Parto

Dar la vuelta al bebé en el embarazo ¿a favor o en contra?

A lo largo de tu embarazo notarás cómo el bebé se mueve dentro de tu vientre y cambia de postura. Al final del periodo de gestación es importante que el niño adopte la postura adecuada para nacer de manera natural. Esta se conoce como la posición cefálica. Es decir, boca abajo. Si tu bebé no está colocado de manera correcta se puede proceder a la versión cefálica externa, pero ¿es segura? ¿se debe dar la vuelta al bebé en el embarazo? descubre la respuesta

Se debe girar al bebé en el vientre de la embarazada

Chollachart Tabtimngam || Shutterstock

Dar la vuelta al bebé en la gestación ¿sí o no?

Dar la vuelta al bebé durante la gestación ayuda a prevenir las posiciones de nalgas y evitar cesáreas innecesarias. ¿Duele la versión cefálica externa? Este es un procedimiento seguro y sencillo de realizar.



Para proceder a la realización de la versión cefálica externa has de acudir a un centro especializado. Allí se te suministrará un anestésico para evitar el dolor. Dos obstetras serán las personas encargadas de colocar al niño en la posición cefálica. El proceso consiste en presionar o masajear tu tripa para que le bebé adopte la postura correcta. Antes, después y durante el procedimiento se monitorizan varias veces los latidos fetales para descartar sufrimiento fetal.

DeDe esta manera, tus posibilidades de tener un parto vaginal aumentarán. Si te dieran a escoger versión externa o cesárea ¿qué elegirías?

Muchas mujeres embarazadas se preguntan por los problemas que pueden derivarse de esta técnica. Lo cierto es que las complicaciones de la versión cefálica externa son bastante escasas. Sin embargo, no todas las embarazadas son aptas para este proceso. No es aconsejable en los siguientes casos:

  • Placenta previa.
  • Embarazo múltiple.
  • Intervenciones previas o cesáreas antiguas.
  • Riesgo de parto prematuro.
  • Sangrado vaginal durante el periodo de gestación.
  • Obesidad materna.
  • Hipertensión.
  • Si hay presencia de vuelta de cordón en el feto.

Otras gestantes se cuestionan cuáles son los síntomas más comunes del descenso fetal y cómo saber si el bebé ya se ha colocado para nacer, y es que llegado el octavo mes de embarazo los nervios y empiezan a surgir.

Cómo se gira el bebe en el embarazo

Olga Max || Shutterstock

Ejercicios para girar al bebé en el embarazo

Ya vez como dar la vuelta al bebé en el embarazo es posible siempre y cuando el especialista considere que las condiciones son favorables, pero tí misma puedes favorecer que tu niño cambie de posición antes de nacer.  Si ya has leído los trucos para que el bebé se coloque bien antes del parto, recuerda que eexisten una serie de ejercicios que ayudan a que los bebés adopten la posición cefálica. Toma nota y no te estreses. La mayoría de los bebés consiguen colocarse de manera correcta en los días previos al parto.

  1. Ejercicios de inclinación pélvica: para llevarlos a cabo necesitas elevar tu cadera unos 20 ó 30 cm sobre tu cabeza. Acuéstate en el suelo y coloca una almohada bajo la parte más baja de tu espalda. Haz este ejercicio tres veces al día durante al menos diez minutos. Respira profundamente y evita la tensión en tu abdomen. Elige un momento en que tu bebé esté activo y, a ser posible, con el estómago vacío.
  2. Ejercicios abdominales boca abajo: de rodillas en el suelo o sobre la cama coloca tus antebrazos apoyados. Levanta el trasero y mete la barbilla entre tus brazos. Mantén esta posición unos 10 minutos dos veces al día. Recuerda no comer nada antes de hacer esta postura o podrías sentirte mal al finalizar el ejercicio.
  3. Nadar en la piscina: no hay nada como nadar, hacer giros y dar vueltas en la piscina para que el bebé cambie de postura. Este ejercicio estimula mucho al niño. Aprovecha para sumergirte en la piscina y dejar que la ingravidez actúe. Si sientes la posición del bebé tú misma puedes ayudarle un poco con la mano.

Todos estos consejos son muy útiles, pero ninguno de ellos te garantizará que tu niño se coloque en posición cefálica en el momento de dar a luz. Procura estar tranquila y realizar actividades físicas moderadas como nadar, caminar o el yoga. Cuanto más activa estés tú más probabilidades tendrás de lograr un parto vaginal.

Forgot your details?