El recién nacido

Lactancia materna

Leche de fórmula

El tamaño del estómago de un recién nacido

Nada más nacer un bebé, su alimentación es delicada y puede conllevar ciertos problemas a la hora de digerir la comida, debido a que todavía posee un sistema digestivo muy inmaduro. Para entenderlo un poco mejor, hoy nos centramos en el tamaño del estómago del recién nacido y su capacidad.

Como saber si un bebe esta bien alimentado

Ataka

Si el bebé se alimenta de leche materna, al principio, sólo tomará el calostro, que a pesar de ser una cantidad pequeña es muy rico en nutrientes.

Sigue leyendo y descubre la evolución del tamaño y la capacidad que tiene el estómago de un recién nacido.

El tamaño del estómago de un bebé nada más nacer

El primer día tras el parto tu bebé tiene un estómago capaz de contener entre unos 5 y 7 ml de leche, el tamaño es similar al de una cereza.

Debes saber que además de ser un estómago muy pequeño, no tiene elasticidad, y no admite más cantidad. En estos días, las madres suelen tener el presentimiento de que los bebés se quedan con hambre, al ver lo poco que comen. Sin embargo, la cantidad de calostro que ingieren es suficiente y no es necesaria complementarla con otras tomas de biberones.

Aproximadamente el bebé pedirá calostro cada dos horas, que le aporta todo lo necesario y las defensas necesarias. Descubre todos los componentes del calostro, la primera leche materna.

Los días 5 o 6 verás cómo su estómago ha adquirido una capacidad mayor de unos 45 ml.

El tamaño del estómago de un bebé de 10 días

Es impresionante como con el paso de los días, el tamaño del estómago de un bebé de 10 días ha alcanzado el tamaño de un huevo con una capacidad de 81 ml.

Es en este transcurso cuando la leche materna empieza a salir y a desaparecer el calostro, para adaptarse una vez más a las necesidades del bebé.

Poco a poco irás conociendo su manera de comunicarse y sus gestos, por los cuales sabrás si tiene hambre, como por ejemplo chupetear o llorar.

Y tras cada toma verás como va aumentando la cantidad de leche materna o artificial que ingiere. No es cierto que un bebé tenga que saciarse con ayuda de un biberón, la leche materna suele adaptarse a sus necesidades, como bien hemos mencionado antes.

Por ejemplo, si tu bebé es prematuro tu leche materna es diferente a la de un bebé que ha nacido en su fecha probable del parto.

El tamaño del estómago de un bebé de 3 meses

La capacidad del estómago del bebé a los 3 meses seguirá aumentando notablemente, hasta que sea adulto y adquiera el tamaño de una naranja.

Signos que indican que el bebé está bien alimentado

En cualquier caso o duda puedes consultar con el pediatra y toma nota de los siguientes síntomas para saber si el bebé toma la suficiente leche:

  • El peso del bebé aumenta a excepción de cuando acaba de nacer que puede perder hasta un 10% de su peso, en las siguientes dos semanas deberá haber recuperado su peso normal. Recuerda que si le das el pecho subirá de peso antes que si se alimenta de leche artificial.
  • Si su sueño es intranquilo o no duerme más que en breves intervalos, puede tener problemas de alimentación.
  • Si está contento, seguramente es un bebé bien alimentado.
  • Su piel sirve de indicador para saber si está hidratado o no. Un bebé que no toma la leche suficiente presenta una piel seca, sin elasticidad y arrugada.
  • Si el pequeño toma la suficiente leche, tiene una buena salud, no presenta intolerancias o no posee problemas digestivos.
  • Un recién nacido que orina correctamente y sus deposiciones son normales está satisfecho con la leche que ingiere.
  • La frecuencia de las tomas habitual es entre 8 y 12 veces al día, si no lo cumple puede presentar hambre debido a que no toma la cantidad necesaria de leche.

En el caso de que tu pequeño presente un aumento del número de tomas o de la duración de estas, es muy posible que se encuentre en un brote de crecimiento y su tamaño del estómago se está incrementado.

Existe la probabilidad de que las tomas no sean tan duraderas como antes, es muy común, dado que poco a poco el bebé aprende a succionar mejor y obtener más leche materna o artificial de una manera más rápida.

Por otro lado, si suben las temperaturas es muy posible que pueda necesitar un aumento de la duración de las tomas, para hidratarse más.

En definitiva el tamaño del estómago de un recién nacido está en constante evolución, ahora que ya conoces cómo saber si el bebé está bien alimentado, presta atención a sus signos.

Forgot your details?