Dudas

¿Puedo hacer deporte durante el segundo trimestre del embarazo?

¿Puedo hacer deporte durante el segundo trimestre del embarazo? si el embarazo continúa sin dificultades, el segundo trimestre sigue siendo una etapa perfecta para la práctica de ejercicio, cuando el peso corporal de la futura mamá aún no ha aumentado demasiado.



¿Puedo hacer ejercicios para embarazadas en el segundo trimestre?

ArtFamily || Shutterstock

Consejos para hacer deporte en el segundo trimestre del embarazo

Ya es evidente que estás embarazada y tu cintura ha empezado a desaparecer. ¿Cuáles son los ejercicios recomendados en el segundo trimestre del embarazo? En esta etapa, puedes aprovechar para hacer ejercicios para evitar el dolor de espalda en el embarazo, es decir, ejercicios de higiene postural. Muy importantes para calmar los dolores de espalda y lumbares.

No te preocupes si durante el ejercicio en el embarazo notas que te cansas más que antes. Es normal que en este segundo trimestre la cantidad de oxigeno para realizar deporte sea menor. Así que ajusta el entrenamiento a tus necesidades del embarazo y siempre a tu capacidad y no fuerces demasiado.

Riesgos de hacer deporte en el segundo trimestre del embarazo

¿Puedo hacer ejercicio en el segundo trimestre del embarazo? Si tu médico no te ha aconsejado lo contrario, sí. Aún así, has de saber que una actividad física mal entendida puede ocasionar graves riesgos en el embarazo:

  • Parto prematuro.
  • Malformaciones del feto.
  • Retraso en el crecimiento intrauterino.
  • Más facilidad de lesión por parte de la madre. Esto es debido a que los cambios hormonales hacen que las articulaciones de la mujer embarazada estén un poco más sueltas de lo habitual.
  • La práctica de deporte puede agravar los riesgos de padecer complicaciones como la hipoglucemia.

Por lo general, el ejercicio físico en el segundo trimestre no está recomendado en mujeres embarazadas con:

  • Enfermedad cardíaca.
  • Enfermedad pulmonar.
  • Hipertensión arterial.
  • Cuello uterino incompetente.
  • Amenaza de aborto.
  • Embarazo múltiple.
  • Repetición de abortos.
  • Rotura de la bolsa de líquido amniótico.
  • Sangrado vaginal.

El deporte controlado es siempre beneficioso si se respetan todos sus condicionantes.

Forgot your details?