6 alimentos prohibidos durante el embarazo

Durante el embarazo el cuidado de la alimentación es mucho más importante, teniendo en cuenta que el desarrollo y crecimiento sano del bebé depende de ello. Realmente no hay ningún alimento que esté prohibido durante el embarazo, ni que sea de consumo obligatorio si a la madre no le gusta o le provoca algún tipo de malestar. En general, la dieta debe ser variada y equilibrada, rica en vitaminas, calcio y hierro, moderando el consumo de sal y grasas.

Alimentos no recomendados durante el embarazo

Dean Drobot || Shutterstock

¿Qué alimentos debería evitar una mujer embarazada?

Como ya hemos adelantado, no existe una lista de alimentos prohibidos durante el embarazo, pero sí es importante tomar algunas precauciones. Los expertos explican que una mujer embarazada puede comer de todo, de acuerdo a unas cantidades, ritmos y estrategias adecuadas y siempre teniendo en cuenta las necesidades nutricionales del bebé. En palabras del Doctor Franscisco Donat, doctor en Medicina y Cirugía y especialista en Obstetricia y Ginecología, "evitar no; adecuar y moderar sí".


Asimismo, es importante saber que en embarazos de riesgo sí es conveniente evitar ciertos alimentos. Por ejemplo, la embarazada con diabetes debe evitar el consumo de azúcar, la hipertensa debe moderar el consumo de sal, etc.

A continuación, encontrarás un pequeño listado de alimentos que conviene evitar durante el embarazo, con el objetivo de evitar riesgos y vivir la experiencia de la gestación de la mejor manera. Así, debes tener especial cuidado con:

1. Pescado crudo o poco cocinado

Si eres amante del sushi o el sahimi, sentimos darte la mala noticia de que consumior este y otros pescados crudos durante el embarazo no es aconsejable, puesto que pueden contener parásitos peligrosos como el anisakis. Sin embargo, es posible consumirlos siempre y cuando hayan estado congelados a -20º durante 24 horas o más. Tampoco se recomienda el consumo de pescado ahumado refrigerado o marinado, ostras, almejas o mejillos crudos, y carpaccio.

2. Embutidos, carne cruda o poco hecha

Algo parecido sucede con la carne cruda o poco cocida. Se trata de un alimento peligroso entre las embarazadas porque puede producir toxoplasmosis, una infección causada por un parásito que puede afectar al desarrollo físico y mental del bebé. También puede encontrarse en las heces de los gatos, el agua no potable y la leche de cabra no pasteurizada.

3. Huevos crudos (y sus preparaciones)

En este grupo se incluyen, además, las preparaciones elaboradas con huevo crudo (como son las mayonesas y salsas caseras, los merengues y los pasteles caseros, el tiramisú, los helados caseros, etc.). Estos alimentos pueden estar contaminados con salmonela, una infección que puede provocarte debilidad y deshidratación.

4. Frutas y hortalizas no lavadas o desinfectadas

Desde la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) aconsejan lavar bien las frutas, las verduras y las hortalizas crudas antes de consumirlas. Para su desinfección, puedes sumergir estos alimentos en agua con lejía apta para desinfección del agua de bebida (consultar la etiqueta), a razón de 4 gotas por litro de agua, durante al menos 10 minutos. A continuación, enjuágalas con abundante agua potable.

5. Leche cruda y quesos frescos o de pasta blanda

Si en la etiqueta nutricional no se indica que están hechos con leche pasteurizada, es conveniente evitar la leche cruda y los quesos frescos o de pasta blanda (Brie, Camembert, tipo Burgos o quesos latinos, mozzarella y quesos azules), así como quesos rallados o loncheados industriales. Además, es conveniente quitar la corteza de todos los quesos antes de degustarlos.

6. Pescado azul grande

El pez espada (emperador), el atún rojo, el tiburón, el lucio, la canalla real... Son especies que pueden contener una cantidad peligrosa de mercurio, un metal pesado que resulta muy tóxico para el sistema neurológico. Las autoridades sanitarias recomiendan a las embarazadas consumir otras especies de pescado, como los pescados blancos o sardinas.

Para más información, puedes consultar nuestro especial sobre Alimentación y Embarazo. Además, no dudes en preguntar a tu médico, nutricionista o ginecólogo, y recuerda que cada embarazo es diferente y que cada mujer (y su bebé) puede presentar unas necesidades nutricionales específicas.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Vídeo

Dr. Francisco Donat Catedrático de Enfermería Materno Infantil
  • Alimentación segura durante el embarazo. Consejos básicos para 40 semanas de tranquilidad. Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN). Ministerio de Sanidad, Gobierno de España. Consultado en línea: http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/docs/documentos/para_consumidor/embarazadas.pdf
Estudié Periodismo porque lo mío era contar historias y formo parte del equipo de redacción de Elembarazo.net desde 2015. Ahora, dedico una parte de mi vida profesional a investigar y escribir sobre todo lo que envuelve al mundo de la maternidad, la dulce espera y la llegada del recién nacido.

Además, cuento con más de cinco años de experiencia en la redacción de contenidos digitales y el diseño e implementación de estrategias de comunicación. En la actualidad, encabezo el área de Comunicación y Relaciones Externas de Elembarazo.net.

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account