El miedo al parto inducido

Si has pasado la semana 42 de embarazo, lo más probable es que te hayan recomendado llevar a cabo un parto inducido. Muchas mujeres embarazadas, sobre todo las primerizas, suelen pasar su fecha probable de parto y lo más aconsejable en este momento, es provocar o inducir el alumbramiento del bebé.

En muchos casos, las futuras mamás pueden llegar a sentir miedo al parto inducido, sobre todo si han sido testigos de una mala experiencia que le haya ocurrido a un familiar cercano o a alguna amiga.

Miedo al parto inducido

Dragon Images


En cualquier caso, el parto inducido es un mecanismo completamente normal, ya que se utiliza con frecuencia en muchos hospitales y clínicas para provocar el parto cuando se dan unas circunstancias o particularidades muy concretas.

En el siguiente artículo te contamos los inconvenientes y las ventajas del parto inducido.

¿Cuándo inducir el parto?

Cuando el inicio del parto se provoca de forma artificial, mediante el uso de medicamentos específicos, decimos que se lleva a cabo un parto inducido.

Existen muchos y variados motivos para que un ginecólogo opte por inducir el parto a la mujer embarazada pero, los principales son:

  1. Posibles riesgos en la salud del bebé o de la madre.
  2. El embarazo ha llegado a la semana 42.
  3. Que haya roto aguas pero no presente contracciones para ponerse de parto de forma natural.
  4. Que exista algún riesgo de que la mujer sufra un desprendimiento de placenta
  5. Que la mamá sufra alguna enfermedad crónica como la diabetes
  6. Alguna patología típica del embarazo, como preeclampsia o diabetes gestacional.

En cualquiera de esas situaciones no debes tener miedo al parto inducido, debes ser una mujer fuerte emocionalmente y apoyarte en tu pareja y familiares. Además los profesionales sanitarios te lo recomendarán para evitar otros peligros, y programarán la fecha para llevarlo a cabo.

Pasos en el parto inducido

Cuando el ginecólogo recomienda inducir el parto, la futura mamá atravesará diferentes fases hasta que se produzca el alumbramiento:

  • Maduración el cuello del útero: Para que la mujer empiece a sentir contracciones y pueda ponerse de parto, lo primero que hay que hacer es administrarle fármacos para conseguir la maduración del cuello del útero.

En primer lugar para el parto programado, lo más recomendable es administrar la hormona prostaglandina, para conseguir una dilatación del útero de entre 2 y 3 centímetros. Esta fase de la inducción puede durar entre 12 y 24 horas.

  • Administración de oxitocina: Una vez que se ha logrado la maduración cervical, lo más normal es que a la madre se le administre la hormona oxitocina a través de un gotero. De esta manera, y unas horas más tarde, se iniciará el trabajo de parto propiamente dicho, y el alumbramiento se llevará a cabo de forma natural.

Epidural parto inducido

Gajus

Síntomas del parto inducido ¿Es más doloroso?

Uno de los principales temores de la mujer embarazada es tener que someterse a un parto inducido, ya que es muy frecuente pensar que mediante esta técnica, el alumbramiento será más largo y doloroso.

Sin embargo, el parto inducido no tiene porqué suponer más dolor para la mujer aunque, eso sí, suele ser un proceso más largo que el parto natural, ya que las contracciones y la dilatación del cuello del útero no se producen de forma espontánea.

Además y según las estadísticas, los partos inducidos tienen más probabilidades de convertirse en partos instrumentalizados (en los que hay que usar instrumentos para sacar al bebé) o de acabar en cesáreas. Aunque, en cualquier caso, el objetivo del personal sanitario será siempre el de favorecer el parto vaginal y evitar la cesárea o el parto instrumental.

El uso de anestesia epidural no está reñido con los partos inducidos, ya que cuando el cuello del útero de la madre ha alcanzado la maduración y la dilatación suficientes, el anestesista podrá aplicarle la anestesia epidural, como en cualquier otro parto.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid. Trabajo como periodista freelance desde hace más de 10 años.

Mamá de dos niñas pequeñas y afortunada porque cada día me gano la vida haciendo lo que más me gusta: escribir y transmitir información a los demás, a la vez que desempeño las labores propias de la crianza de dos peques. ¡Ser mamá es difícil pero plenamente enriquecedor!

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account