Parto

Derechos de la mujer embarazada antes del parto

Respetar el parto y los derechos de la mujer embarazada han sido dos pasos muy importantes que se han dado en los últimos años. Los derechos de las embarazadas se tienen en cuenta durante el proceso de gestación, durante el parto y después de él. Por este motivo, es importante que conozcas a la perfección los derechos de la mujer embarazada antes del parto.

Derechos de la embarazada

Africa Studio || Shutterstock

Los derechos de la mujer en el parto y las recomendaciones de la OMS

La Ley 25.929 de Parto Humanizado, aprobada en 2004, finalmente fue reglamentada poniendo en relieve el derecho de todas las mujeres a transitar un embarazo, parto y posparto respetados en todos los sentidos, poniendo otorgandole la importancia que a los derechos de la mujeres embarazadas antes y tras el parto.

Históricamente la Semana Mundial del Parto Respetado se celebra del 19 al 25 de mayo con el objetivo de hacer visible la necesidad de convertir al parto en un proceso natural que ponga en primer lugar las necesidades de la madre y el bebé.



Según esto, así como de acuerdo a las recomendaciones de la OMS los derechos de las mujeres embarazadas antes del parto son:

Derecho a la información

Uno de los derechos de la embarazada antes del parto y durante la duración del mismo es que la mujer tiene derecho ser informada de forma inteligible sobre las distintas intervenciones médicas que pudieren tener lugar durante esos procesos de manera que pueda optar libremente cuando existieren diferentes alternativas.

Derecho a un parto natural

Toda mujer tiene derecho a un parto natural, respetuoso de los tiempos biológicos y psicológicos, en el que se eviten prácticas invasivas y suministro de medicación que no estén justificados por el estado de salud de la futura mamá o de la persona por nacer.

Ante un parto vaginal, los derechos de la mujer embarazada dictan que también se deberán evitar las prácticas que impidan la libertad de movimiento de la futura mamá o el derecho a recibir líquidos y alimentos durante el trabajo de parto cuando las circunstancias lo permitan.

Derecho a decidir

Las mujeres embarazadas tienen derecho a la elaboración del plan de parto, un plan de parto es un documento o guía en el que la mujer especifica sus preferencias a la hora de dar a luz. Es buena idea llevarlo a la maternidad o enviarlo certificado antes de ponernos de parto, aunque si aparecemos con él y las contracciones están en marcha, también ha de ser respetado.

Derechos de la mujer en el parto

Patricia Chumillas || Shutterstock

Derecho a elegir acompañante

Los derechos de la mujer en el parto incluyen la libre elección de acompañante durante el proceso de alumbramiento. Otro de los derechos de la embarazada antes de dar a luz es que puede elegir estar acompañada por una persona de su confianza y elección durante el trabajo de parto, parto y posparto, cualquiera sea la vía de parto vaginal o cesárea. No se le podrán exigir requisitos de género, parentesco, edad o de ningún otro tipo al acompañante que elija la embarazada. También, deberá ser respetado el derecho de la mujer que no desee ser acompañada.

No olvides repasar las 12 cosas que nadie te ha contado sobre el parto e infórmate.

Otros derechos de la mujer hospitalizada embarazada en el parto y en la salud reproductiva

  1. Baja por riesgo de embarazo. La prestación por riesgo en el embarazo es un derecho de todas las trabajadoras, independientemente de su antigüedad en el puesto. A diferencia de la prestación por maternidad, no se exige un período mínimo de cotización para tener derecho a ella.
  2. La mujer tiene derecho a ser informada sobre la evolución de su parto, el estado de su hijo o hija y, en general, a que se le haga partícipe de las diferentes actuaciones de los profesionales según dictan los derechos de la mujer embaraza antes del parto y durante el mismo.
  3. La madre tiene derecho a tener a su lado a su hijo o hija durante la permanencia en el establecimiento sanitario, siempre que el recién nacido no requiera de cuidados especiales.

Si cualquiera de estos derechos no son cumplidos puedes denunciar ante los Juzgados de lo contencioso administrativo reclamando contra la Administración del Estado y, previamente, plantear la reclamación en vía administrativa. Esto en el caso de la Sanidad Pública.

En el caso de la Sanidad Privada, el procedimiento judicial se desarrollaría por la vía civil, mediante la presentación de una demanda presentada en los Juzgados de Primera Instancia de tu localidad.

Forgot your details?