El embarazo

El estrés en el embarazo y sus principales síntomas

Es una de las pandemias de las sociedades modernas. Y si nunca está recomendado sufrirlo, aún más se debe combatir en el caso de las futuras mamás. Estando embarazada te recomendamos que estés al tanto de todo lo que supone el estrés en el embarazo y sus principales síntomas. Sin alarmas, es un tema en el que hay que actuar cuanto antes.

¿Cómo afecta el estrés en el embarazo?

Alena Popova || Shutterstock



Una de las claves a las que merece la pena prestar atención tiene que ver con saber distinguir los signos del estrés en el embarazo de los de la ansiedad. Se trata de dos problemas anímicos que se confunden con facilidad y, sin embargo, son distintos, no deben usarse como sinónimos. Nos interesa en este momento centrarnos en cómo afecta el estrés en el embarazo y los mecanismos para evitarlo.

Signos del estrés en el embarazo

No siempre es fácil concretar los síntomas del estrés en la embarazada porque se pueden confundir con molestias del embarazo y bastantes comunes de su estado. Aun así, de forma general, podríamos dividir los síntomas del estrés en el embarazo en cuatro grandes apartados:

  1. Los físicos, que van desde tensión muscular a palpitaciones, alteraciones en el apetito y el sueño, dolor de cabeza, opresión en el pecho y molestias en el estómago.
  2. Los síntomas del estrés en la mujer embarazada también se pueden clasificar como emocionales, tipo cambios bruscos de humor, irritabilidad, apatía, angustia e incluso sentimiento de culpa.
  3. Los mentales, entre los que destaca la dificultad para concentrarnos o fijar la atención en lo que ocurre fuera de nuestro mundo. Son frecuentes los olvidos y despistes. A la vez, hay una preocupación excesiva por todo que suele acarrear pensamientos negativos.
  4. De conducta, en el caso de las embarazadas no se suelen producir episodios de abuso de hábitos nocivos como consumo de tabaco o alcohol como sí ocurre en el resto de la población. Sí es más frecuente que se dé la tendencia a cierto aislamiento social, ataques de ira descontrolada, lloros frecuentes o abandono de ciertas actividades de las que nos ocupábamos antes. Debes saber que es perjudicial llorar en el embarazo dado que puede afectar al bebé.

Si sientes alguno de los síntomas del estrés embarazada es aconsejable que acudas a tu especialista y que él sea quién te recomiende una serie de tips básicos para evitar el estrés en el embarazo y te sientas mejor poco a poco.

Señales de estrés en el embarazada

Olesia Bilkei || Shutterstock

Causas del estrés en el embarazo

Empecemos por retomar el concepto de estrés, que no es más que una respuesta de nuestro organismo ante una situación que requiere una adaptación. Esa respuesta puede darse en forma de ansiedad, pero también de tristeza, de ira o, aunque no te lo parezca, de alegría. Una buena manera de liberte del estrés es optar por un masaje relajante durante el embarazo o decantarte por un listado de alimentos antiestrés que te serán de gran ayuda en este tipo de circunstancias.

Atendiendo a esta definición, es fácil encontrar motivos que nos estresen durante el embarazo. Comenzamos una etapa que si algo nos va a traer seguro son cambios y la consecuente necesidad de amoldarnos a ellos. Vamos a agrupar por trimestres los principales motivos que están en el origen del estrés en las embarazadas, ya que se suelen dar algunas diferencias:

  • Primer trimestre: la mujer reacciona con una marcada volubilidad de sentimientos, predominando los momentos en los que siente angustia y desconcierto. Todo es nuevo y se empiezan a tener sentimientos y emociones desconocidas. En esta etapa, hay mucho miedo a las pérdidas. Físicamente, se manifiesta en forma de cansancio y disminución del deseo sexual.
  • Segundo trimestre: probablemente el periodo de mayor tranquilidad de todo el embarazo, lo que no implica ausencia total de estrés. La mamá se centra en sus sentimientos protectores hacia el bebé, lo que causa preocupación ante riesgos en la salud de su hijo. La impotencia de no poder evitar que a su pequeño le pase algo es vivida con verdadero agobio.
  • Tercer trimestre: se focalizan todos los temores en el momento del parto y la capacidad de poder hacer frente a lo que este implica, sobre todo la capacidad física para superarlo y el miedo al dolor. Es habitual que aparezcan episodios de insomnio y ansiedad.

El estrés en el embarazo y sus principales síntomas forman parte de las vivencias normales de esta circunstancia. Eso sí, siempre que se mantengan dentro de unos límites.

Forgot your details?