Mantente en forma

Beneficios de los ejercicios Kegel durante el embarazo

Puede que estés cansada de que no paren de decirte que practiques ejercicio durante el embarazo, ya que es fundamental para un buen desarrollo tanto de la madre como del bebé. Un ejercicio que puede ayudarte a aliviar ciertas molestias como las pérdidas de orina durante las primeras etapas es la práctica de los denominados ejercicios Kegel, que te ayudarán a fortalecer los músculos pélvicos, facilitando tanto el momento del parto como las etapas previas con muy poco esfuerzo.

Consecuencias de no ir a clases prenatales



¿Por qué practicar ejercicios de Kegel para embarazadas?

Además, es de gran ayuda para las embarazadas en el momento del parto, ya que la acción de empujar se vuelve más sencilla y así se evitan posibles desgarros. Disminuye el dolor ocasionado al hacer fuerza, ya que los músculos están más acostumbrados al trabajo y el momento del parto resulta menos traumático.

Durante la fase postparto, estos ejercicios ayudan igualmente a evitar la incontinencia postparto tonificando además, la zona de la vagina. También son muy beneficiosos en el campo de las relaciones sexuales, contribuyendo a experimentar mayor placer con el acto.

Una de las mayores ventajas de estos ejercicios es que casi no suponen ningún esfuerzo y no requieren de ningún equipamiento especial. Cualquier momento y lugar son buenos para practicar estos ejercicios, ya que al centrarse en la zona pélvica son casi imperceptibles a los ojos de quién te rodea. ¡Incluso la cola del supermercado es un buen momento para practicar una serie de ejercicios Kegel!

Forgot your details?