El embarazo

¿En qué consiste el instinto de anidamiento o el síndrome del nido en el embarazo?

¿A punto de dar a luz y te están entrando las prisas por ordenar, recoger y dejar todo listo para la llegada del bebé? No eres la única a la que le ha pasado esto esperando al bebé y en la recta final del embarazo. ¡No te preocupes! Tiene nombre, y eso que te pasa se llama el síndrome del nido, o instinto de anidamiento o nesting

A continuación, en este artículo vamos a definir el síndrome del nido en el embarazo, tanto para la mujer como para el padre, y los síntomas que lo caracterizan.

Características del sindrome del nido

PhotographyByMK || Shutterstock

¿Qué es el síndrome del nido en la mujer embarazada?

Este síndrome es algo muy común, más de lo que pensamos, además de en mujeres embarazadas, dentro del reino animal también. Empieza a ocurrir cuando se pasa el quinto mes de embarazo y suele durar hasta el último, o sea, el noveno.



Consiste en querer ordenar y limpiar toda la casa ante la inminente llegada del bebé, para que todo esté listo para el nuevo inquilino, y que todas las visitas que recibamos en casa vean el hogar impoluto y muy bien acondicionado para el bebé.

Aunque, a día de hoy, se desconocen las causas exactas del nesting o del instinto del nido en el embarazo, según algunos estudios se podría desarrollar debido a que una madre solo quiere que, por instinto, sus hijos se sientan bien atendidos y cómodos en casa, sobre todo después de su nacimiento. Que los bebés recién nacidos no se sientan extrañados y que se acomoden lo antes posible a su nuevo hogar para que la adaptación sea lo más liviana posible.

¿Qué es el instinto de preparación del nido?

didesign021 || Shutterstock

Síntomas del síndrome del nido

Cada mujer muestra los síntomas del síndrome del nido de una manera totalmente diferente, pues cada una dependerá de su carácter y forma de actuar, así de cómo esté llevando su embarazo y las distintas etapas del mismo.

  1. Pero hay un rasgo común en todas ellas, el fuerte deseo de dejar todo ordenado y preparado para la llegada del bebé en casa y las cosas que vamos a llevar al hospital para el día del parto del hijo/a.
  2. Otros rasgos que vamos a definir en el instinto de anidamiento también son la obsesión por la limpieza de la casa, muy a fondo, para que no queden resquicios de polvo o alérgenos perjudiciales para el bebé. Te ofrecemos algunas ideas clave para limpiar la casa antes de la llegada del bebé sin que esto tenga que obsesionarte.
  3. Organizar, una y otra vez, la habitación del bebé que será la futura del hijo/a, dejarlo todo preparado, accesorios, juguetes y ropa, además de complementos de uso diario como todo lo relativo a la higiene (pañales, toallitas, cosas del baño, etc).
  4. Toma ciertas medidas de seguridad básicas antes de que nazca el bebé para acondicionar tu hogar sin dejar de pensar en ello es otro de los síntomas del instinto del nido.
  5. También encontramos madres que, derivado de los síntomas del nesting, se ponen a pintar la habitación de colores pasteles para que el bebé se sienta cómodo y muy relajado cuando ocupe esta estancia, incluso también cambian por completo el color de las paredes de la casa entera.
  6. Comprar comida para llevar una mejor dieta y que no afecten alimentos dañinos al momento de la lactancia. Además, hacerse con todo lo relativo a la ingesta del bebé como son baberos, biberones, saca leches, entre otros.
  7. Finalmente, también encontramos estos síntomas en el síndrome del nido en el padre. Este instinto de anidamiento también se deriva en la figura paterna y puede llegar incluso a ser del mismo nivel que el de la madre.

La causa más destacada después de analizar esta forma de actuar en parejas embarazadas se deriva de una vía fisiológica. Es decir, cuando se completan alrededor de 38 semanas de embarazo, la adrenalina en la mujer tiende a aumentar, llegando a crear un comportamiento obsesivo según investigadores, como una forma de instinto natural para proteger el bebé nonato.

Forgot your details?