Manual básico para comprender todas las expresiones del bebé

Cuando somos adultos, expresar nuestras emociones y sentimientos no debería resultar difícil. La palabra es buenísima para ello. No obstante, un bebé no sabe hablar. Eso condiciona muchísimo, estaremos todos de acuerdo. Aún así, la naturaleza es sabia y permite que nuestros pequeños puedan expresarse perfectamente gracias a sus gestos. Sí, un bebé puede demostrar alegría, enfado, sueño o desagrado con las expresiones del bebé. Ahora bien ¿sabemos interpretarlas? Te damos algunas claves para que puedas descifrar la expresión facial del recién nacido.

Expresiones faciales del bebé

NeonShot || Shutterstock

La necesidad de comunicar del bebé

Además del llanto para un bebé el lenguaje corporal es esencial. Expresiones faciales e incluso sonidos, como el llanto, son los principales recursos con los que cuenta para poder comunicarse con nosotros. Una vez comienzan a hablar, la comunicación es mejor. No obstante, nada más nacer no tienen esa cualidad, por lo que suplen esa necesidad de comunicación con gestos y expresiones. Es importante fijarse bien, pues con estas manifestaciones no sólo nos pueden mostrar su estado de ánimo, también sus necesidades esenciales para el cuidado del bebé o incluso avisan de la aparición de algún tipo de trastorno.

El llanto del bebé es la manifestación que más nos suele preocupar. No es raro, pues lo cierto es que la principal forma que tiene el bebé de expresar las emociones negativas es precisamente el llanto. Cuando tienen hambre, cuando están enfadados e incluso cuando tienen miedo o sienten dolor, lloran. Muchos especialistas aseguran que hay matices en esos llantos que pueden hacernos ver qué quieren en cada momento. No obstante, como es obvio, si no tenemos más información puede ser bastante difícil diferenciarlos.

No hay que preocuparse con este manual básico para comprender todas las expresiones del bebé, además de que, como vamos a ver, hay otros gestos en el recién nacido o en el bebé que pueden acompañar el llanto y son más claros, hay estudios que aseguran que los padres están preparados biológicamente para diferenciar estos llantos. Al parecer, nuestra respuesta a sus expresiones está grabada en lo más profundo de nuestro cerebro. Quizá necesitemos poco tiempo para entendernos con ellos. Aún así, podemos observar otras alertas que nos lo dejarán todo un poco más claro.


Cómo distinguir las expresiones del bebé

FamVeld || Shutterstock

Los gestos más comunes del bebé y su significado

Vamos a dividir los gestos y expresiones del bebé en tres grupos; dolor, sueño y hambre. Estos tres grupos podrían englobar muchos más, como la incomodidad de un paquete sucio o la molestia de determinada prenda de ropa. No obstante, si manejamos bien estos tres supuestos, el resto será mucho más sencillo.

1. El dolor

El recién nacido expresa su dolor a través del llanto. El llanto del dolor aparece de forma explosiva y con una intensidad grande desde el principio. Junto a ese llanto, tenemos una expresión de ojos cerrados en la mayoría de los casos.

Si te fijas bien en esta expresión facial del bebé, podrás apreciar la frente arrugada y una tensión muy elevada en los ojos y los labios. Además, en caso de un dolor fuerte, el bebé se retorcerá y arqueará la espalda. También es posible que cierre los puños y mantenga su cuerpo rígido.

2. El sueño

Cuando nuestro hijo tiene sueño, podremos verlo en gestos y muecas. Bostezará y se frotará los ojos e incluso las orejas. También lloran cuando están cansados, pero suele empezar más flojito, no de forma tan fuerte como sucede con el dolor. Eso sí, ira subiendo de intensidad hasta convertirse en un llanto muy agudo. También podría arquear la espalda o empujar.

Si el bebé tiene sueño, podrás notar cierta torpeza en sus movimientos. Además, si lo tenemos en brazos, podría intentar ocultar la carita en el cuerpo de quien lo sostenga para dejar de ver a su alrededor. Por ello es importante conocer diferentes técnicas para relajar a un bebé para que duerma y descanse el máximo tiempo posible.

Los bebés agotados suelen registrar lo que se conoce como “llanto mantra”. No es un llanto, pero es un sonido similar. No sube ni baja de intensidad. Los bebés lo usan como bloqueo de estímulos auditivos para poder relajarse y dormir.

3. El hambre

Cuando el niño tiene hambre abrirá y cerrará la boca constantemente. Si está en brazos de alguien, intentará colocarse como para una toma, recostándose sobre el pecho. Además, podrás observar como sus manos van hacia la boca, incluso puede chupárselas.

Los bebés con hambre cabecean y mueven la cabeza de un lado a otro, con signo de impaciencia. Sacan la lengua y realizan el reflejo de búsqueda. También pueden lamerse los labios y hacer chasquidos con la lengua.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account