El reposo absoluto durante todo el embarazo

En un artículo reciente te contábamos cómo sobrellevar el reposo absoluto durante el primer trimestre de embarazo. Hoy, nos dedicaremos a explicarte todo lo relativo al reposo absoluto durante todo el embarazo.

El médico suele prescribir el reposo en el embarazo como medida preventiva a ciertos problemas. Es frecuente que sea necesario durante las primeras y las últimas semanas de gestación. Esto es debido a que existe un mayor riesgo de aborto y un mayor riesgo de que se desencadene un parto prematuro.

Reposo absoluto todo el embarazo

Hoy te contamos cuáles son las principales causas por las que el médico te indique que debes guardar reposo absoluto durante todo el embarazo. ¿Sabes cómo debes sobrellevar dicha situación? ¡Vamos allá!

Causas del reposo absoluto

Que el médico te haya recomendado reposo absoluto durante todo el embarazo, supone que deberás permanecer un largo periodo de tiempo en la cama, sin moverte nada más que para ir al baño. Aquí tienes algunas de las causas más frecuentes.

Reposo absoluto por amenaza de aborto

Durante el primer trimestre pueden darse como principales síntomas de aborto, los sangrados, hemorragias o fuertes dolores abdominales. Hay que diferenciar los sangrados por amenaza de aborto de los sangrados de implantación.

Ante un sangrado o hemorragia vaginal, el médico realizará una exploración y una ecografía vaginal. Con ello descartará que se trate de un embarazo ectópico, y comprobará la viabilidad del embarazo.

En estos casos, el médico te indicará que mantengas reposo absoluto hasta que los sangrados desaparezcan. A pesar de ello, y siempre dependiendo de tu evolución, deberás continuar con el reposo moderado hasta que el embarazo está más avanzado.

Si a causa del reposo absoluto tienes dolor de espalda en el embarazo te recomendamos leer el especial para prevenirlo.

Embarazo múltiple

En el caso de un embarazo múltiple, en ocasiones, tiene lugar una mayor distensión del útero. Esto podría ser causa de un parto prematuro y por ello durante las últimas semanas de gestación, el reposo es recomendado.

Rotura prematura de la bolsa de agua

Esto se refiere a los casos en que la futura mamá "rompe aguas" antes de la semana 34 o 35.  Por ser demasiado pronto para provocar el parto, el médico suele recomendar el reposo absoluto.

Cerclaje

Sucede cuando el útero es incapaz de aguantar el propio peso del bebé y se abre. Esto provoca pérdidas de sangre y puede aumentar el riesgo de parto prematuro.

Si además de esto, la futura mamá presenta alguna otra sintomatología, como pueden ser las contracciones, es necesario que ésta se someta a una intervención quirúrgica. Consiste en una sutura circular que ayudará a mantener el útero cerrado. En los días posteriores a esto, el médico recomendará el reposo absoluto.

Además de estas situaciones, se recomienda el reposo absoluto en embarazos de alto riesgo, cuando la madre sufre ciertas cardiopatías, enfermedades respiratorias o hipertensión que puede desencadenar en preeclampsia.

Los ejemplos más típicos en los que se recomienda el reposo absoluto se dan cuando se presentan insuficiencias placentarias, en caso de iniciar las contracciones antes de la semana 37, en los crecimientos intrauterinos retardados, ante amenaza de parto o cuando existen antecedentes de aborto espontáneo o partos prematuros, entre otras.


Reposo absoluto por amenaza de aborto

Otnaydur

El tipo de reposo que el médico puede preescribir, dependerá de cuál sea la causa que lo motive. Puede consistir simplemente en llevar una vida más tranquila, a evitar ciertas actividades o a permanecer en la cama durante un largo periodo de tiempo.

Sea cuál sea el grado de reposo que el médico te haya indicado, deberás adaptarte a tus nuevas circunstancias e intentar estar tranquila y relajada.

Recuerda que tu estado de ánimo afecta directamente a tu bebé y en este caso, la ansiedad y la tristeza, no os resultarán beneficiosos.

Una buena idea es mantenerte ocupada y entretenida con diferentes actividades. Leer, escuchar música, hacer punto o manualidades, pueden ser algunas de ellas.

Consulta todas tus dudas a tu médico, comparte tus pensamientos con tu entorno más cercano, y sobre todo… ¡déjate ayudar!

Si te encuentras en reposo absoluto pero con niños en casa, conoce las mejores posiciones y los consejos más eficaces. 

¿Qué se puede hacer y qué no durante el reposo?

Seguramente te preguntarás qué puedes y qué no puedes hacer, si el médico te ha prescrito reposo relativo o reposo absoluto.

El reposo relativo es precisamente eso… relativo. Puedes alternar tus ratos de descanso en la cama o en el sofá.

Puedes dar paseos tranquilos, pero en ningún caso podrás realizar ninguna actividad física, levantar peso o mantener relaciones sexuales.

En caso de reposo absoluto, deberás permanecer en la cama hasta que nazca el bebé, y lo único que se te va a permitir es levantarte para ir al baño.

El reposo absoluto, en algunas ocasiones, puede requerir de hospitalización.

En otros casos, lo único que deberás hacer, es tomarte la vida de forma más tranquila. Nada más…

En cuanto a los beneficios del reposo, existe una gran controversia. Pero muchos profesionales médicos, lo recomiendan en embarazos de alto riesgo y para prevenir el parto prematuro.

En este sentido, no debes preocuparte en exceso y tener una actitud positiva frente al reposo absoluto durante todo el embarazo. Esto es fundamental para tu salud física y psíquica, y también para lograr un embarazo sano. ¡Relájate!

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account