El recién nacido

Leche de fórmula

¿Cómo saber si le sienta mal la leche de fórmula al bebé?

Actualmente son muchos los bebés que nacen con diversos tipos de intolerancias o alergias a algunos alimentos. Una de las intolerancias más comunes a día de hoy en los niños es la intolerancia a la lactosa, una dolencia que afecta a un 30% de la población en España, según datos de la Sociedad Española de Patología Digestiva. Por ello, esta semana te contamos ¿cómo saber si le sienta mal la leche de fórmula al bebé?

Sintomas de la intolerancia a la lactosa

Africa Studio

Se dice que una persona es intolerante a un alimento o nutriente determinado, cuando su aparato digestivo tiene dificultades para digerirlo. En este sentido, es cada vez más frecuente que los lactantes tengan dificultades para digerir la leche artificial una vez que han dejado la leche materna.

Para determinar si nuestro bebé es alérgico a la leche de fórmula, es importante observar, en primer lugar, cuáles son los síntomas que presenta tras tomar un biberón con este tipo de leche.



En muchos casos, estos síntomas nos pueden llevar a determinar directamente que nuestro hijo no es sólo alérgico a la leche de fórmula, sino que tiene una intolerancia a la lactosa y, por lo tanto, no puede ingerir ningún alimento que contenga este tipo de nutriente.

Principales síntomas de la intolerancia a la lactosa

Antes de que el pediatra prescriba unas pruebas de intolerancia a la lactosa a nuestro bebé, es probable que nos pida que observemos qué síntomas presenta nuestro hijo cuando toma una biberón elaborado con leche de fórmula.

En este sentido, existen diversos indicios que pueden sembrar la sospecha de que nuestro bebé es intolerante a este tipo de azúcar presente en la leche de vaca.

Hay que tener en cuenta que, aunque los síntomas de la intolerancia y de la alergia a la lactosa son similares, éstas son patologías muy diferentes. En el caso de la intolerancia, esta dolencia no suele aparecer hasta los dos años de edad, aproximadamente. Sin embargo, la alergia a la lactosa o a las proteínas de le leche de vaca se pueden manifestar desde que el niño es recién nacido.

El dolor abdominal persistente, las náuseas, los vómitos y bocanadas abundantes, la flatulencia, la regurgitación persistente después de comer, la pérdida de peso, o el abultamiento del abdomen, son los principales síntomas que pueden delatar que a nuestro hijo le sienta mal la leche de fórmula.

Alternativas a la leche de vaca

Una vez que pediatra ha constatado la presencia de una intolerancia o alergia a la lactosa o a la proteína de la leche de vaca en el bebé, el único tratamiento posible que puede recibir el niño es la eliminación completa de la dieta de todos aquellos alimentos que contengan lactosa o proteína de leche de vaca.

Si has comprobado que a tu bebé le sienta mal la leche de fórmula puedes decantarte por alguna de las alternativas a la leche de vaca.

Alternativas a la leche de vaca

Dmytro Zinkevych

Sin embargo, en el caso de los lactantes que todavía no se han iniciado en la alimentación complementaria y sólo se alimentan de leche, es preciso sustituirles la leche de fórmula que estaban tomando, por una leche conocida como leche de fórmula hidrolizada.

Actualmente podemos encontrar en el mercado diversos tipos de leche hidrolizada indicados para cada tipo de alergia o intolerancia concreta. En este sentido, las leches de fórmula hidrolizadas más comunes son: leche hidrolizada de proteínas lácteas sin lactosa, leche hidrolizada de proteínas séricas y de caseína sin lactosa para lactantes, o leche hidrolizada de caseína sin lactosa para lactantes.

Ahora que tienes las claves para saber si le sienta mal la leche de fórmula al bebé, en el momento en el que el pediatra ha confirmado la intolerancia o la alergia del bebé a la leche, es conveniente que la madre efectúe un cambio inmediato de leche, y que comience pues, a alimentarlo con un tipo de leche de fórmula hidrolizada específica para la intolerancia o alergia que presenta su hijo.

Forgot your details?