Así se crea el vínculo afectivo entre el papá y el bebé

Aunque quizá en otras épocas el vínculo entre el papá y el bebé no se veía tan importante, lo cierto es esencial para un crecimiento sano del niño. Se recomienda que los padres comiencen a trabajar en ese vínculo, conectando con sus hijos desde antes de nacer. Crear una relación sana basada en el entendimiento emocional y afectivo es esencial. Es importante mostrar las emociones a nuestros hijos, hablar con ellos y crear, por tanto, una figura cercana. Sí, son conductas que en muchas ocasiones se complican, sobre todo si algunos padres han tenido un modelo paterno que no seguía estas directrices. No obstante, los especialistas son claros en esto, el vínculo afectivo entre el papá y el bebé debe existir.

Consejos para frotalezar los lazos afectivos entre el padre y el bebé

Liudmila Fadzeyeva || Shutterstock

Cómo reforzar el vínculo afectivo entre el papá y el hijo

Como comentábamos, este vínculo se puede ir formando desde incluso el embarazo o antes del nacimiento. Te damos algunos tips o consejos para fomentar y reforzar que el vínculo entre el papá y el hijo, presta especial atención.

1. El rol de padre durante el embarazo

Es importante que el padre participe de una forma activa durante los nueve meses de embarazo. Sí, es cierto que un padre no va a notar muchas sensaciones que siente la madre. Quizá a muchos les cueste imaginar que el bebé está ahí dentro. No obstante, es bueno que nos acostumbremos a hablar al bebé durante el embarazo y acariciar el vientre de la madre. Esta última cuestión se denomina haptonomía prenatal y en ella, el padre tiene un papel importante. Intenta sentir esos movimientos desde fuera y habla con él, para que pueda ir reconociendo tu voz.

Además de eso, no está de más que un padre se involucre por completo en esta etapa. Debe acompañar a su pareja a las visitas y revisiones médicas. Informarse junto a ella de todo el proceso. También es esencial que el padre acompañe a la madre a los cursos de preparto, debido a que el rol del padre en el curso de preparación al parto es esencial. Así como que tenga una posición activa en decisiones como la elección del nombre del bebé, la decoración de la habitación del niño etc.

Evidentemente, el último paso será asistir al parto. Si el equipo médico lo autoriza es buena decisión ir. Acompañar a la madre en este momento influye positivamente en este vinculo padre-bebé.

Importancia del padre en las clases preparto

Africa Studio || Shutterstock

2. Implicarse en la crianza del bebé

La mejor forma de trabajar en el vínculo padre-hijo es involucrarse en la crianza del bebé. Está demostrado que los hijos de padres implicados en la crianza presentan un desarrollo mucho más avanzado que el resto de bebés a los 9 meses. A los 5 años, los niños que tienen una relación de gran confianza con su padre, son más independientes y seguros. Son motivos más que suficientes para reforzar el vínculo del bebé con el padre ¿no?


Crear esa relación requiere tiempo. El padre tendrá que realizar tareas del cuidado del bebé como cambiar el pañal, vestirle, leerle o darle un baño.

Otro consejos para reforzar los lazos afectivos entre el padre y el bebé es que se puede poner en práctica el método “padre-canguro”. Este método es muy sencillo, consiste en sentarse con el bebé en el torso, piel con piel, arropados, mientras que el papi le hace arrumacos al niño. También es interesante que salgan a pasear con ellos, usando esas mochilas que permiten un contacto directo con el niño.

El vínculo afectivo entre el padre y el hijo puede aumentar si el padre se queda a diario a solas con el niño, poco a poco se irá forjando una relación mucho más estrecha.

3. El papel del padre cuando los niños crecen

A medida que los niños son más independientes, a medida que crecen, la figura del padre no debe quedarse estancada. Hay que seguir luchando por ese vínculo. Para ello, lo mejor es involucrarse en sus actividades escolares. Conocer el colegio, mantener la comunicación con docentes y otras familias del centro.

Es esencial tener una comunicación directa con nuestros hijos. Como padre, debes hablar con ellos, preguntarles qué tal les ha ido el día, cómo se sienten y afrontar cualquier problema que pueda surgir en su día a día.

Aunque un padre debe ser estricto en un momento dado, o más bien firme, también tiene que saber escuchar. Además, ante todo, se espera que el padre ejerza una figura de afecto. Hay que demostrar el cariño con mimos, caricias, besos y abrazos.

Fuente: WATERSON, Dr. A.J.R. (2015). La Biblia del cuidado de tu hijo. (Ana Guelbenzu de San Eustaquio; Pilar Alba Navarro; trad.). Barcelona, España: editorial Grijalbo. Edición actualizada. (Obra original publicada en 2009 en el Reino Unido por Carroll & Brown).

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account