Guía completa para dar de mamar al bebé prematuro

Si los bebés ya nos parecen extremadamente delicados, imagínate un pequeño que haya nacido de manera prematura. No es de extrañar que te entren dudas y miedos si tu bebé es prematuro a la hora plantearte la lactancia materna. Ante todo es importante que consultes con los especialistas y con la matrona, a continuación te dejamos una serie de recomendaciones y una guía completa para dar de mamar al bebé prematuro.

Cómo debe ser la lactancia materna en los bebés prematuros

Nenov Brothers Images || Shutterstock

Cómo debe ser la lactancia materna en los bebés prematuros

Dar el pecho al bebé prematuro puede ser todo un desafío. Por suerte, existen métodos que te permitirán alimentar a tu pequeño de manera correcta para que pueda seguir desarrollándose sin problema:

1. Extracción de la leche

Si desde el principio no puedes dar el pecho directamente a tu hijo siempre puedes comenzar a extraer la leche materna una vez que des a luz. De esta manera, podrás alimentar a tu hijo por medio de un tubo o dejando que succione tu leche por medio de un pequeño biberón o vasito especial. Recuerda que la lactancia materna es la mejor manera de nutrir a un recién nacido, y más si lo ha hecho de manera prematura.

2. Composición de la leche materna

Es importante que sepas que entre los cuidados básicos del bebé prematuro cómo debes alimentarlo y que tu leche materna es diferente a la de las madres de bebés no prematuros. Su composición, al menos durante las primeras semanas, es más alta en minerales y proteínas. Su digestión y absorción es mucho más sencilla debido a que su grasa es mejor que la de la leche de fórmula. Los bebés prematuros alimentados con leche materna tienen menor probabilidad de desarrollar infecciones intestinales gracias a su alta concentración en anticuerpos.

3. Consulta e infórmate sobre el tema

Busca siempre el apoyo del personal médico para comenzar a amamantar al bebé prematuro. Ellos te orientarán sobre la lactancia materna directa o por medio de un tubo.

4. Prueba y adapta tus horarios al del peque

Si el bebé llega a coger el pezón es recomendable que pruebes diferentes posiciones para dar de mamar y descubrir así cómo succiona mejor el bebé. Es muy frecuente que se duerma enseguida, aprovecha ese tiempo para establecer contacto piel con piel que es muy beneficioso para su salud y para darle cariño. Intenta darle de mamar con bastante frecuencia, usar el sacaleches para dejar las dosis cuando no estás presente y estar con él te ayudará, todas estas cosas te ayudarán a estimular la producción de la leche.

5. Lactancia a demandan más que nunca

Finalmente, hemos de prestar atención también a la importancia de la lactancia materna a demanda. Recuerda que el estómago de tu hijo es más pequeño de lo normal. Por lo tanto, se encontrará saciado mucho antes. En este sentido, las frecuencias de las tomas y su duración las establecerá siempre el pequeño. Lo cierto es que los bebés prematuros no lloran como los bebés nacidos a término. Para saber si tienen hambre observa si tu hijo está despierto para ofrecerle el pecho. Procura que las tomas sean cada 3 ó 4 horas o antes si es muy prematuro, ya que estos niños no suelen pedir el pecho como lo haría un nacido a término. Poco a poco, te acostumbraras a sus horarios.

6. Combinación con la leche de fórmula

En ocasiones los pediatras aconsejan dar al bebé prematuro leche de fórmula especial para su crecimiento y desarrollo alternando con la leche materna para aportarle nutrientes complementarios. Por ello si el médico te aconseja optar por la lactancia mixta para alimentar al bebé prematuro, no te alarmes, y recuérdale de vez en cuando que es importante para ti darle el pecho.


tomas de la lactancia mixta del prematuro

279photo Studio || Shutterstock

Consecuencias de no amamantar al bebé prematuro

La lactancia materna del bebé prematuro es fundamental para su supervivencia. Sus propiedades inmunológicas, así como las hormonas presentes en tu leche le ayudarán a su crecimiento saludable. Si no se alimenta al bebé prematuro con leche materna está más expuesto a infecciones, al igual que a riesgos en su desarrollo. La discapacidad mental y el retraso en su crecimiento son algunas de las posibles consecuencias de no amamantar al bebé prematuro.

Recuerda ir acostumbrando al niño a la succión poniendo a tu hijo en el pecho. Este hecho requiere paciencia y tiempo. Si no puedes practicar la lactancia materna directamente, no olvides que puede hacerse mediante sondas. Lo importante es que el pequeño reciba todos los nutrientes y propiedades de tu leche de la forma que sea. Habla con tu médico para que te ayude en esta etapa.

Descubre los modos de practicar la lactancia a demanda con tu bebé prematuro, así como las maneras de tener siempre leche disponible para él mediante su extracción mecánica. Gracias a ello, estarás protegiendo a tu bebé hasta que se haga lo suficiente fuerte para que su sistema inmunológico esté listo. El tiempo pasará rápido y pronto tu pequeño llegará al estado de un bebé a término.

Fuente: New Mother's Guide to Breastfeeding, 2nd Edition (Copyright © 2011 American Academy of Pediatrics)

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
Licenciada en Periodismo y Comunicación, llevo más de 3 años trabajando y redactando sobre temas de maternidad. Me considero una persona organizada, creativa, perfeccionista y amiga de las palabras, por lo que escribir es mi pasión y el mundo de la maternidad y la comunicación mi devoción.

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account