El embarazo

Los beneficios del uso de la reflexología durante el embarazo

El cuerpo de las mujeres embarazadas experimenta múltiples cambios a lo largo de todo su periodo de gestación. Estos cambios conllevan una serie de molestias en el embarazo y complicaciones que pueden ser tratadas con una buena terapia o masaje. La reflexología podal para embarazadas es un tratamiento natural sin contraindicaciones. Estos son los beneficios del uso de la reflexología durante el embarazo y así funciona.

Beneficios de las masajes en los pies para las mujeres embarazadas

portumen || Shutterstock

Qué es la reflexología podal

La reflexología podal es una terapia alternativa natural que conlleva ciertos beneficios para el embarazo. Este método sostiene que los pies son un fiel reflejo de todo nuestro organismo. En ellos, se encuentran representados todos los órganos y sistemas del cuerpo humano. La reflexología podal afirma que la presión sobre determinados puntos de los pies ayuda a mejorar la salud de la embarazada.

este tipo de cuidados naturales en el embarazo consisten en una serie de masajes en las plantas de los pies de las embarazadas que no solo consiguen relajar al paciente, sino que además pueden llegar a prevenir determinadas molestias típicas de la gestación.



Antes de buscar un reflexólogo podal en el embarazo es importante que consultes con tu médico. Una vez que obtengas su permiso ya podrás disfrutar de todos los beneficios de la terapia reflexológica. También puedes jugar a los masajes en los pies con tu pareja. No solo os calmarán, sino que además os unirán más.

Todo lo que puede hacer por ti la reflexología podal en el embarazo

La reflexología en el embarazo no es una medicina reconocida. Sin embargo, son muchas las mujeres que aseguran haber notado cambios gracias a los masajes en los pies. Se dice que una buena terapia reflexológica es beneficiosa para:

  • Aliviar las náuseas del embarazo y los vómitos del primer trimestre.
  • Reducir la ansiedad, el estrés y toda la tensión nerviosa.
  • Otro de los beneficios del uso de la reflexología en el embarazo es que mejorar la calidad del sueño de la mujer embarazada.
  • Ayudar con los problemas y dolores de espalda en el embarazo, así como a descontracturarla. La reflexología permite desbloquear la congestión linfática, que provoca dolor, especialmente en la zona lumbar.
  • Disminuir la hinchazón de las extremidades. Permite que las piernas se sientan más ligeras y menos doloridas. Además, proporciona un agradable alivio a los pies, que están sometidos al sobreesfuerzo de soportar esos kilos de más.
  • Una de las ventajas de la reflexología podal en las embarazadas es que este tipo de masajes aumentan los niveles de energía.
  • Favorecer la digestión y la actividad intestinal que, durante el embarazo, trabajan a un ritmo más lento, debido a que el estómago y el intestino están comprimidos por el feto.
  • Prevenir los partos prematuros. Los masajes en los pies a embarazadas hacen que el útero se relaje evitando, así contracciones antes de tiempo.
  • La reflexología podal también ayuda al trabajo de parto mejorando el proceso de dilatación.

Los tratamientos reflexológicos es conveniente iniciarlos a partir de la semana 14 de embarazo. Es decir, cuando transcurra el periodo de riesgo establecido en los tres primeros meses de gestación. Aunque cuando más vas a notar y agradecer sus efectos es a lo largo del tercer trimestre.

Cómo combatir los pies hinchados estando embarazada

Africa Studio || Shutterstock

Cómo elegir a un buen profesional en reflexología podal durante el embarazo

Al igual que sucede en otros tipos de terapias alternativas es importante saber escoger a un buen profesional. Asegúrate que la persona encargada de darte los masajes en los pies tiene la formación adecuada en reflexología podal y tenga experiencia con mujeres embarazadas.

Pide consejo y referencias a tu médico. Muchos de ellos están en contacto con este tipo de profesionales y saben quiénes son aptos y quiénes no. Por último, fíjate bien en si tiene prisa por empezar una terapia contigo. En el caso de que no tenga inconveniente en empezar a darte masajes al principio del embarazo no te fíes. Un especialista cualificado sabe que este tipo de terapias es mejor darlas pasado el primer trimestre para evitar posibles complicaciones e incluso un aborto involuntario.

Forgot your details?