Psicosis posparto: síntomas y causas

Una de cada 1.000 mujeres sufre esta clase de episodios psicóticos poco después del parto y del nacimiento del bebé. Gestar y dar a luz a un hijo es toda una montaña rusa llena de cambios físicos, hormonales y emocionales. Una vez que el niño nace todo este cúmulo de alteraciones puede llegar a su estado más alto produciendo lo que se conoce como psicosis posparto.

Psicosis tras el parto

Yuganov Konstantin || Shutterstock

Por qué se produce la psicosis puerperal

La salud emocional de la madre tras el parto es muy delicada, la psicosis posparto es un tipo de trastorno que aparece justo después de haber tenido un hijo.

Los síntomas típicos de la psicosis posparto son:

  • Alucinaciones.
  • Pérdida del sentido de la realidad.
  • Delirios.
  • Pensamientos desorganizados.
  • Catatonia.
  • Desinhibición conductual.
  • Depresión.
  • Paranoia.
  • Hiperactividad.
  • Dificultad motora.

Por lo general, se consideran como causas de la psicosis posparto el estrés y los cambios hormonales que puede llegar a padecer una mujer tras dar a luz. Al igual que se asocian muchos cambios hormonales con la depresión posparto, en el caso de la psicosis posparto, los niveles hormonales también influyen tras dar a luz. Asimismo, se considera que las mujeres que tienen un conflicto con la maternidad, como por ejemplo, en el caso de embarazos no deseados o embarazo no planeado, son más propensas a padecer lo que se conoce como psicosis puerperal. Es decir, la madre comienza a sentirse mal por su maternidad, porque se encuentra en un momento infeliz de su vida, su matrimonio o se trata de un embarazo no deseado.

Asimismo, este trastorno mental suele ser más habitual en madres que ya padecían de alguna enfermedad psiquiátrica (esquizofrenia, trastorno bipolar, etc) antes de quedarse embarazadas.

Tratamientos para combatir la psicosis puerperal

La psicosis posparto es un trastorno mental grave que requiere de tratamiento e incluso del ingreso de la madre y el niño durante al menos unos 8 días. Esto se hace como medida preventiva que consiste en proteger de lesiones a ambos. Durante la psicosis posparto aumenta el riesgo de suicidio e infanticidio.


El tratamiento de la psicosis posparto pasa por:

  • Terapia psicológica.
  • Atención médica psiquiátrica.
  • Medicación a base de antidepresivos, antipsicóticos, estabilizadores del estado de ánimo y otros psicofármacos.
  • Terapia de grupo.
  • Terapia de electroshock o electroconvulsiva.
  • Seguimiento médico continuado.

Diferencias entre la depresión posparto y la psicosis posparto

Durante el embarazo y el puerperio se presentan cambios bioquímicos, hormonales, psicológicos y sociales que ocasionan una mayor vulnerabilidad en la mujer para la aparición de trastornos psíquicos. A menudo se tiende a confundir la depresión posparto y la psicosis posparto, sin embargo, no son lo mismo.

La depresión posparto es un estado depresivo de diferentes intensidades (leve, moderado o grave), pero sin episodios psicóticos. Por otro lado, la psicosis posparto afecta a un menor número de mujeres que la depresión posparto y suele manifestarse a las cuatro semanas tras haber dado a luz y de manera repentina. Por el lado contrario, la depresión posparto afecta a unas 15 mujeres de entre 100 y suele ser más habitual en aquellas personas que no suelen buscar ayuda para expresar sus emociones. Sus síntomas son habituales durante los 3 primeros meses desde el nacimiento del niño, pudiéndose alargar su duración si no se trata a tiempo.

Los trastornos del estado de ánimo como la tristeza posparto, la depresión posparto o la psicosis posparto son actualmente un problema de salud pública debido al alto número de mujeres que los padecen y sobre todo por la perturbación que suponen para la salud física de la madre y cómo puede afectar al vínculo materno-infantil, a la pareja o a todo el entorno de la mujer.

Clasificación de depresiones posparto

pathdoc || Shutterstock

Lo cierto es que una depresión posparto puede derivar en un cuadro psicótico cuando sus síntomas ya incluyen los mencionados anteriormente. Entonces, pasamos a un estado depresivo más grave en el que también aparecen conductas psicóticas que pueden dañar tanto la salud de la madre como la del pequeño. A diferencia de la psicosis posparto, la depresión puerperal tiene los siguientes síntomas:

  • Tristeza.
  • Sentimiento de vacío en el vientre.
  • Cansancio.
  • Irritabilidad.
  • Insomnio.
  • Pérdida de apetito.
  • Pérdida de apetito sexual.
  • Falta de vínculo afectivo con el bebé.
  • Sentimiento de culpabilidad.
  • Incapacidad para cuidar del niño.
  • Ansiedad.

En cualquier caso, ambos trastornos han de ser tratados adecuadamente por un psicólogo o psiquiatra en salud mental perinatal para afrontar el problema lo antes posible.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
  • BARRIO, E. A.. Trastornos del estado de ánimo en el postparto. 2000 Consulta en línea http://www.mgyfsemg.org/medicinageneral/mayo-2000/452-456.pdf
  • OVIEDO LUGO, G F, MONDRAGÓN, V J, Trastornos afectivos posparto. Universitas Médica  2006, 47 Consulta en línea: https://www.redalyc.org/html/2310/231018675004/  ISSN 0041-9095
  • MEDINA, E. Diferencias entre la depresión posparto, psicosis posparto y la tristeza posparto. Consulta en línea: https://www.medigraphic.com/pdfs/inper/ip-2013/ip133h.pdf
Licenciada en Periodismo y Comunicación, llevo más de 3 años trabajando y redactando sobre temas de maternidad. Me considero una persona organizada, creativa, perfeccionista y amiga de las palabras, por lo que escribir es mi pasión y el mundo de la maternidad y la comunicación mi devoción.

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account