Lactancia materna

Consejos para cuidar el pecho antes y después del parto

El pecho de las mujeres es uno de los grandes afectados durante y tras el embarazo, sobre todo si se decide optar por la lactancia materna. Es importante seguir ciertos consejos para cuidar el pecho antes y después del parto para tenerlo preparado y que se encuentre en perfecto estado una vez se haya dado a luz.



Image Point Fr || Shutterstock

Cómo cuidar el pecho en el embarazo

Cuidar el pecho antes del parto como es debido nos puede ahorrar muchos problemas y dolencias tras nacer el bebé y durante la lactancia materna, ya que es una parte del cuerpo de la mujer que sufre muchos cambios y que necesita de unos cuidados especiales.

  • Los pechos aumentan considerablemente su tamaño a lo largo de todo el embarazo, por lo que se debe estar bien preparada para el cambio de sujetadores y también adquirir las cremas necesarias que sean aptas durante el embarazo y que prevengan las posibles estrías que aparecen por la rotura de las fibras de la piel así como la picazón que irremediablemente las acompaña. Conoce todos los detalles sobre los cambios de los pechos de la mujer en el embarazo.
  • La sensibilidad también aumenta a medida que lo hace el tamaño de los pechos y van pasando los meses de gestación, por lo que debemos tener cuidado con los roces y los golpes, ya que pueden ser más dolorosos de lo normal. Repasa todas las causas de la hipersensibilidad de los pezones y evita los errores propios de una mamá primeriza.

Antes de dar a luz es necesario cuidar el pecho, evitar la aparición de estrías, mejorar la circulación y llevar una higiene correcta con los productos adecuados.

  • Es posible que a algunas mujeres les salga el calostro antes de que nazca el bebé, de modo que podemos estar prevenidas sobre ello y llevar siempre a mano discos para proteger los pechos, el sujetador y no dejar marcas en la ropa.
  • Es necesario también cambiar los jabones que empleamos para lavarnos y usar algunos especiales que hidraten la piel y que no resequen los pezones.
  • Para aliviar los dolores que podamos tener en el pecho y mejorar la circulación de este deberemos darnos duchas alternando el agua tibia con el agua fría, evitando siempre el agua excesivamente caliente.
Cambios en el pecho durante el embarazo

VGstockstudio || Shutterstock

Cómo cuidar el pecho durante la lactancia

Si existe un momento en que el pecho de la mujer está especialmente sensible es, sin duda, cuando da de marmar, por lo que es muy importante seguir cuidando el pecho después del parto teniendo en cuenta que es a través de él desde dónde estamos alimentando al bebé y debe encontrarse en las mejores condiciones.

  • Durante la lactancia materna debemos dejar de tocarnos constantemente los pechos con masajes fuertes que pueden alterar el curso de la lactancia natural.
  • Es necesario emplear jabones y cremas muy suaves aptas para la lactancia, por ello deberemos consultar con un especialista que nos recomiende los productos que se pueden emplear y no son nocivos ni para los pechos ni para el bebé.

Durante la lactancia materna los pechos deben recibir diferentes cuidados y atenciones, de ellos depende que el bebé esté recibiendo una correcta alimentación y que la madre goce de una buena salud.

  • Existen diferentes ejercicios que se pueden hacer con los brazos y las manos para fortalecer la zona y mejorar la musculatura del pecho, teniendo siempre en cuenta que se deben hacer cuando el bebé termine de comer y los pechos no tengan tanta cantidad de leche en su interior.
  • Además, es vital la posición en la que pongamos al bebé mientras se está alimentando, ya que de ello dependerá que no sufras una mastitis y que el pecho y el bebé sufran.

No debemos olvidarnos de los consejos para cuidar el pecho antes y después del parto ya que olvidarnos de sus necesidades puede provocarnos malestar y dolores en los mismos.

Forgot your details?