Parto

¿Qué sientes cuándo ves a tu hijo por primera vez?

Dicen que el amor verdadero llega cuando ves a tu hijo por primera vez. En este momento se establece un vínculo emocional único y para toda la vida. De todas formas, no todas las madres reaccionan de la misma manera cuando ven a su hijo tras el parto, entonces, ¿qué se siente al ver a tu bebé por primera vez? intentamos explicarlo a continuación:

Qué sentiste al vera tu bebé por primera vez

HTeam || Shutterstock

Los sentimientos que surgen al conocer a tu bebé por primera vez

Ver a tu hijo por primera vez es una experiencia que has estado esperando durante las 40 semanas del embarazo. Las emociones de miedo e ilusión se entremezclan porque sabes que, a partir de ahora, esa pequeña criatura dependerá exclusivamente de tus cuidados.

Seguro que has estado enamorada más de una vez y, tal vez, hayas pensado que no existe amor más grande que ese. No estabas en lo cierto. El verdadero amor llega a tu vida cuando conoces a tu hijo por primera vez. Un instante mágico incomparable con nada. Y es que el amor por un hijo es interminable. No se acaba nunca.



Cuando veas a tu hijo por primera vez tras el embarazo te parecerá el niño más guapo del mundo. Y sentirás un flechazo en el corazón. Este sentimiento les sucede tanto a madres como a padres. No algo exclusivo de las mamás. Ellos también sienten un profundo amor que les hará luchar por su pequeño sacrificando lo que haga falta en su vida.

Estos meses has sentido a tu hijo dentro de tu vientre, ya has trabajado el vínculo maternal con el bebé y eso se nota. Se movía y podías notar como crecía en tu interior. Ya entonces empezaste a sentir que lo querías. Sin embargo, este sentimiento nada tiene que ver con el que sentirás una vez que te coloquen a tu pequeño en brazos. Te parecerá un ser maravilloso y vulnerable. Las lágrimas caerán por tu rostro y seguro que hasta llegas a sentir miedo.

Vinculo entre el bebé y la mamá

HTeam1000 || Shutterstock

El sentimiento de ser madre lo forman un cúmulo de emociones encontradas difícil de explicar. De repente, llegaste sola al hospital con tu pareja y te vas con un nuevo miembro en la familia, el bebé. Y ¿ahora qué? Es lógico sentir esa incertidumbre al principio. Lo bueno es que el amor por tu hijo siempre será más grande que el propio miedo a no saber cuidar de él.

La mayoría de las madres experimentan los siguientes sentimientos al conocer al bebé por primera vez:

  • Emoción intensa al ver por primera vez su rostro. Alegría y ganas de llorar. Las hormonas están a flor de piel y tu cuerpo y mente irán por separado. Y es que los niveles y los cambios hormonales afectan después del embarazo en la etapa posparto.
  • Miedo y preocupación. Lo verás tan pequeñito e indefenso en las primeras horas al recién nacido que tendrás dudas acerca de si serás una buena madre para él. No lo dudes. Tu hijo y tú vais a ser inseparables.
  • Instinto maternal desarrollado. Solo desearás estar junto a tu hijo. El instinto maternal surge cuando llega el momento preciso, sólo querrás cuidarlo y mimarlo. Cada día juntos será un nuevo reto, pero con cada sonrisa y pequeño avance de tu hijo sentirás una gran emoción y orgullo en tu interior.
  • Angustia y estrés. Empieza una nueva etapa de la que todo el mundo te había hablado durante el embarazo. Todo es nuevo y tu hijo se criará mientras tú aprendes a ser madre. Todas las primerizas lo han conseguido y tú no vas a ser menos. Los dos vais a estar genial juntos.

Ser madre es una experiencia única en el mundo que solo las mujeres tenemos la suerte de vivir. Llegado el momento de tener a nuestro hijo en brazos todo cambia. El amor verdadero llega a nuestras vidas y ya nadie lo podrá cambiar jamás.

Forgot your details?