Reposo absoluto y el dolor de espalda en el embarazo

Se calcula que una de cada cinco embarazadas tiene que hacer reposo absoluto en alguna fase del embarazo, una medida que no está exenta de polémica. El reposo absoluto en el embarazo suele recomendarse en casos de alto riesgo, por ejemplo si se espera un parto múltiple o si la futura madre tiene antecedentes de parto prematuro o aborto espontáneo. ¿Pero existe alguna relación entre el reposo absoluto y el dolor de espalda en el embarazo?

Reposo absoluto y el dolor de espalda en el embarazo

La inactividad física del reposo absoluto provoca dolores musculares más molestos, empezando por el dolor de espalda en el embarazo, todo un clásico entre las mujeres que están a punto de dar a luz.

Si el médico te recomienda reposo absoluto tendrás que pasarte el embarazo tumbada en la cama, una postura que favorece el flujo sanguíneo hacia el útero. Así el bebé recibe más sangre y, por tanto, más oxígeno y nutrientes.

Reposo absoluto y el dolor de espalda en el embarazo

Syda Productions

Los sangrados a lo largo del primer trimestre del embarazo, las contracciones uterinas, un crecimiento lento del bebé o la falta de líquido amniótico, también pueden desencadenar en un reposo absoluto.

El reposo absoluto durante el embarazo es una situación difícil para cualquier mujer. Por una parte está el riesgo de perder al bebé o de que nazca con un problema, por lo que es imprescindible hacer el sacrificio y cumplir con las indicaciones del médico; pero por otra parte está el desánimo.

Descubre otras molestias del embarazo muy comunes, propios de los cambios del cuerpo de la mujer que pueden desencadenarse a raíz del reposo en el embarazo.

Salvo en casos menos graves no podrás levantarte de la cama ni salir de casa, algo que indudablemente te provocará un bajón anímico donde también tendrán un papel importante los dolores típicos del embarazo, que se multiplican en estos casos.

El reposo y el sedentarismo hacen que la musculatura de la espalda y el abdomen se relajen, y si a eso le sumamos que la expansión del útero provoca una relajación mayor de los abdominales el dolor está prácticamente asegurado.


El aumento de peso a lo largo del embarazo también ayuda a acentuar el dolor de espalda, y contra eso no hay mucho que hacer.

¿Cómo prevenir el dolor de espalda en el embarazo?

Por suerte, tenemos algún truco para prevenir el dolor de espalda en el embarazo. Lo primero que debes tener claro es que el reposo absoluto, en la mayoría de los casos, te impedirá levantarte para andar, aunque sea dar la vuelta a la cama.

Reduce tus dolores de espalda con estos movimientos y estira tu columna.

El médico te lo confirmará, pero lo que sí puedes es mover las piernas. Ejercicios tan simples como flexionar los pies, mover los dedos o dibujar círculos en el aire con la punta del pie ayudan a prevenir el dolor de espalda. Puedes contraer los músculos brevemente, pero sin llegar a moverlos.

Resposo absoluto en el embarazo y dolor de espalda

wavebreakmedia

También debes cambiar de posición con frecuencia. Una de las mejores posiciones para el reposo absoluto en el embarazo es tumbada de lado, preferentemente sobre el izquierdo, y nunca de espaldas.

El hecho de tumbarnos sobre el costado izquierdo evitará la presión sobre la vena cava inferior, la que se ocupa de llevar la sangre de los pies al corazón; y tampoco presionaremos tanto sobre el hígado.

Si te tumbas de espaldas también harás más presión sobre la cava inferior, así que mejor tumbarse sobre el lado izquierdo. Eso sí, cuando sientas dolor puedes cambiar perfectamente de postura, aliviando el dolor de espalda.

Algunas mujeres sólo tendrán que guardar reposo durante las primeras semanas del embarazo, pero en otras el sacrificio será mayor e incluirá toda la gestación.

En ese sentido es clave contar con el apoyo de la familia y amigos para que el los largos días de reposo absoluto en el embarazo y el dolor de espalda se pasen lo más rápido posible y el estado de ánimo no se resienta.

Pautas como seguir una rutina, aprovechar para leer, ver series o películas e incluso pintar o escribir te ayudarán a superar un reposo esencial para que el bebé nazca sin problemas.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
Vivo el mundo de la maternidad como si fuera mi profesión. Publicista de formación y escritora de vocación, la llegada al mundo de mi primera sobrina cambió mi día a día por completo. Ahora escribo para ofrecer los mejores consejos y recomendaciones para mamás primerizas.

Tras los estudios de la carrera de Publicidad y RRPP por la Universidad Cardenal Herrera CEU de Valencia en 2010 y del Máster en Comunicación y Branding Digital del CEU en 2011 comencé mi andadura en el mundo digital. Actualmente tengo una dilatada experiencia como redactora en temas de maternidad, el cuidado del bebé y sobre el embarazo.

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account