¿Aumenta el deseo sexual en el embarazo?

En muchas ocasiones aumenta el deseo sexual durante el embarazo, sobre todo cuando las gestantes se encuentran en los últimos meses de embarazo, ya que es cuando ya han superado los primeros meses que es cuando las mujeres embarazadas sufren vómitos, náuseas y mareos. Y es entonces cuando el sexo en el embarazo es más activo por parte de la mujer.

mas ganas de hacer el amor embarazada

Anatoliy Cherkas || Shutterstock

Las molestias del primer trimestre pueden reducir el deseo sexual de la mujer embarazada, y que este deseo tiende a recuperarse en el segundo trimestre. Desde el segundo trimestre es cuando se ven más animadas para realizar actividades, con mayor energía y tras el malestar sufrido inicialmente, tienen ganas de retomar las relaciones sexuales de nuevo, pudiendo disfrutar junto a su pareja del sexo antes de que nazca el bebé y les interrumpa los momentos de intimidad o no tengan tiempo para dedicarse a ellos mismos.

Desde el inicio del embarazo, la mujer embarazada suele sentir la necesidad de sentirse conectada física y emocionalmente con su pareja, pero no necesariamente a través del coito. Por ello, el embarazo puede ser un buen momento para explorar nuevas maneras de conectar en pareja, mantener la intimidad y fortalecer el vínculo afectivo, más allá de lo que suele ser una relación sexual al uso.

Si quieres disfrutar del sexo en el embarazo, no limites tus relaciones íntimas a la penetración, se puede disfrutar de las relaciones íntimas de muchas maneras, adaptándolas durante el embarazo para eliminar cualquier incomodidad. Además, son múltiples los beneficios del sexo para las mujeres embarazadas, ¡no te los pierdas!.

Falta de deseo durante el embarazo

Del mismo modo que hay mujeres que tienen más ganas de hacer el amor embarazadas, hay algunas que, por diferentes problemas o complicaciones durante estos meses, tienen menos ganas de tener relaciones íntimas, por lo que huyen de ellas y se produce el rechazo al sexo en el embarazo.

Se trata de ocasiones en las que las mujeres pueden ver reducidas las ganas de sexo a consecuencia de los cambios hormonales y también por los cambios en su figura, de modo que por el aumento de peso no se encuentran cómodas o felices con ellas mismas, y no desean que su pareja las vea en esas condiciones por miedo de no gustarles, sin ser conscientes de que las curvas de una mujer embarazada pueden ser igualmente sexys y provocar a sus parejas.

También, es posible que las mujeres embarazadas huyan de las relaciones sexuales por miedo a que el coito afecte al feto y pueda provocarle daños irreversibles, mientras que, si el médico no lo prohíbe, o el embarazo es de riesgo, es bueno tener sexo en el embarazo. Por ello, que siente el bebé cuando tienes relaciones sexuales y sepas que no le ocurre nada.

Es importante que sepamos que el sexo también es placentero para el bebé, así que debemos dejar de lado los miedos a que las consecuencias sean negativas.

En defintiva, pueden darse los dos casos, uno en el que aumenta el deseo sexual en el embarazo y el contrario, que se produzca la falta de deseo y el rechazo al sexo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Vídeo

Maria Jose Miguel Quilis Psicóloga, especialista en Mindfulness
  • GARCÍA MAZÓN, M. El deseo sexual de la mujer a lo largo de la gestación. Consulta online: https://www.federacion-matronas.org/wp-content/uploads/2018/01/original-deseo-sexual-en-el-embarazo.pdf
  • GARCÍA MIRÁS, R. Comportamiento de la conducta sexual durante el embarazo. Consulta online: http://scielo.sld.cu/pdf/gin/v41n1/gin05115.pdf
  • MOLERO RODRÍGUEZ, F. La sexualidad en el embarazo y el puerperio. Consulta online: http://aeem.es/informam/103.pdf

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account