son necesarios porque tus propios anticuerpos son insuficientes.

Este tratamiento consigue la reducción de los síntomas. Pero, lamentablemente no es una garantía de que el feto no haya contraído la rubeola congénita. Además de administrar anticuerpos, hay otras indicaciones que te darán los médicos. Por ejemplo:

  • Reposo absoluto: No puedes salir a ningún lugar durante la evolución de la enfermedad para no cansarte ni sofocarte. Tu cuerpo necesita descanso y energía para combatir el virus.
  • Ingerir paracetamol para ayudar a que los síntomas desaparezcan. No debes tomar otros medicamentos, en especial los AINES, porque se ha demostrado que ellos ponen en riesgo la salud del feto.
  • Aislarte: debido a esta enfermedad tu sistema inmune se encuentra debilitado y por ello puedes adquirir cualquier otro virus o bacteria y complicar mucho más tu cuadro viral.
  • Ingiere líquidos en abundancia y mantén una alimentación sana. Evita en lo posible los productos procesados, enlatados, las golosinas, entre otros alimentos que hagan a tu hígado trabajar más.
  • No ingieras ningún otro medicamento que no te hayan recetado ni recurras a remedios caseros. Muchos remedios caseros pueden agravar los síntomas.

Si todo marcha bien, en un par de semanas te sentirás mejor. Aun sin tratamiento el virus se autolimita y los síntomas pueden desaparecer entre 7 a 10 días. La verdadera consecuencia de contraer esta enfermedad no deriva en lo mal que te puedas sentir, sino en lo afectado que estará tu bebé. Si el soporta la infección in útero podría sufrir del síndrome de rubeola congénita, una patología de gravedad.


Existe una vacuna que es realmente efectiva contra la enfermedad. Ella se encuentra dentro de la carta de vacunación de los niños en casi todos los países, se coloca usualmente en el primer año.

Si no se colocó en el primer año puede inyectarse luego, en la adolescencia o en la juventud. Pero, no puede colocarse durante el embarazo, esta y otras vacunas de virus vivos atenuados están prohibidas en esta etapa.

¿Cómo es el proceso de diagnóstico de la rubeola?

Es complicado establecer si efectivamente se trata de esta enfermedad, pues la erupción que aparece se asemeja mucho a otras que brotan por causas virales. Por ello, la manera de corroborar que efectivamente se trata de la rubéola es a través de un cultivo de saliva o exudado faríngeo que demuestre el crecimiento de los virus. Como esta prueba es costosa y lleva su tiempo, usualmente se indica un examen de sangre para identificar la presencia de anticuerpos contra el virus.

Al confirmar la infección inicia el tratamiento paliativo de los síntomas, como ya lo mencionamos y el control del feto. Por medio de ecografía se irá vigilando el desarrollo del bebé y la presencia o ausencia de malformaciones.

Es muy importante que si nunca has tenido rubeola y no tienes la vacuna, se lo comentes a tu médico para que esté prevenido. Y por supuesto, evites tener contacto con personas infectadas. Ahora, si aún no estas embarazada, pero estas buscándolo, es conveniente que te pongas la vacuna contra la rubeola al menos 3 meses antes de intentar la concepción, esencialmente.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
  • Cunningham G., Macdonald P., Ganta N. Williams Obstetricia. 20ava edición. Argentina: Editorial Medica Panamericana, 1999.
  • Sánchez E., Torres R. (1992). Rubéola y embarazo: resultados perinatales. Ginecol Obstet Mex60(5), 141-5.
Estudios y formación
Médico Cirujano: Universidad Central de Venezuela
Diplomado en Medicina ocupacional: Fundación IUNETE
Experto en Nutrición Clínica: Universidad Europea del Atlántico (Presentando tesis)

Experiencia profesional
(2019) MEDICO OCUPACIONAL, Coorporación Medisalud C.A. Consultas de medicina laboral.
(2014-2018) ASISTENTE MÉDICO DEL TRABAJO, Dra Adarvelys Valor Elaboración de informes varios, consultas de medicina laboral, evaluación de puestos de trabajo.
(2016-2018) REDACTORA DE CONTENIDO WEB, Freelance
(2015-2016) PREPARADORA, Catedra de Fisiopatología UCV
Publicaciones e investigaciones: (2016) PUBLICACIÓN. MAYARO: La cuarta arbovirosis de relevancia médica descrita en Venezuela. Bol Venez Infectol Vol. 27-N°2, julio-diciembre 2016.

Número de colegiado
MPPS(Ministerio del Poder Popular para la Salud): 128044
CMDM(Colegio de Medicos del Distrito Metropolitano): 37088

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account