Pasos para pasar de la lactancia mixta a la lactancia materna

Son muchas las causas de abandono de la lactancia materna exclusiva, y recurrir a la lactancia mixta para alimentar a su bebé. Hoy te indicamos algunos pasos para pasar de la lactancia mixta a la lactancia materna

La lactancia mix

Gayvoronskaya_Yana

A estas alturas, los beneficios de la lactancia materna para el bebé y para la mamá, ya son bien conocidos. Es posible que empezaras la lactancia materna exclusiva con mucha ilusión y a causa de algunas alteraciones en la boca, el paladar o la mandíbula de tu recién nacido, te hayas visto obligada a dejarla de lado.

Si tu recién nacido no aumentaba de peso, es muy probable que hayas recurrido a la lactancia mixta para complementar su alimentación. Si hoy quieres volver a la lactancia materna exclusiva... ¡Tranquila! Te indicamos cómo hacerlo.

Cómo pasar de la lactancia mixta a la materna

El proceso en el que se recupera la producción de leche materna tras un periodo en el que ésta ha disminuido de forma considerable o ha desaparecido completamente, se conoce como relactación.

¿Es posible la relactación? La recuperación de la leche es posible. Si has interrumpido, sea por la causa que sea, la lactancia materna y hoy quieres volver a alimentar a tu bebé con lactancia materna exclusiva, debes saber que puedes recuperar la producción de leche.

Te mostramos en el siguiente artículo unas sugerencias para la insuficiente producción de leche y los remedios galactógenos para incrementar la producción de leche materna.


La realidad es que cada caso es distinto, pero estos pasos para pasar de la lactancia mixta a la lactancia materna, quizás puedan ayudarte. Así mismo, si crees que tú sola no vas a poder, pide ayuda a tu matrona o acude a un grupo de apoyo a la lactancia materna. ¡Están para ayudarte! Aquí van nuestras recomendaciones...

  • Aunque en un principio, pasar de la lactancia mixta a la materna es un proceso progresivo, lo ideal es que poco a poco le vayas suprimiendo los biberones o chupetes.
  • También deberás ir reduciendo la cantidad de leche maternizada de fórmula, para ir sustituyéndola por la leche materna. El objetivo es eliminarla por completo y dar paso a la lactancia materna exclusiva. Si el bebé toma pocos suplementos, podrás eliminarlos de golpe y ofrecer únicamente el pecho. Si la cantidad de suplemento es elevada, deberás eliminarlos de forma progresiva.
  • Dormir con el recién nacido, te ayudará con las tomas nocturnas. Éstas son muy favorables para la producción de leche debido al aumento de la prolactina. Conoce las ventajas del colecho y cómo contribuye a la etapa de la lactancia.

Pasar de la lactancia mixta a la materna es un proceso fácil para muchas mamás, y un poco más complicado para otras. Lo cierto es que existen algunos factores que influyen en la forma cómo se desarrolla la relactación.

Lactancia materna exclusiva

Es importante que vayas controlando que tu bebé aumenta de peso y asegurarte de que está obteniendo suficiente leche.

Deberás tener en cuenta que, en algunas ocasiones, seguirá necesitando suplementos hasta que se inicie la alimentación complementaria. Piensa que cada caso es diferente y cada niño es un mundo.

La edad del peque o el tiempo que has dejado de dar el pecho, son algunos de ellos. Es posible que cuando los niños tienen algún problema en la boca que les afecta a la succión, el proceso para volver a la lactancia materna puede resultar un poco más complicado.

Si crees que ha llegado el momento de dejar de lado la lactancia artificial, sigue leyendo y descubre los pasos para pasar de la lactancia mixta a la materna con el uso de relactadores:

  • Si quieres que la lactancia materna exclusiva sea la única forma de alimentar a tu bebé, pero o todavía no produces demasiada leche o el recién nacido necesita de suplementos, una buena opción es la lactancia mixta mediante el uso de relactadores.
  • El objetivo es evitar el biberón para que el bebé no se acostumbre a él y pueda llegar a rechazar el pecho. Una jeringa o una cuchara también pueden ayudarte.
  • Un buen sistema es utilizar una bolsita con leche, que puede ser de fórmula o leche materna extraída, que llega a la boca del bebé mediante un tubito muy fino. Cuando tengas el bebé colocado en el pecho y succione, obtendrá la leche del tubito. El niño asociará el pecho con la obtención de alimento. Y además, gracias a la succión del pezón, se estimulará también la producción de leche. ¿Qué te parece?

Como ves, con estos pasos para pasar de la lactancia mixta a la lactancia materna, es posible la relactación. Sólo necesitarás una buena dosis de paciencia, apoyo y confianza. Aunque no siempre es sencillo... ¡Pero el esfuerzo merece la pena!

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
Redactora especializada en educación emocional para niños. Formada en Mindfulness y en técnicas de relajación y meditación, es la creadora del Laboratorio de las emociones, un espacio donde encontrar recursos para trabajar la inteligencia emocional con los más pequeños.

Posee años de experiencia como redactora y, en la actualidad se dedica a reseñar, con todo tipo de detalle, libros, cuentos y juegos que servirán de ayuda en el desarrollo de diversas competencias y habilidades emocionales. Considera que el saber identificar, aceptar, comprender y expresar las emociones es fundamental para que los niños de hoy se conviertan mañana en adultos emocionalmente sanos y felices.

© 2008 - 2021 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account